Portada » Blogs » Tales of Shergiock » [Opinión] Cosas que no me gustan de Tales of
1

[Opinión] Cosas que no me gustan de Tales of

Compartir

[Opinión] Cosas que no me gustan de Tales of

Tales of es una franquicia JRPG que me encanta, y como buen fan de sus juegos, tengo que saber hacer autocrítica y ser honesto conmigo mismo, no teniendo reparos en decir las cosas que no me gustan de sus juegos. Creo que es una forma muy sana de jugar a videojuegos, ser consciente de que no son perfectos, por mucho que te gusten, y aunque no tengas que estar con el comecome de lo malo, saber disfrutar de lo bueno que tienen sus juegos.

En este caso me quiero centrar las cosas que no me gustan y que hasta directamente me parecen horribles de Tales of, el tercer gran JRPG de los videojuegos. Como por desgracia sé que este tipo de contenidos, el negativo, el de crítica negativa (ya sea constructiva como este caso o destructiva) suele ser el que más tráfico genera, si me lo permitís a lo largo del artículo iré dejando otros enlaces para invitaros a leerlos y que despierte un posible interés en Tales of. No perdamos más el tiempo, ¡y comencemos! (aviso, no habrá mucho spoiler gordo, pero tal vez haya cositas que prefieras descubrir por tu cuenta).

Openings «adaptados a Occidente»

Entiendo que cuando Tales of empezó a meter la cabeza en Occidente tal vez no era buena idea que el opening tuviese una canción japonesa, y de hecho el tema musical que suena en la versión de GameCube de Tales of Symphonia me gusta bastante, y lo entiendo, pero lo que no comprendo es que, por ejemplo, los openings de the Abyss y Zestiria lleguen en instrumental, que el de Graces lo pongan en inglés

Son cosillas que no es el fin del mundo pero es bastante molesto. Menos mal que esto no parece que se vaya a repetir más. Os dejo por aquí mi TOP 10 openings favoritos para que disfrutéis de buena música.

Las infames mazmorras finales

Imagina que ya solo te queda la última mazmorra con su respectivo jefe final para terminar el juego pero esta es tan enrevesada y laberíntica que tienes que dedicarle cientos de horas. Así son las mazmorras finales de los Tales of. Probablemente cientos de horas no, pero su par de horas la primera vez es probable que no te la quite nadie.

Aunque el problema no es el tiempo que pasas, sino que no sabes muy bien qué hacer o cómo hacerlo. De estas mazmorras, me gustaría destacar tres. La primera es la de Tales of Hearts R, la cual recuerdo cuando la jugué hace más de un año que se me hizo muy cuesta arriba, con todos esos puzles, el no saber qué tienes que hacer, cómo hacerlo… Sumado a encuentros aleatorios de enemigos.

Te acabas estresando. O si no, la de Tales of Graces, que tiene un puzle con unos colores que… Madre mía. Pero luego está la de Tales of Symphonia, que te da a elegir si quieres completarla y conseguir algunas mejoras como un arma más potente o si directamente vas a por el jefe final. Sin duda se me hizo un sistema de mazmorra final bastante interesante y curioso.

La magia y su uso «un poco meh»

A pesar de que me encanta el sistema de combate, y los hechiceros tanto de magia blanca como negra me encantan, en Tales of la verdad es que siento que sí, mola tenerlos de apoyo, pero jugar con ellos se me hace un poco pesado. Realmente esto es algo muy personal y sería incapaz de achacárselo al juego.

Me explico. En Tales of los combates son enérgicos, frenéticos, con un sistema de combos curioso. El hecho de tener un personaje que está parado y que solo usa hechizos… Se me hace un poco aburrido. Por supuesto el Namco Tales Studio se ha dado cuenta de este «problema» y le ha dado ataques físicos a los magos, para que puedas atacar y lanzar hechizos cómodamente.

Como bien os digo esto es algo muy personal y no lo pondría como punto negativo, pero nunca está de más mencionarlo.

Algunos villanos «Yeager y se van»

Esto sí que me duele. Cuidado spoilers. En cualquier obra de ficción siempre me gusta fijarme en los antagonistas, en los villanos, pues creo que tienen mucha más personalidad que los buenos, los héroes, y que son muy interesantes de conocer sus motivos y si realmente son tan malos como el juego nos aparenta (claro, para que los buenos queden como los buenos hacen que los malos maten a alguien para que no te encariñes tanto).

En cuanto a los villanos finales estos se quedan siempre hasta que termina el juego, pero siempre están esos secundarios que: o mueren heroicamente como Botta en Tales of Symphonia, de una forma patética y poco honorable como Hawk en la secuela, de una forma fría como Dist de Tales of the Abyss… O el que probablemente más me haya dolido, Yeager de Tales of Vesperia (¿cuántos habéis pillado el juego de palabras con el subtítulo :P?).

Yeager me encantó, me pareció un villano secundario muy interesante (Dist también, pero lamentablemente se quedó en mero recurso cómico). No voy a soltar muchos spoilers, sobretodo por temas de por qué es «malo», pero que su final sea, literalmente, «hola qué tal, matadme o dejad que os mate» y luego sus compañeras no vuelvan a aparecer y es como si no hubiese existido nunca… «Llega y se va». Me dolió mucho, la verdad, me encariñé mucho con el personaje (y eh, Vesperia tiene dos muertes muuuuuy satisfactorias. Yuri, eres el mejor).

¿Solo cuatro personajes en combate?

Este problema con el tiempo se ha ido mejorando, e imagino que en Arise mantendrán algo parecido. Menos en algunos casos como Tales of Innocence de DS donde solo puedes tener tres personajes a la vez, en la mayoría de Tales of puedes tener hasta cuatro personajes. Esto puede estar bien, pero también puede ocasionar sus problemas.

Por una parte, si no eres un temerario como yo, siempre tendrás un mago blanco en el equipo para curarte. Ya tienes un espacio. Tal vez el protagonista no te mole mucho y no sea obligatorio usarlo en algunos combates, pero si lo es en ese caso seguramente querrás tenerlo en el equipo para que no se vea afectada su experiencia y estado. Ya tienes dos.

Luego puede que haya un personaje que jugar con él no te guste pero lo amas, tanto que quieres tenerlo en el equipo. Nos queda solo un hueco… Y hay que decidir. Juegos como Tales of Berseria solucionan esta mecánica permitiéndose cambiar de personaje en mitad del combate a cambio de un pequeño sacrificio, pero se agradece cuando quieres un poco de aire fresco. Incluso los miembros del equipo controlados por la IA también pueden cambiar automáticamente.

Juegos solo con doblaje inglés

Aquí no me quiero centrar mucho, entiendo que las entregas de GameCube, PlayStation 2 y Nintendo 3DS vengan solo en un idioma por temas de espacio, ¿pero qué motivos hay, por ejemplo, para que Tales of Graces f y los Xillia de PlayStation 3 no tengan este doblaje ni como DLC? Que también, para defender a quienes prefieren el doblaje en inglés, en Tales of Hearts R solo está el japonés.

Tales of con encuentros aleatorios

Aquí tampoco me centraré mucho pues son pocos los juegos, pero en los JRPG modernos (y en los clásicos también aunque entiendo que puede ser por falta de potencia en las consolas) no me gusta nada dar dos pasos y empezar un combate, muchísimo menos cuando estoy resolviendo un puzle. Le quita toda la gracia.

Cosas metidas con calzador

Realmente tampoco quiero meterme mucho con este tema, pero odio con toda mi alma que me metan cosas con calzador en las producciones audiovisuales. Algunas soy capaz de perdonarlas, si veo que me ha molado mucho (aunque siempre sabré en lo más profundo de mi corazón que se ha metido a la fuerza).

Pero otras… Qué queréis que os diga, el robot de Tales of Hearts creo que no sabían muy bien qué hacer con él, que tenían que crear un octavo personaje y ahí lo tienes. No pasa mucho, por supuesto, pero… Necesitaba soltarlo.

Las eternas conversaciones-evento

Uf… Nos metemos en terreno peliagudo. Tengo que decir que me encantan estas «conversaciones-eventos» (skits en inglés) en especial cuando son momentos cómicos (las de Berseria y Graces con Pascal son una delicia), y cuando son cosas de la historia que enriquece el guion me gusta mucho…

Pero cuando termino una, y luego viene otra, y otra, y otra, y otra… Al final acabas pasando los diálogos, más cuando ya te has pasado el juego varias veces. En algunos Tales of más modernos este problema se soluciona permitiéndonos pasar los textos cuando queramos pulsando un botón, pero en más de una ocasión directamente he quitado el evento.

En Occidente nos quedamos solo con los juegos

Y no con todos (menudo dolor me provoca que sí nos llegase Tales of Hearts R pero no Innocence R). Entiendo que esto se puede deber a diferencias culturales, e incluso que Tales of poco a poco está llegando con más fuerza a Occidente, y es comprensible y lo veo normal.

Pero no creo que pasase nada por un día o dos que vengan a España a tocar la Tales of Orchestra… ¿No creéis? Nos llegan musicales de Final Fantasy, de Zelda, de Xenogears… Venga Bandai Namco, ¡os estamos esperando en la cola haciendo camping!

Tales of Symphonia: Dawn of the New World

Había que meterlo. Sí, había que hacerlo. Tales of Symphonia Dawn of the New World (conocido por los fans como Tales of Symphonia 2) no es, para nada, ni un mal videojuego ni un mal Tales of, al contrario, mejora muchas cosas del primer título: personajes más estilizados, expresiones faciales mejor trabajadas, secuencias, actualiza el sistema de combate, añade una función estilo Pokémon en la que puedes capturar y entrenar esbirros enemigos, su historia está bastante bien y está muy bien elaborada, digna de un JRPG convencional, posibilidad de tener final bueno y final malo, el «árbol» de habilidades está mejor trabajado…

ToS 2 lo tenía todo para ser una secuela digna de uno de los títulos que más ha marcado a sus fans, tanto que incluso muchos queremos la inclusión de su protagonista, Lloyd Irving, en Super Smash Bros. Ultimate, incluso tiene un inicio digno de los orígenes de Tales of, con una reconocida ciudad de la primera entrega en llamas, en la que aparece Lloyd afirmando que quienes no estén de acuerdo con la Iglesia de Martel tienen que morir, este mata a los padres de Emil, el protagonista, te quedas rayado del palo «¿cómo es posible que Lloyd sea malo?» A medida que avanzas escuchas una frase que a mi, con unos 13 años cuando lo jugué, todavía sigue en mi memoria: «el coraje es la magia que convierte los sueños en realidad».

Pero a medida que avanzas ves que a menos, que va a peor. Los personajes de la primera entrega aparecen porque sí, no les ves tratados con cariño, los puedes usar cuando el juego te lo permite, aunque la historia sabes que está bien no es lo que quieres porque ese «Symphonia» del título marca mucho, demasiado. Y hay tantísimas incógnitas que todavía están en el aire del primer título… Que tal vez una secuela dos años después del final del primer juego no habría sido lo más acertado. Una precuela habría sido mucho más interesante.

Con todo esto os quiero decir que, desde luego, ToS 2 es un buen juego, un buen JRPG, un buen Tales of, pero una secuela horrible del primer juego. Si lo juegas como juego propio, estándar, y ya, es posible que sí te guste mucho, pero si lo juegas sabiendo todo lo que significa e implica ese «Symphonia» del título… Ves que le pesa mucho ese título. Demasiado. A día de hoy me sigo preguntando por qué Namco hizo esto, cómo se le pudo pasar por la cabeza… En cuanto a las otras secuelas, la de Destiny no la he podido jugar, pero la de Xillia sí os puedo afirmar que es casi mejor que la primera. Pero eso es para otra ocasión.

La infravaloración de Tales of

Lo mejor hay que dejarlo para el final. Seguramente ya hayas leído el artículo que he dejado al principio sobre por qué Tales of es el tercer gigante del JRPG junto con Final Fantasy y Dragon Quest, y hoy quiero intentar dar más detalles. Lo primero es darle un pequeño tirón de orejas a Bandai Namco porque desde el 2006 están fusionadas ambas empresas y realmente hasta 2011 con los Xillia no ha habido mucho apoyo en Occidente.

Actualmente la empresa defiende más que correctamente su franquicia, con los juegos traducidos, en físico (al menos en consola), llegando a Occidente e incluso algunos son multiplataforma. De esos juegos tenemos Xillia, Xillia 2 y Graces f exclusivos de PlayStation 3, Tales of the Abyss en Nintendo 3DS (sin traducir por desgracia), y el resto, Symphonia, Vesperia, Zestiria, Berseria y el futuro Arise están en varias plataformas. Lo más acertado desde luego ha sido llevar ese Symphonia HD a Steam, plataformas en la que prácticamente todo el mundo puede jugar (y además está muy barato).

Realmente sería muy injusto decir que Bandai Namco no cuida bien Tales of. Luego tenemos a la comunidad, pero no la fans, sino la de jugadores en general. No quiero tampoco meter a toda la comunidad en el saco, desprecio mucho el generalizar, y todo al final se acaba resumiendo en opiniones y gustos. Lo que realmente quiero destacar es el mismo mensaje que siempre comparto en cualquier debate sobre videojuegos.

Da igual si nos gusta más un videojuego que otro, si nos apasiona más un JRPG que otro, si queremos un personaje u otro en Super Smash Bros., si preferimos una compañía o consola u otra, da igual si creemos que es mejor un juego que otro, da lo mismo. Lo que realmente importa es que amamos los videojuegos, y nadie tiene derecho a decirle a nadie que no puede soñar, que no le puede gustar o dejar de gustar algo, que su opinión no es válida. Nadie tiene derecho a quitarte tu derecho a opinar (estamos hablando de videojuegos, recuerda), y si alguien viene y te saca todo lo malo de algo que tú defiendes, te gusta y lo vives… Sonríe, has conseguido que, al menos, una persona te escuche.

Sergio, ¿qué tiene que ver este mitin con que Tales of esté infravalorado? Como experiencia personal, me he encontrado con gente que también ama Tales of, así como también gente crítica, pero constructiva como he sido en este artículo, negativa. Pero también me he encontrado gente muy cruel y miserable, que entiendo que al ser una franquicia que no ha sentado mucho en Occidente hasta ahora no sepan apreciar su importancia.

Pero una cosa es eso y otra muy distinta decir que es mala franquicia JRPG, que su sistema de combate es malo (se escudan en que no lo controlan, cuando realmente creo que ni lo habrán intentado. Y eso no es el problema, el problema es cuando juzgas diciendo que es malo cuando en realidad quieres decir «no llego a controlarlo», que no es muy complicado, mucho menos con el modo semi-automático, pero imagino que cualquier excusa vale), que sus historias o tramas son malas. Eso denota odio hacia los videojuegos, y te puedo asegurar que puedes criticar y argumentar todos estos detalles sin caer en el odio más absoluto.

Poco más tengo que decir. Muchas gracias por haber llegado hasta aquí y por estar siempre que os necesitamos. Un abrazo, y nos vemos en el siguiente artículo.

[Opinión] Soy un orgulloso fan de Tales of


Compartir