Portada » General » Opinión » [Opinión] Tales of, el tercer gran gigante del JRPG
1

[Opinión] Tales of, el tercer gran gigante del JRPG

Compartir

Cuando hablamos de la historia del JRPG el primero que nos viene a la cabeza es Final Fantasy. A pesar de que un año antes Enix publicó en NES Dragon Quest, fue Square quién en 1987 escribió un capítulo entero de uno de los géneros más queridos de los videojuegos. El hecho de que Final Fantasy saliese de Japón así como una publicidad bien elaborada, fue clave para el éxito de la franquicia, que hoy firma más de 15 juegos en su saga principal así como multitud de spin offs.

En la historia del JRPG, que se vivió en su época dorada de NES, SNES y PSX en el periodo de los años 80 hasta principios del 2000, muchos han sido los títulos que han escrito una página en la historia: Mother, Ultima, Illusion of Time, Chrono Trigger, Secret of Mana, Fire Emblem, Phantasy Star, Ys, Dragon Slayer, Shining Force, Super Mario RPG, Lufia, Terranigma, Star Ocean, incluso Harvest Moon o The Legend of Zelda sin ir más lejos.

Pero de entre todos estos hay uno que sigue despuntando. Una franquicia que sigue sacando juegos, tanto principales como spin offs, con varias adaptaciones anime, su propia orquesta oficial y evento fan anual, y una base fan unida y consolidada que sigue disfrutando de los títulos como el primer día. Un JRPG que pasó muy desapercibido en su momento por varios factores que le supondrían un problema muy serio hasta que pasasen 8 largos años. Estamos hablando de Tales of Phantasia.

Si estás leyendo este artículo es probable que hayas jugado a este título, u otros juegos de la franquicia, o sobretodo es posible que ni hayas jugado a Phantasia ni a ningún otro juego de la franquicia. Este artículo lo voy a escribir para ti, con el objetivo de conseguir tu atención por la franquicia y que te pique el gusanillo de, aunque sea, buscar gameplays en YouTube. El objetivo no es más que fomentar Tales of Phantasia y la saga en general así como el cariño y aprecio, y no se tolerarán faltas de respeto hacia ningún otro JRPG mencionado por los motivos que sean.

Hace relativamente poco terminé esta obra oculta de SNES que, por cierto, podéis encontrar parcheada al español. Aunque ya le hice un repaso, creo que es menester escribir un artículo más elaborado en un medio de comunicación, ya que en mi investigación por contenido de Tales of en la comunidad española, apenas he encontrado algo más que gameplays (por supuesto hay un montón de contenido genial de los fans), y si puede ayudar a la franquicia a expandirse, estaré encantado de crear todo el contenido necesario.

Jugando esta primera entrega me di cuenta de que Namco ya tenía claras sus intenciones con Tales of y cómo iba a ser. El juego estaba completamente adelantado a su época. Un 15 de diciembre de 1995 comenzaba lo que sería el inicio de uno de los tres grandes titanes del JRPG y que sin duda sería un soplo de aire fresco para un género en el que el combate por turnos, tan querido por la comunidad, estaba a la orden del día.

Tales of Phantasia era un portento en todos sus aspectos. Lo que estáis viendo en esta imagen es un fotograma de la versión original de SNES, como podéis ver, con unos sprites tanto de personajes como de escenografía completamente limpios. Y no solo estamos hablando de gráficos, sino que además musicalmente Motoi Sakuraba, compositor, junto con Shinji Tamura, hicieron historia. No solamente el juego cuenta con una banda sonora impresionante, sino que además fue de los primeros en añadir voces digitalizadas para los ataques especiales de los personajes así como un opening cantado.

Sí, habéis oído bien, un juego de Super Nintendo, con un opening cantado, ¡sin problemas ni recortes ni nada, explotando al máximo la potencia de la consola! En el momento en el que lo viví… No tenía palabras. ¿Cómo podía ser esto posible? Estaba maravillado, sin palabras… Sencillamente no podía saltar el opening, cada vez que empezaba a jugar tenía que verlo. Si quieres ver el opening, haz clic en la imagen de arriba.

Pero no todo es fardar de potencia, y es que Phantasia cuenta con una historia demasiado oscura para su época. Nada más empezar el juego, empezamos con el jefe final, Dhaos, siendo derrotado por cuatro héroes. 10 años después, este regresa, y un día tranquilo en la vida de Cless Alvein, nuestro protagonista, volviendo de caza con su amigo Chester, se encuentra con su pueblo completamente destrozado, con todos sus vecinos muertos, incluidos sus padres.

Por si fuera poco, al acudir al pueblo de su tío desesperado, también es traicionado por este, quitándole su colgante el cual es una de las llaves que selló a Dhaos. Cless es apresado y llevado al calabozo, donde al escapar se encontrará con el cadáver torturado de una mujer y su hija, Mint, la cual quiere saber dónde está su madre pero Cless piensa que es mejor que no lo sepa. Poco después, tras la resurrección de Dhaos, son enviados en el último momento al pasado, 100 años antes de su tiempo.

Perdidos en un mundo atemporal, deberán reunir un equipo que les ayude a derrotar a Dhaos. Ahora, la pregunta que os hago es, ¿es posible que haya paradojas temporales? ¿Y si en el presente del juego pasó algo en el pasado debido a este viaje temporal que cambió algo? Todas estas preguntas, y más, os las iréis haciendo a medidas que avancéis.

Por si fuera poco, Phantasia da nombre a un estilo de sistema de combate, Linear Motion Battle System. Un sistema similar a los juegos de lucha 2D del momento, como Street Fighter 2, en el que nos debíamos mover de derecha a izquierda y podíamos usar hasta cuatro ataques especiales así como los ataques normales. Por supuesto no faltan los objetos y, como buen JRPG, el equipamiento.

Tenemos a nuestro disposición a un espadachín, una maga blanca, maga negra, arquero e invocador. También es posible desbloquear un personaje secreto basado en una ninja. En esta versión de SNES solamente podremos controlar a Cless, pero en posteriores versiones podremos elegir al personaje que queramos. Otro detalle es la posibilidad de cambiar la formación, decidir en qué posición estarán los personajes al empezar la batalla, así como la estrategia (gastar PM sin dudarlo, no gastarlos, usarlo solo en momentos difíciles…).

Por desgracia, aunque acabas acostumbrándote, no llegas a hacerte del todo con el control y, aunque te guste, sientes que le falta algo. En el siguiente juego, Tales of Destiny, este problema se arregla, pero sabiendo que se trata de un juego de SNES sería bastante injustos condenarlo por completo y no valorar todo lo que trajo consigo este juego debajo de la manga.

Como podéis ver, Tales of Phantasia lo tenía todo para triunfar, para ser un juego recordado por la historia, de poder codearse entre todos los juegos anteriormente mencionados al principio, pero sin embargo el juego tuvo que enfrentarse a la cruda realidad, y aunque es posible que los fans más puretas afirmen que se trata de una injusticia, damas y caballeros, lamento discrepar, pero más que injusticia es una verdadera lástima.

Como hemos comentado, corría el año 1995. Sony ya había lanzado su PlayStation y estaba muy ocupada triunfando con su consola revolucionaria. Nintendo estaba metida de lleno en el desarrollo de su nueva consola, la N64, que saldría el próximo año. Namco estaba sola. Finalmente pudieron sacar su juego al mercado y los japoneses se volvieron locos con todos los avances tecnológicos que ofrecía la Super Nintendo, pero lamentablemente el juego se quedó en el país del Sol Naciente.

Phantasia, al no salir de Japón, en mitad de una lucha con una PlayStation que empezaba con buen pie, con una Nintendo 64 a la vuelta de la esquina, y todo lo que supuso el boom de los polígonos y las tres dimensiones, no logró el reconocimiento que se merecía, al menos fuera de Japón. Eso no era una injusticia, era una lástima. El siguiente título, Destiny, sí llegó a territorio americano, así como Eternia al que bautizaron como Destiny 2 (que no tiene absolutamente nada que ver).

Y después, para PlayStation 2, y solamente en Japón, la verdadera secuela de Tales of Destiny. Cuatro juegos lanzados de los que solo la mitad salieron de Japón y únicamente en América. El reconocimiento de Tales of estaba en peligro, parecía que se iba a convertir en una franquicia JRPG «only Japan», pero, un 29 de agosto de 2003, llegó el juego que lo cambió todo.

8 años tuvieron que pasar para que Tales of llegase a Europa, y lo hizo por todo lo alto. No solo fue un vende consolas para GameCube y Nintendo, sino que además enamoró a quiénes lo jugaron, considerándolo como uno de los mejores JRPG de la historia, el mejor Tales of, y hasta incluso hay una avalancha de solicitudes para ser a su protagonista, Lloyd Irving, en Super Smash Bros. Ultimate. Os estamos hablando de Tales of Symphonia, título exclusivo temporal en Occidente para GameCube hasta su llegada 10 años después a PS3 con su secuela en un recopilatorio HD con añadidos no disponibles en GameCube y posteriormente en Steam.

Symphonia fue la clave para que Tales of triunfase en Occidente. Localizado en prácticamente todos los idiomas, con una historia simpática pero seria, con momentos en los que puedes caerte de la silla de la risa o bien puedes asustarte e incluso derramar alguna lagrimilla. Con multitud de jefes, zonas, artes y misiones secundarias opcionales, escondidos, dos grandes mundos por explorar, un sistema de combate perfectamente cuidado carismático de la franquicia, una banda sonora de ensueño, completamente rejugable, con dos finales, uno bueno y otro malo, y además con beneficios gracias al rango que se obtiene en las batallas…

Tales of Symphonia era el acierto. Por supuesto cuenta con muchos errores, como por ejemplo hay momentos del juego en el que tienes que conseguir que Lloyd tenga afinidad con personajes en concreto para ver escenas especiales, y si no cumplen ciertos requisitos tendrás que empezar la partida desde el principio para ver dichas escenas. Pero estos errores son minucias comparado con todo lo bueno que ofrece.

Y claro, digo yo que un juego tan importante como este podría tener una secuela o precuela que respondiese a las dudas que dejó el título, ¿no? Pues… Sí, efectivamente existe una secuela, pero no del modo que hubiésemos esperado. 5 años después, en exclusiva temporal para Wii, Tales of Symphonia Dawn of the New World (Tales of Symphonia 2, vamos) llegó para… Destruir todo lo que hizo el primer juego.

No hay que malinterpretarlo, Symphonia 2 es un muy buen juego y muy buen Tales of, pero es una secuela horrible, con una trama insulsa, que no dice nada, que no aporta nada. Da la sensación que la tropa del primer juego está metida con calzador, y no debería haber sido así. Symphonia 2 es ese juego que, si tal vez hubiese tenido otro nombre, habría gustado. Ese Symphonia en el título le pesa mucho.

Incluso, qué demonios, podría haber sido una secuela pero unos 2.000 años después del primer juego (cabe destacar que Phantasia es una secuela de Symphonia 4.000 años después). Así solamente tendríamos a ciertos dos personajes vivos para ese momento y, aunque no hubiesen sido controlables o solo salen un momento o como secundarios, los que amamos el primer título no nos habría sentado como un jarro de agua fría esta entrega.

Tras el lanzamiento de Symphonia, poco a poco en América comenzaron a llegar otro juegos, como Legendia, Abyss (que saldría en 2011 en Europa para 3DS), Eternia y Vesperia, que llegó solo como exclusiva de Xbox 360 y muy disimuladamente. En Japón se quedaron Innocence, Hearts y Graces, hasta que finalmente Namco, ya fusionada con Bandai, lanzó traducido en Occidente Tales of Xillia en 2011. Desde ese momento, empezaron a llegar algunos Tales of que se habían quedado en el tintero, estableciéndose por completo en Occidente y quedando solamente, de los juegos de la saga principal, 5 por llegar a Europa y 3 a América.

Para hacer un esquema mental, en 1995 nace Phantasia, 8 años después en 2003 llega Symphonia, atrayendo 4 juegos posteriores de los 7 lanzados hasta que otra vez 8 años después saliera Xillia en 2011. Desde ese año, Tales of está completamente asentada en Occidente llegándonos sus nuevos juegos traducidos, doblados tanto al inglés como al japonés, y poco a poco llegan otros juegos a modo de remake, remaster o port.

Como podéis ver, Namco no ha parado. Han pasado los años y han seguido lanzando juegos de su franquicia, que en Japón siempre ha sido un éxito y siempre han amado. Ese es el motivo por el que Tales of no fue reconocida por los occidentales como uno de los pilares del JRPG. Hoy, ya se reconoce a la franquicia el éxito que siempre se ha merecido, y aunque Tales of Phantasia sigue siendo un enorme desconocido para el público europeo y americano, sé que en la actualidad Tales of puede gozar del mismo reconocimiento en su género y codearse con Final Fantasy y Dragon Quest.

En definitiva, os animo encarecidamente a darle una probada a Tales of Phantasia, y a todos los juegos de la saga Tales of. Si amáis el género JRPG no podéis dejar pasar estas entregas, estoy completamente seguro de que os van a enamorar. Como siempre digo, claro que tienen sus fallos, pero, sinceramente, ¿importa? ¿Acaso solo podemos jugar obras maestras? ¿Acaso nos hemos convertido en jugadores/as que catalogamos los videojuegos como «obra maestra» o como «basura»? Existe el término medio, y no debería crearnos ningún tipo de complejo a la hora de jugar.

Siento mucho dar la tabarra, pero últimamente me encuentro con este problema cada vez más frecuentemente, y creo que no es la mejor forma de disfrutar del arte y el trabajo de un gran equipo. Amad los videojuegos y nunca dejéis que las banderas os cieguen.

Me quiero despedir no sin antes darle las gracias a Jin Kisaragi, con el que he hablado para incluir esta primera entrega de tres que actualmente tiene en su canal, de reportajes especiales dedicados a Tales of. Os invito a echarle un vistazo a los tres ya que si no sois fans o no estáis muy situados en la historia detrás de estos juegos, este chico os lo explicará todo con peros y señales.

[Opinión] Soy un orgulloso fan de Tales of


Compartir