//[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Compartir

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Ya es la tercera vez que hablo de The Legend of Zelda: Breath of the Wild en VidaoPantalla. La primera vez fue para explicar mis problemas con el juego, que lejos de centrarme en lo negativo, también escribí sobre cosas que me gustaron y que me parecían positivas. Mas parece que, como era de esperar, la gente siempre se queda con lo malo y se me empezó a considerar como un hater del juego.

Esto es un problema, pues The Legend of Zelda: Breath of the Wild (BotW en adelante) se ha convertido en un título al que no puedes toserle porque en más que probable que te acusen de hater aunque no sea verdad. Pero eso ya lo hablaremos en otra ocasión. La segunda vez que hablé del juego fue para analizarlo, donde tuve que ser lo más objetivo posible, y donde dediqué además casi 250 horas y unas 5 partidas completadas.

Como podéis ver, Zelda es una franquicia muy importante para mi, la segunda para ser específicos, y con Breath of the Wild probablemente he creado el mayor contenido posible dentro de lo que es la prensa del videojuego (os recomiendo mucho el canal de mi amigo Kopurista, El Templo del Tiempo, en el que podéis ver un montón de contenido de la saga).

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Hoy, quiero crear el que, espero, sea el último artículo que tenga que escribir sobre el juego, ya que si he hablado de mis problemas y lo he analizado… Creo que con este ya he exprimido cada centavo del videojuego (sí que es verdad que podría hacer un análisis más técnico sobre el juego, pero creo que ya sería redundar y que no añadiría nada nuevo que no se haya trabajado ya).

Cabe destacar que este artículo puede tener spoilers del juego, aunque siendo uno de los más vendidos de WiiU y Nintendo Switch, dudo que haya alguien leyendo este artículo que no se lo haya pasado o, al menos, visto en streaming. Antes de nada, me gustaría aclarar que vamos a tratar a BotW, en la medida de lo posible, como un juego independiente.

Quiero decir, vamos a evitar decir “es que antes en este otro Zelda” porque creo que no es pertinente. Tenemos que hablar de BotW como lo que es, no como lo que pudo haber sido. Aclarado esto, vamos allá.

Exploración

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Por quitárnoslo de encima rápido, hablamos de la exploración del juego. Sin duda ha sido lo más fuerte del título y lo que más ha llamado la atención del público. El hecho de tener una libertad absoluta una vez terminas el tutorial para hacer lo que te de la gana es algo genial, algo trabajado con mucho cariño, y en el que se nota un esfuerzo sobrehumano.

Me encantaba ir a caballo por todas partes, explorar todos los rincones, subir todas las montañas, descubrir secretos… No obstante, tengo que decir que, para mi gusto, el mundo de BotW es gigantesco, sí, y lleno de vida, pero se siente monótono. Te encontrarás con los goblins en su base que generalmente tendrán sus explosivos, atalayas con moblins, campamentos base…

Y no es que esté mal, para nada, pero igual un mundo tan grande como este podría haber sido un pelín más pequeño para evitar estas repeticiones. Lo que sí que no me gustó nada fueron los kologs. Amo a estas criaturitas de Wind Waker, y me emocionó su inclusión en el juego, pero están mal diseñados.

Son 900 y están escondidos en todo Hyrule, y hay como 7 u 8 formas de conseguirlos, y al final consigues un objeto que no sirve para nada (al menos en esta entrega, quién sabe en la secuela). Habría puesto muchos menos, la verdad, unos 300 o 200. Sí, sé que las semillas sirven para el inventario, sin embargo, ¿no podría haberse hecho de otra forma?

Misiones

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Soy muy fan de los JRPG en los que te ofrecen misiones para conseguir objetos, materiales y demás, y su inclusión en BotW me parece fenomenal. Sí que es cierto que la segunda vez que lo juegas y vas solo a completarlo y ya es posible esquivarlas como es mi caso, mas eso ya depende del jugador.

Le dan mucha más vida al juego, te animan a descubrir cada una de ellas y completarlas. Además no hay tiempos límites, puedes hacerlas cuando quieras. Un buen trabajo si me lo permitís, sé que hay gente que prefiere que esto se lo queden los JRPG, aunque he de decir que últimamente Zelda cada vez es más un RPG (y eso me gusta).

Estilo artístico

Es precioso a más no poder. Un estilo parecido a la acuarela, con detalles muy bien cuidados, con una distancia de dibujado de escándalo, con un mapa perfectamente detallado en todos sus aspectos… 

Entra mucho por los ojos este juego, y además (aunque esto para mi es un handicap y ya) BotW se mueve a 60fps muy fluidos, lo cual siempre se agradece. El diseño de los personajes también es muy bello, algunos son muy parecidos a anteriores entregas como los Goron o las Gerudo que apenas tienen un breve rediseño.

Y luego están los Orni y Zoras, especialmente lo Zoras, que han tenido un rediseño genial y que, creo, es más acorde con su raza. Y hablando de Zoras, mi raza favorita de todo Zelda…

Mipha

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

No soy muy fan de los personajes nuevos de esta entrega. El rey solo sale en un par de ocasiones y no llegas a empatizar mucho con él, lo mismo para con Impa y la niña del pueblo ese donde te dan la cámara. Y sobre los héroes… Revali me parece un chulo playas, Daruk no soy muy de este tipo de personajes, Urbosa no termina de gustarme del todo y Zelda… Soy más de las serias como la de los Oracle of o Twilight Princess (o la de Wind Waker, que en su modo Tetra desprende una personalidad flipante).

No obstante, de todos ellos la que más llamó mi interés e hizo que me enamorase del personaje desde el primer momento fue Mipha. No solo es porque los Zora en mi raza favorita, es que además el personaje es todo lo que me gusta de una persona: simpática, agradable, maja, tranquila, serena, amiga de sus amigos… Lo tiene todo esta chica.

Por si fuera poco es la healer del grupo, lo que le da infinidad de puntos Shergiock a ser un personaje perfecto, y también usa una lanza y su elemento es el agua. Es que, ¿se puede pedir más? Gracias por existir, Mipha.

Banda sonora y sonido

Aquí voy a hacer algo de trampa. Sí, si comparamos a BotW con otros Zeldas la banda sonora se queda muy por debajo, pero como hemos dicho vamos a tratarlo como juego independiente de la saga, y hay que decir que sí, me gusta la BSO del juego. No solo los pocos temas nuevos que tiene, sino también por los temas remasterizados que tiene de otros Zeldas que dan un toque de nostalgia que agradezco.

Sin embargo, cuando hablamos de banda sonora ni hay que olvidar también que existe el sonido, y en este juego, al igual que el tema del sigilo, es genial. Está cuidado al detalle, casi enfermizo, y se siente una inmersión dentro del mundo de Hyrule que soy incapaz de aplaudir y reconocer que, maldita sea, es un trabajazo.

La idea de las Bestias Divinas, pero…

Aún recuerdo como cuando en el segundo tráiler de BotW vi al pájaro (¿Vah Madoh era?). Dije “¿qué te apuestas a que eso es una mazmorra?” Y… En parte no me equivocaba. Me parece una idea genial que estas mazmorras estén “abiertas” por así decirlo, y parece genial el tener que manipularlas para resolver puzles y abrir puertas.

Pero lo que no me gustó nada y me rompió el corazón como fanático de Zelda era que ahora teníamos que pulsar cinco interruptores para seguir adelante. ¿Qué clase de concepto de mazmorra para un Zelda es este? Honestamente, yo aquí habría quitado la idea de libertad absoluta y las habría hecho cerradas y lineales.

Mas queda claro que la idea de Nintendo con este juego era la libertad absoluta, así que fuera de juicios personajes… Sí, he de reconocer que el trabajo funciona, aunque no esté para nada de acuerdo y ni mucho menos las haya disfrutado. Esperemos que la secuela me de buenas noticias…

Meseta de los Albores

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Puede parecer una tontería, pero la Meseta de los Albores me parece el tutorial perfecto para un juego de aventuras en 3D, y para un videojuego en general. La Meseta lo tiene todo: cuatro santuarios para explicarte los objetos de la tabla sheikah, una zona con nieve, kologs, un mini jefe, zonas por explorar vertical y horizontalmente… Lo único malo (o desaprovechado sería la palabra correcta) es lo del tronco para hacer un puente, cosa que prácticamente se hace aquí… Y ya.

Con todo esto, la Meseta de los Albores me parece un tutorial genial para aprender a jugar, y me da lástima que el juego no tenga una demo con solo esta parte. Yo tengo el juego en físico, pero creedme cuando os digo que soy capaz de descargar la demo solo para jugarla cuando me llevo la Switch por allí y por allá para pasear por la Meseta.

Otros

Muy resumidamente, me encanta que una vez terminas el juego hay muchas más cosas por hacer, el inventario está trabajado de forma genial con cada objeto teniendo su respectivo icono, las físicas son sencillamente geniales y hay millones de referencias para que los fans nos volvamos locos.

Conocer Skyrim

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Esto ya tiene poco que ver con el juego, mas quería comentarlo en este escrito. Hasta que no se presentó la Nintendo Switch yo no tenía ni idea de qué era Skyrim, y con el estreno de este juego, mucha gente empezaba a compararlos. A los meses me animé a jugarlo en Steam por la cuenta de mi hermano, y al poco tiempo acabé comprándolo en Nintendo Switch.

Y qué decir… The Elder Scrolls 5: Skyrim es una de las experiencias de videojuegos más satisfactorias que he tenido nunca. Necesitaba un juego como este: un mundo abierto realista por explorar, una historia que diera lo mismo y tuviera variedad de secundarias por hacer, sentirme uno más con el mundo de Skyrim, completar mazmorras… En resumen, tener una segunda vida.

He dedicado más de 200 horas a Skyrim y me duele haberme quedado sin más por hacer. Eso sí, todos los recuerdos de lo que viví en Skyrim, noches enteras jugando, tardes en el campo jugando con los cascos puestos, todo lo que he vivido… Siempre se quedará en mi corazón.

#AñoZelda y comunidad Zeldera

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Finalmente, quiero hablaros de lo verdaderamente importante para mi. Con el lanzamiento de BotW me animé a hacer el #AñoZelda, un reto que consistía en pasarme todos los juegos de The Legend of Zelda en menos de un año. Esto me sirvió para jugar y completar los pocos juegos que me faltaban por terminar.

Esto me hizo conocer entregas como Link’s Awakening, que nunca llegué a completarlo de niño, o el primer Zelda de la NES, que me hizo descubrir uno de los videojuegos más importantes de la historia. Fue una experiencia que le recomiendo a cualquier amante de Zelda, especialmente a los que habéis llegado por BotW.

Porque este título ha llamado a muchos fans a conocer Zelda. Algunos juegan solo a BotW, otros a los remakes, y los hay que han querido adentrarse en los Zelda más clásicos (¡orgulloso me siento!). Es ahora cuando me vendrá un supuesto fan a decir “buash, pero esos no son fans de verdad”. ¿Pero y tú quién eres para decidir eso, acaso tienes potestad para repartir carnets de fan?

[Opinión] Lo que sí me gustó de Zelda: Breath of the Wild

Y así termina mi alegato con todo lo que me gusta de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Ha sido un artículo largo, 5 páginas y más de 2.000 palabras me cuenta Google Docs. Es por ello que no te voy a hacer perder más el tiempo, te voy a dar mi enhorabuena y un abrazo, y mi agradecimiento por haber llegado hasta aquí.

Como recompensa, este pedazo de tráiler que se marcó Nintendo.

 


Compartir