//[Análisis] Resident Evil 3 (remake)

[Análisis] Resident Evil 3 (remake)

Compartir

[Análisis] Resident Evil 3 (remake)

Resident Evil ha vuelto. Tras un sobresaliente remake de la segunda entrega, ahora ha sido el momento de la tercera, que ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC (versión que analizaremos). Se trata de una reinvención perfecta de un clásico estrenado en PlayStation que regresa con nuevas formas de resolver los escenarios que vivimos en Raccoon City. Un shooter en tercera persona con puzles, acción, misterios y, sobretodo, mucho Survival Horror y mucha historia.

Todo comienza el 28 de septiembre de 1998, día en el que Jill decide escapar de una ciudad infestada por zombis. Aquí nos encontramos con una Jill Valentine más destrozada tras los acontecimientos del primer Resident Evil (también conocido como Incidente de la Mansión), con el que perdió toda su credibilidad debido a la corrupción del gobierno de Raccoon City debido a su alianza con la Umbrella Corporation.

Umbrella controla la economía de la ciudad, y nadie puede juzgarles negativamente. Jill sabe la verdad y quiere sacarla a la luz. ¿La ayudarás a conseguirlo? Durante su camino se encontrará con Carlos Oliveira, miembro del U.B.C.S (Umbrella Biohazard Countermeasure Service), que ha recibido una evolución magistral y es muy diferente a su juego original, siendo todavía más profesional y humano, y con su ayuda intentarán huir de la ciudad mientras cumplen con su objetivo.

[Análisis] Resident Evil 3 (remake)

Pero por desgracia no todo serán ayudas, ya que la agente de los S.T.A.R.S. contará con dos enemigos principales: Nicholai Ginovaef, al que conocemos un poco mejor en este remake tras saber de él en el original, y Nemesis, el arma bio orgánica que da un giro radical a su función original y ahora será más interesante, más desafiante, y muchísimo menos ‘obstáculo flojo’ que en su original. No nos malinterpretéis, comprendemos las limitaciones del hardware de la época, pero si tenemos que compararlos, desde luego en Resident Evil 3 remake han sabido darle su propio protagonismo como jefe.

Aquí Nemesis, cuando aparece, no se trata de ‘un zombi más pero más fuerte y resistente con el que gastar muchas balas’, como sí se pudo ver en algunas situaciones del original. En la reinvención, cuando Nemesis aparece se une a la acción del escenario, del nivel. Nemesis no aparecerá sin motivo aparente para ponerte de los nervios como ya lo hacía T-103 (conocido popularmente como Mr. X) en Resident Evil 2 y su remake. No.

Nemesis nos pondrá un desafío de escapar, de huir, la premisa del videojuego. Además, en contadas ocasiones será un jefe que nos someterá a un desafío para seguir adelante, cada uno completamente diferente con sus propias mecánicas. El arma bio orgánica ha regresado por todo lo alto, más escalofriante que nunca, y, sobretodo, con una dificultad más justa y desafiante.

Por supuesto a lo largo de la historia nos iremos encontrando con zombis y demás armas biológicas, teniendo que eliminar estas de una forma distinta al zombi tradicional. Cada una cuenta con su punto débil, descúbrelo, ¡y usa sus debilidades en tu favor! Hay armas desde pistolas, escopetas, ametralladoras… Cada una con sus mejoras que podremos encontrar en los escenarios resolviendo un pequeño puzle o encontrando una maleta o similares escondidos.

Como no, los coleccionables de esta entrega son los Mr. Charlie, 20 en total, escondidos por todo el juego. Afina el oído y escucharás a un muñeco agitar su enorme cabeza. La munición, en cambio, no escasea tanto como en otros juegos de Resident Evil, aunque no debes ir gastando balas sin motivo, a veces lo mejor es huir de los zombis, y para curarnos tenemos el sistema tradicional de hierbas y sprays de primeros auxilios.

Lo mejor, al menos para los amantes de la historia, son los documentos, que estarán por todas partes, y no solo aumentarán el lore de la trama, sino que además nos ayudarán a resolver problemas que tendremos más adelante, como por ejemplo dónde localizar exactamente un objeto en cuestión o un puzle. Toda una maravilla del género y del estilo Resident Evil que, una vez más, regresa con todas sus fuerzas a lo que es y siempre ha sido Resident Evil.

La atmósfera de Resident Evil 3 es simplemente bella. Ya no solo el motor RE Engine es un gran trabajo que ha realizado Capcom, es que además todo lo que ves en el juego es fruto de una dirección de arte magistral, en la que cada detalle, grande o pequeño, relevante o no, siempre está cuidado con el más mínimo detalle. No hablamos solamente de que el juego tiene una potencia gráfica muy grande, sino que su estilo, el arte visual que quiere transmitir, todo, es un deleite para nuestros ojos.

No hay elemento sin su cuidado, y eso denota un gran cuidado, mimo y pulido por parte de Capcom. Y ya no solo es lo visual, sino también lo sonoro, con lo que no tenemos palabras. Ya en Resident Evil 7 hicieron un trabajo simplemente perfecto con el sonido, y aquí no ha sido menos. Entre una banda sonora fiel a la original con temas remasterizados y temas nuevos, así como un sonido bien trabajado para los zombis, armas biológicas y armas… Y el doblaje inglés no se queda atrás.

Por último, quisiéramos hacer hincapié en el tema que más polémica ha generado Resident Evil 3: su duración. En nuestro caso, conociendo muy bien el original, y jugando en modo estándar, la primera partida nos ha durado seis horas. Y, sinceramente, es una duración más que correcta sabiendo que se trata de un Resident Evil (ya que nunca fueron juegos muy largos), y que al tratarse de un remake de la tercera entrega numérica, es muy difícil sacar material para más horas.

Sin embargo, ¿merece la pena pagar un precio de Triple A estándar por una duración aproximada de 6 horas? Nuestra opinión es que… Depende de cómo seas como usuario/a. Una vez terminas el juego, desbloquead una tienda en el menú de bonificaciones con el que puedes comprar armas, mejoras y trajes. El ‘dinero’ que se utiliza lo consigues jugando, y recordemos que los videojuegos, aparte de para disfrutarlos, vivirlos, hablar y debatir de ellos, así como para analizarlos, también se hacen para jugar.

El hecho de ir desbloqueando nuevas armas divertidas para jugar desde una perspectiva diferente al videojuego genera horas y horas de rejugabilidad. Si este argumento os ha convencido, desde luego sí merece el precio que actualmente, con su salida, tiene. Si no es así, cuando baje de precio, os animamos encarecidamente a darle una oportunidad a Resident Evil 3. Ya os confirmamos que no os vais a arrepentir.

Como conclusión final, el remake de Resident Evil 3 es todo un regalo para los fans, un título redondo que combinar con la anterior entrega, así como para adentrarse en una franquicia de videojuegos de Survival Horror que os puede enamorar tanto como ha enamorado a millones de personas en todo el mundo. Infinitamente recomendado.


Compartir