Portada » General » [Análisis] Resident Evil 2 Remake: el regalo atrasado de Navidad

[Análisis] Resident Evil 2 Remake: el regalo atrasado de Navidad

Compartir

Resident Evil 2 Remake ha sido y será, sin ninguna duda, uno de los juegos que marcarán este año 2019. Un remake por el que Capcom nos ha hecho esperar muchos años, años en los que no sólo el género survival horror ha evolucionado sino también la propia saga Resident Evil. Junto al reciente Resident Evil 7, Resident Evil 2 Remake vuelve de nuevo a los orígenes. Pero, ¿es ya demasiado tarde?

Desde que el primer Resident Evil fue lanzado para PlayStation en 1.997, los videojuegos no han parado de cambiar. No sólo gráficamente, también narrativamente, buscando un tono más fílmico, dando como resultado una experiencia mucho mas absorbente. Tanto la primera trilogía lanzada para Playstation como Resident Evil: Code: Veronica o Resident Evil Zero son survival horror. Gráficos 3D pre renderizados, terroríficas escenas de vídeo, ansiedad constante y algún que otro giro de guión.

Resident Evil Remake sigue siendo una auténtica joya hoy en día.

Quizá por ello, Resident Evil Remake no tardó demasiado en aparecer. Lanzado originariamente en 2.002 como un exclusivo para Gamecube, el título sigue siendo una auténtica joya hoy en día. Con la baza de contar con Shinji Mikami,y debido a los avances técnicos de la época, consiguieron mejorar al original. Iluminación dinámica que aún a día de hoy luce de forma increíble, escenarios con mucho detalle, diseño de personajes realistas. Además de ampliación de escenarios y de la propia historia, un punto muy a favor para los seguidores del lore de Resident Evil.

Esto nos hizo pensar que el remake de Resident Evil 2 no tardaría en llegar. Para muchos la segunda parte fue el Resident Evil definitivo. Mayores escenarios, dos personajes con historias diferenciadas, muchos más enemigos y sustos realmente memorables. El problema fue que, a partir de Resident Evil 4, un juego excelente pero alejado totalmente de sus predecesores, la saga sufrió una transformación. Acción a raudales, tiroteos infinitos, pocos sustos y, en general, una búsqueda de un público más amplio. Con el paso de los años, Capcom no parecía interesado en hacer el remake que todo el mundo estaba pidiendo.

Esto cambió en el año 2015, en el que por fin anunciaron que estaban trabajando en ello. No tuvimos las primeras imágenes hasta el pasado E3, en el que lanzaron un tráiler que enloqueció a la comunidad. La fecha de salida estaba próxima: el 25 de enero de 2019 volveríamos con Leon y Claire a Raccon City. Tras completarlo con los dos personajes dejándolo un tiempo en reposo, lo tenemos claro: la espera ha valido la pena.

Esa es la clave de todo remake: hacer de lo viejo algo nuevo, convertirlo en una nueva experiencia, un nuevo recuerdo que quedará en la mente de cada jugador para siempre.

Hacer un remake de un videojuego tan querido como Resident Evil 2 es realmente complicado. Porque contentar a todo el mundo siempre es extremadamente complicado. No sólo se trata de actualizar un clásico y contentar a los fans, sino también de conseguir que nuevos jugadores quieran adentrarse a vivir la experiencia. Porque este Resident Evil no es sólo un juego, es una auténtica experiencia. Una que nos hará recordar los momentos que vivimos aquel año 1.998 pero que, a la vez, viviremos como algo nuevo. Y esa es la clave de todo remake: hacer de lo viejo algo nuevo, convertirlo en una nueva experiencia, un nuevo recuerdo que quedará en la mente de cada jugador para siempre.

Uno de los factores que determinan la creación de todo remake es, sin duda, la evolución en el apartado gráfico. Es la excusa perfecta para la actualización de un juego clásico: se ha quedado desfasado gráficamente. Es algo innegable:  los gráficos de los videojuegos de PlayStation distan mucho de lucir bien hoy en día. Las limitaciones gráficas de la época eran bastante patentes. En 2019 es un problema menos persistente y, por ello, se han esforzado realmente en realizar un acabado gráfico excelente. Puede que algunas texturas individualmente dejen un poco que desear y que algunos modelados nos recuerden mucho a Resident Evil 7, pero esto no empaña un muy buen trabajo. Los escenarios, muchos basados en el juego original, son detallados y hechos con mucho mimo.

El diseño de los enemigos, especialmente los jefes finales, es los suficientemente aterrador como para olvidar el juego original.

Las expresiones faciales de los protagonistas son muy realistas, así como los movimientos realizando ciertas acciones de combate. A destacar lo visibles que son los daños provocados por tiros o puñaladas en el cuerpo de los zombies. Dependiendo del arma que semos utilizando, incluso acabaremos amputando miembros. A nosotros también se nos quedarán las heridas que nos harán los enemigos, dando un realismo mayor. El diseño de los enemigos, especialmente los jefes finales, es los suficientemente aterrador como para olvidar el juego original. Las cinemáticas, aunque algo escasas (echando de menos alguna que sí estaba en el juego original) casan muy bien con el espíritu Resident Evil. No hay nada como poder disfrutarlas sirviendo como apoyo en la historia y funcionando con el motor gráfico del juego.

El sonido es otra de las grandes bazas de este Resident Evil 2 Remake. Han optado por realizar una banda sonora casi totalmente nueva en vez de copiar al juego original en cada escenario. Puede que se eche en falta la música original en algunos momentos, como en los lugares de guardado, pero es un mal menor. Especialmente en los jefes finales la banda sonora es totalmente épica, dando lugar a peleas muy emocionantes. Los efectos de sonido rozan la excelencia, siendo un factor clave en este tipo de juego. Tendremos que agudizar muchas veces nuestro oídos para conseguir averiguar dónde están los enemigos.

Las historias protagonizadas por Ada o Sherry han cambiado de forma radical, resultando especialmente interesante la historia de Sherry.

La historia, de sobra conocida, es en rasgos generales la misma que en el juego original. Es lógico que hayan querido ser lo más fieles posibles al lore del Resident Evil. Esto no significa que todas las escenas claves se repitan, porque no es cierto. Las historias protagonizadas por Ada o Sherry han cambiado de forma radical, resultando especialmente interesante la historia de Sherry. Con menos dificultad que la historia original pero mucho mas asfixiante y aterradora.

Sin embargo, uno de los puntos flacos achacables al juego es la narrativa. El problema está en que esté ya no es un videojuego de 1.998, es un videojuego de 2.019. Se supone que tanto la ruta de Claire como la de Leon transcurren más o menos a la vez, encontrándose en ciertos momentos (momentos muy escasos siendo sinceros). Pero si por ejemplo, juegas primero con Leon y después con Claire, no vemos prácticamente una continuidad en las acciones de uno sobre otro. No sentimos que otra persona haya pasado por allí antes, teniendo que repetir ciertos momentos (como algunos jefes finales) llegando a ser un sinsentido. Se echa de menos un mayor esfuerzo en este apartado, aunque entendemos que el tiempo de desarrollo se habría alargado irremediablemente. Esa falta de cohesión hace que lo mejor sean tomárnoslo como si fuesen realidades paralelas de un mismo evento.

La jugabilidad es una vuelta total a los orígenes, la cual le ha sentado muy bien. Tenemos puzzles muy parecidos a los del juego original, que tal vez hoy en día queden algo obsoletos. Porque era complicado huir de una fórmula prácticamente creada para esta franquicia hace ya más de 20 años. Los puzzles son bastantes fáciles en su mayoría, vas consiguiendo ciertos objetos y buscas dónde utilizarlos. Se trata de ir eliminando posibilidades hasta acabar en la adecuada, ya que en términos generales, es un juego lineal. Realmente no tiene nada de malo, ya que el juego original era así.

Quizás podrían haber intentado aumentar la complejidad de los puzzles individualmente o crear un sistema más orgánico, ya que el escenario de por sí es un gran puzzle. Algunos detalles que han modificado mejorando la experiencia han sido el uso del mapa y la creación de munición, mecánica adquirida de Resident Evil 3. El nuevo uso del mapa es una excelente idea, indicando los objetos que nos hemos olvidado de coger. Una buena ayuda para los más despistados.

Resident Evil 2 Remake recupera al zombie como el gran protagonista del juego, cada enemigo cuenta

Resident Evil 2 Remake recupera al zombie como el gran protagonista del juego. Un sólo enemigo puede meternos en graves problemas, llevándonos a un sistema de ansiedad constante. Ahora más que nunca nos olvidamos de los juegos de acción y nos sumergimos en el survival horror. La dificultad de este remake reside en que cada enemigo cuenta y no podemos ir matando aleatoriamente. La munición es escasa incluso en modo normal, y para matar a un zombie utilizando la pistola necesitaremos al menos seis tiros. Incluso con varios tiros en la cabeza tardará en caer, pudiendo dispararles en las piernas y dejando que se arrastren en nuestra busca.

Las mecánicas de ciertos enemigos incluso han mejorado con respecto al original. Los lickers son aún mas temibles y sigilosos y Míster X prácticamente no tendrá muros para conseguir alcanzarnos. Nunca un enemigo fue tan terrorificamente pesado, teniendo que intentar que nos pierda de vista constantemente. Esto nos incentiva a utilizar la estrategia como una baza a nuestro favor, intentando comprender los puntos flacos de cada tipo de enemigo.

Aunque la duración no es nada fuera de lo normal, si sigue la estela de juegos anteriores de la saga. Tendremos que acabar el juego al menos con los dos personajes, ya que algunas situaciones, personajes secundarios o jefes finales serán diferentes. Esto nos llevará unas 16 horas, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta los estándares actuales. Además tendremos un sistema de logros, alguna sorpresa y un DLC gratuito que fue lanzado hace apenas 15 días. Con el éxito que ha tenido este Resident Evil 2 Remake la pregunta que ahora nos hacemos es: ¿tardará mucho en llegar un Remake de Resident Evil 3?

En resumen

Lo mejor:

  • El apartado gráfico y sonoro es excelente, la combinación de ambos nos somete a un estado de ansiedad difícil de igualar.
  • Las mecánicas jugables de los enemigos son más interesantes que nunca, teniendo que utilizar la estrategia en muchas ocasiones para salir victorioso.
  • La mayor parte de las situaciones que han cambiado con respecto al juego original, han mejorado el juego sustancialmente.
  • Una vuelta a los orígenes de la saga, algo que llevábamos mucho tiempo esperando (y que ya obtuvimos en Resident Evil 7).

Lo peor :

  • La narrativa es mejorable, pareciendo en algunos momentos que Leon y Claire no están dentro de una misma realidad (raccord de continuidad).
  • Algunas texturas y expresiones faciales de los personajes secundarios no están del todo conseguidas.
  • Podían haber intentado aumentar la dificultad de los puzzles, son demasiados fáciles en comparación con situaciones en las que prima la superviviencia.
  • Puede que para los novatos, el modo normal les de algún quebradero de cabeza, nunca un zombie del montón tardó tanto en caer.

Como conclusión, Resident Evil 2 Remake debería de ser un ejemplo de como es hacer un buen remake. Un juego que coge todo lo bueno del original, lo actualiza y consigue dotarlo de personalidad. Puede que tenga algún punto flojo, pero esto es compensado por sus extraordinarios puntos fuertes. Hacernos sentir como hace 20 años no es nada fácil, y conseguir generar nuevos recuerdos parecía casi imposible. Está claro que Capcom lo ha conseguido.

Resident Evil 2 Remake se encuentra disponible en PC, XBox One y Playstation 4. Hemos realizado este análisis con la versión de Playstation 4.

Resident Evil 2 Remake ha sido y será, sin ninguna duda, uno de los juegos que marcarán este año 2019. Un remake por el que Capcom nos ha hecho esperar muchos años, años en los que no sólo el género survival horror ha evolucionado sino también la propia saga Resident…

Nota:

Historia - 8.6
Jugabilidad - 9.4
Gráficos - 9.4
Sonido - 9.4
Duración - 9.2

9.2

Como conclusión, Resident Evil 2 Remake debería de ser un ejemplo de como es hacer un buen remake. Un juego que coge todo lo bueno del original, lo actualiza y consigue dotarlo de personalidad. Puede que tenga algún punto flojo, pero esto es compensado por sus extraordinarios puntos fuertes. Hacernos sentir como hace 20 años no es nada fácil, y conseguir generar nuevos recuerdos parecía casi imposible. Está claro que Capcom lo ha conseguido.

User Rating: 4.85 ( 2 votes)

Compartir