Portada » General » Análisis » [Análisis] The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX
1

[Análisis] The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX

Compartir

Link regresa por todo lo alto en Nintendo Switch, retro analizamos The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX.

[Análisis] The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX

Este análisis pertenece a la semana especial dedicada al lanzamiento en Nintendo Switch de la remasterización de The Legend of Zelda: Link’s Awakening. Al final de este análisis encontrarás los enlaces correspondientes a los artículos, que te invitamos a leer. En estos momentos estamos jugando la remasterización, y cuando hayamos exprimido al máximo el título le escribiremos el análisis correspondiente.

Corría un 1993. GameBoy recibe el honor de ser la primera portátil en vivir una aventura de The Legend of Zelda. 5 años después, en su revisión en color, presenta la versión DX, incluyendo varias mejoras: paleta de color, mazmorra extra y coleccionables. Hoy, 20 de septiembre, la primera aventura portátil de Link regresa completamente remasterizada, y en su honor os traemos el análisis de esta versión de GameBoy Color.

En un viaje en barco, Link se encuentra con una tormenta. Tras un relámpago, Link pierde el conocimiento, y poco después una joven llamada Marin lo encuentra en la orilla de la isla Koholint, rescatándolo. La aventura de Link tratará sobre encontrar 8 instrumentos musicales mágicos para despertar al Pez Viento. ¿Por qué? A lo largo de su aventura lo entenderá todo…

Tenemos que tener en cuenta para este análisis que Link’s Awakening es el cuarto juego de la franquicia The Legend of Zelda, y el siguiente a A Link to the Past, quién creó la fórmula Zelda que se ha estado utilizando hasta Breath of the Wild. Por lo tanto tenemos que analizar el título como si estuviéramos en ese momento temporal.

Primero de todo pasemos al plato fuerte del juego: la exploración y las mazmorras. En Link’s Awakening tenemos un extenso mapa en el que descubrir algunos puzles que nos darán piezas de corazón (solamente hay 12, pero os aseguramos que conseguirlas todas sin guía es un auténtico reto), o la llave para abrir la mazmorra.

Y es que Link’s Awakening fue pionero en incluir llaves para abrir las mazmorras de la franquicia de la Gran N, por lo que ya no solo basta con encontrar la mazmorra, también deberás conseguir la llave correspondiente. Esto consigue darle vida a un título con la misión de explicar cómo sería un Zelda portátil y que también veríamos en los Oracle of.

Una vez consigamos la llave, deberemos completar la mazmorra, y sigue el estilo clásico de las mismas: llaves pequeñas, mapa de la mazmorra, brújula, objeto y llave del jefe (o Pesadilla en este casa). Las mazmorra están muy elaboradas, y aunque las dos primeras pueden parecer un paseo, el resto sí supondrá un reto para quién se anime a probar el título (cuando lleguéis a la torre del águila… ).

La mayoría de objetos ya los vimos en anteriores juegos de Zelda, pero uno de ellos y de los que más utilizaremos es la pluma de roc, un objeto que nos permitirá saltar. Es este objeto el que añade toques de plataformeo al título, ya que no solo tendremos fases en zonas en vista cenital, sino que también las habrá en 2D lateral, y deberemos saltar para superar desafíos. Sin duda un objeto muy importante para ofrecer otro estilo de juego que encaja a la perfección en juegos de Zelda.

Otro detalle muy importante del juego es la aparición de cameos de personajes de otros juegos de Nintendo, principalmente de Super Mario. Algunos de ellos están inspirados en otros, como Mario y Luigi, y otro son directamente los mismos enemigos, entre los que se encuentran goombas, plantas pirañas, boos… Y un largo etcétera. Estos cameos dan un toque de originalidad al título que lo distinguen del resto.

Lo único negativo que podríamos decir es que el juego apenas cuenta con misiones secundarias, y que estas son en su mayoría obligatorias para continuar la aventura. Sí que es verdad que las 12 piezas de corazón son muy difíciles de conseguir, y tienes que tener en cuenta que para conseguir todas las fotos tienes que localizar al ratón que te las hará y que algunas solo las podrás hacer en momento clave de la historia.

Esto quiere decir que si no encuentras al ratón antes de que ocurran estos eventos no los podrás conseguir nunca en la misma partida. Estos coleccionables sirven para imprimirlos con un periférico específico de la consola, pero en la versión de Nintendo 3DS no está operativo.

Gráficamente poco podemos hablar del juego, ya que se trata de un juego de bits de GameBoy, aunque sí podemos decir que su estilo artístico fue clave para futuros juegos portátiles de Zelda, como Minish Cap. El juego es muy fluido y, en las fotografías coleccionables, podemos ver un estilo de dibujo que a día de hoy se ha mantenido con los Link niño.

Musicalmente el juego se postula como uno de los The Legend of Zelda con mejor banda sonora. Su estilo en bits le da un toque carismático y sus temas musicales todavía siguen sonando en varios juegos tanto de Zelda como de Super Smash Bros. De entre todos ellos destaca la balada del Pez Viento, que no os defraudará para nada. Ardemos en deseos de escuchar el tema remasterizado oficialmente por Nintendo en el remaster.

En definitiva, The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX es uno de esos Zeldas, uno de esos juegos que te marcan, de los que siempre te vas a acordar. Ahora, todo el mundo va a poder disfrutar de la obra completamente remasterizada, traducida a multitud de idiomas, en exclusiva para Nintendo Switch.

No dejéis pasar esta oportunidad, es un juego que estamos completamente seguros que os gustará. ¿Serás capaz de despertar?

[Especial Link’s Awakening] El origen de la obra

[Especial Link’s Awakening] El posible futuro de Zelda Maker

[Especial Link’s Awakening] Objetos: pasado y futuro

[Especial Link’s Awakening] Curiosidades del título original


Compartir