Portada » General » Análisis » [Análisis] The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Nintendo Switch)
1

[Análisis] The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Nintendo Switch)

Compartir

La nueva entrega de Zelda que ofrece un nuevo punto de vista para jugar

[Análisis] The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Nintendo Switch)

Ya han pasado dos años desde que Nintendo volvió a hacer historia. The Legend of Zelda: Breath of the Wild vio la luz el 3 de marzo de 2017 en WiiU y Nintendo Switch, y ha sido reconocido como uno de los videojuegos que marcarán un antes y un después en la historia.

Realizar un análisis de esta obra audiovisual no se puede tomar a la ligera, y es por ello que, para escribirlo, nos hemos completado el juego cuatro veces más una: una primera partida con todo terminado al 100% (salvo los kologs), tres partidas generales y una en proceso.

Hemos tenido que escribir, debatir, escuchar, leer mucho y, sobretodo, jugar otras obras similares para atrevernos con este reto, ya que reiteramos no se trata de un análisis más. Mucha gente ha estado trabajando extremadamente duro para conseguir el resultado obtenido y, como hemos dicho, no se puede tomar este escrito tan a la ligera.

Camino a Kakariko

Lo primero con lo que nos encontramos es con un perfecto tutorial que no solo nos explica las mecánicas principales del juego, sino que además nos invita a seguir explorando el resto de la Meseta de los Albores (la zona) y seguir el camino que queramos.

Aunque el juego nos indica a dónde debemos ir, podemos ir a nuestro ritmo, sin o con prisas. El concepto principal de The Legend of Zelda: Breath of the Wild (en adelante Zelda: BotW) es el de libertad absoluta, poder hacer lo que quieras cuándo, dónde y, sobretodo, cómo quieras.

En este cómo es donde está la diversión del juego. Realmente se pueden hacer auténticas virguerías con las físicas y los elementos del espacio, pero hablaremos de ello más adelante. Volviendo al tutorial, este nos explicará cómo funcionan los santuarios, las torres, la cocina, objetos de sanación, cómo usar armas espaciales como el hacha, el clima…

Usa el hielo para moverte por el agua

Y también tendremos lo que se podría clasificar como los “objetos de Zelda” del título, la piedra sheikah. Esta nos mostrará el mapa, nos permitirá usar bombas, un imán y hasta detener objetos metálicos durante un breve periodo de tiempo. También dispone de función amiibo para conseguir objetos y ayudas, así como una cámara de fotos.

Esta cámara servirá por una parte para desbloquear 12 recuerdos en las 15 regiones del mapa. Estos nos hará vivir la historia del título de una forma diferente. Una vez terminemos el tutorial nos contarán el pasado de Link. Al parecer hace 100 años Ganon desató su poder acabando casi con la existencia de Hyrule, aunque finalmente logra ser sellado en el castillo junto con Zelda.

Link deberá salvar el reino de Hyrule vengando a sus antiguos compañeros. A partir de este momento, nos invitan a seguir el “camino tradicional” acudiendo a un pueblo, pero tal vez esa no sea nuestra intención. Tal vez queremos ir a por Ganon directamente, explorar el reino, hacer santuarios, realizar misiones, activar torres… Puedes hacer lo que quieras.

Naturaleza…

El hecho de que esta libertad absoluta sea real y nada esté atado a nada (salvo los recuerdos con la obtención de cierta indumentaria) hacen de Zelda: BotW un juego único en todos los aspectos. Puedes hacer lo que quieras, no estás atado a nada, una vez termines el tutorial, adelante, Hyrule es tuyo. Haz lo que quieras.

La obra está tan cuidada que incluso sus físicas son espectaculares, todos los elementos tienen gravedad y se mueven con ella. Un ejemplo puede ser una bomba que lanzas. Si le tiras una flecha esta se moverá a la dirección que hayas disparado. Y este es un solo ejemplo de los miles que habréis visto ya por la red.

Solo se podría resumir este trabajo con una palabra, y permitidme la expresión, pero el cuidado por el más mínimo detalle roza lo enfermizo. No han querido que nada se quede sin su trato, y eso dice mucho de todo el equipo de desarrollo de la obra. No es de extrañar que el título se retrasase más de dos años en su lanzamiento.

Crea torrentes de aire con el fuego

Como hemos comentado, la historia la creas tú en los momentos que tú quieras. En ella descubrirás las inquietudes de tus compañeros, qué les preocupa, qué les motiva, verás su lado más humano. También puedes conocer al resto de habitantes de Hyrule, ya que muchos de ellos te solicitarán misiones por realizar.

En total tenemos 77 misiones secundarias y 42 pruebas heroicas, en las que tendremos que estrujarnos un poco más los sesos para encontrar la llave que nos llevará a los santuarios. Todo el mundo está vivo en Zelda: BotW. Y, hablando de mundo, tenemos que comentar lo gigantesco y vivo que es la tierra de Hyrule.

No solo nos encontraremos con enemigos sueltos, en campamentos o en atalayas, sino que también tendremos una serie de puzles, desafíos, semillas kologs que encontrar interactuando con el entorno, objetos escondidos bajo el mar, rocas que recolectar, insectos, comida… Incluso mini jefes.

La única queja que se podría tener de este mundo es la monotomía, no vas a encontrar nada muy diferente a lo detallado anteriormente y los recolores harán a tus enemigos un poco más fuertes. Pero teniendo en cuenta lo extenso que es el mundo y todo lo que se puede descubrir, ¿se le podría acusar seriamente de ser monótomo y de no tener imaginación?

¿Se nos ocurren nuevos enemigos que podríamos haber incluido? ¿Y cómo los incluimos, dónde tienen que estar unos y dónde otros, cuáles son más débiles y cuáles más fuertes? Lo dejamos para el debate.

Hay muchas formas de derrotar enemigos

En este mundo nos encontraremos con una serie de santuarios, que nos ofrecerán mini pruebas a completar. Pueden ser desde colocar una bola en un agujero usando los objetos de la piedra sheikah o el sensor de movimiento, llegar hasta el final resolviendo puzles, luchar contra un mini guardián…

Como recompensa, nos llevaremos un orbe de valía, que podremos usar al conseguir cuatro para obtener un contenedor de corazón o de resistencia. Hay un total de 120, situados en lugares visibles, poco visibles, escondidos… Y también tenemos cuatro Bestias Divinas.

Estas se sitúan en cuatro puntos clave de la historia, y nos ofrecerán un reto todavía mayor. Antes de acceder a cada una de ellas, deberemos pasar un desafío que nos pondrá a prueba con todo lo aprendido en esa zona. Una vez completado, accederemos a la Bestia Divina.

Ejemplo de puzle en Bestia Divina

Nada más entrar el/la héroe/ina responsable de dicha Bestia nos dirá que deberemos obtener el mapa de la zona para poder ubicarnos. Será clave además a la hora de manipular la Bestia. Una vez obtenido, tendremos que activar cinco interruptores escondidos por la zona para activar el general y así enfrentarnos al jefe final de cada Bestia Divina.

La dificultad es muy variada y en cosa de una hora puedes terminar cada una de las Bestias. El punto fuerte consiste en que deberemos manipularla para llegar a nuevas zonas, como lo es mover la trompa de Vah Ruta o girar el cuerpo de Vah Rudania entre otros.

Una vez derrotemos al jefe nos darán la posibilidad de obtener un contenedor de corazón, pero tiene que tener cuidado, ya que si lo recoges no podrás volver a acceder a la Bestia Divina. También obtendrás un poder especial que puedes bloquear y desbloquear a tu antojo, como recuperar toda la vida al perder todos los corazones o un escudo protector más potente.

Los caballos se mueven hacia adelante solos

Otro aspecto novedoso es la franquicia es la posibilidad de cocinar, y no solamente platos que nos recuperen vida o resistencia, sino que también podremos crear elixires que aumenten nuestra resistencia al frío, calor, electricidad, etc, e incluso crear platos que nos den velocidad, defensa o fuerza temporalmente, entre otros.

También tenemos el sigilo, con el que nos podremos mover más despacio sin alertar a los enemigos. Nos será muy útil para eliminarlos de un golpe si tenemos un arma lo suficientemente fuerte. Y hablando de armas, estas se pueden romper con el uso, y las encontraremos repartidas por todo el mundo.

Las hay de varios tipos, espadas, lanzas, arcos, arcos que disparan flechas dobles, triples e incluso quíntuples, martillos para romper piedras más fácilmente, cetros mágicos, boomerangs, mandobles… Y, como no, escudos.

¡Cocina todo lo que imagines!

La ropa la podremos mejorar a cambio de dinero para desbloquear las fuentes de las hadas, añadiendo más defensa a Link. Y por todo esto fuera poco, dependiendo de qué elemento tengamos en, por ejemplo nuestra arma, tendremos más frío o calor, y el que Zelda: BotW incluye un sistema de clima que añade más inmersión a la obra.

Ya no solo está el ciclo de día, tarde y noche, sino que también puede llover, lo que nos dará problemas a la hora de trepar (sí, podemos trepar en prácticamente todos los elementos del juego), sino que también puede tronar y esto hará que si tenemos objetos metálicos activados nos pueda caer un trueno que nos quite mucha vida (o directamente nos mate).

Pero no hay de qué preocuparse, ya que podemos usar esto a nuestro favor. Los NPCs tienen una inteligencia bien trabajada, y también interactúan con el entorno. Intenta poner un escudo metálico con el imán cerca de un enemigo… ¡Disfruta del espectáculo!

Una gran variedad de vestimentas

Y tras casi 7 páginas (imágenes incluidas) de documento ya va siendo hora de que dejemos el apartado de la jugabilidad (nos dejamos muchas cosas en el tintero, como la posibilidad de hacer skate con el escudo o de mover objetos más bruscamente con el paralizador, pero merece la pena descubrirlo por uno/a mismo/a).

Pasando al estilo artístico del juego, qué no decir. El juego se ve precioso con esos toques de acuarela, apenas hay caídas de fotogramas (y las que hay son muy de vez en cuando al entrar en un poblado) y la distancia de dibujado es simplemente magistral. Explota al máximo toda la potencia tanto de WiiU como de Nintendo Switch.

La iluminación está cuidada en todos sus aspectos, tanto el sol abrasador como la fría luna, regalándonos unos reflejos en el agua preciosos. Como único aspecto a mejorar tal vez serían las antorchas, ya que salvo en un par de ocasiones, estas ayudan bien poco en su función de iluminar zonas oscuras.

La iluminación…

Musicalmente el juego es extremadamente ambiental. No faltan los temas más “épicos” para meternos en situación, como las batallas contra jefes o los recuerdos del pasado, con música tan bonita que nos hará soltar alguna que otra lágrima. Uno de los más destacables y que se ha llevado casi todo el cariño del público ha sido el del Castillo de Hyrule, que cuenta con una versión de interior y otra de exterior.

Recupera muchos temas clásicos ya escuchados, añadiendo algunos nuevos y originales,  teniendo el piano como base de todo. Además el título incluye doblaje en todos los idiomas, incluidos el castellano, inglés y japonés entre otros.

Para dar fin a este apartado os invitamos a echar un vistazo a este fragmento del “Cómo se hizo” dedicado a la música y los efectos sonoros explicado por Hajime Wakai, director de sonido de la obra. No tiene desperdicio.

Y parece que… Nos hemos quedado ya sin nada más que añadir. The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un juego único, algo que tardaremos muchísimo tiempo en ver (tal vez décadas). Un juego que quiere dar una nueva fórmula a la franquicia sin traicionar sus pasos previos, su origen.

No podemos hacer más que recomendaros este título. Vais a tener un juego que os va a durar cientos de horas, del que es muy difícil aburrirse. Y qué mejor forma de vivir este juego que ahora, con el anuncio de su secuela directa. Para finalizar y dar el broche de oro, os dejamos con su tráiler de lanzamiento, ese que nos dejó sin aliento.

Si habéis llegado hasta aquí, hola, os habla Shergiock, la persona que ha escrito este análisis. Vaya, ha sido un trabajo muy duro. Desde que se anunció la secuela que llevo trabajando en este escrito, tras haber dedicado más de 250 horas de mi vida a esta obra, tras habérmelo pasado casi 5 veces.

Seguramente tras leer todo este análisis te han entrado ganas de saber qué nota le habré dado (porque no habrás entrado en este análisis para ver solo la nota y luego cerrar la pestaña, ¿no? Supongo que serás como yo, que si quiere ver un análisis lo que le importa es el cuerpo, no la nota). Y te has encontrado con que no hay nota ni nada.

Ello se debe a que este juego es una experiencia única. Yo no puedo dar mi nota ni objetiva ni subjetiva porque yo he vivido este juego de una manera que puede ser muy diferente a la tuya, a la de tu amigo, hermana, primo, sobrina… Sería muy injusto por mi parte que un juego que permite la libertad absoluta le ponga una nota (dejémonos de los Zeldas de antes, esto es algo nuevo).

Por supuesto si quieres saber qué nota le daría puedes preguntármelo por privado, y estaré encantado de decírtelo y debatir contigo. Muchas gracias por tu fidelidad, curiosidad y atención y nos vemos próximamente. Si te has quedado con ganas de más, te invito a leer este artículo de opinión.


Compartir