Dom. Dic 4th, 2022
Compartir

Tales of Innocence R, buscando tu propio camino

Tales of Innocence es una de esas entregas que me tienen en duelo. Por una parte, uno logra encariñarse con su universo, con sus personajes, con su historia, con los giros argumentales, incluso con el sistema de combate tan fluído para una Nintendo DS. En ese aspecto el juego cumple, y además lo podemos jugar el inglés gracias a un parche fan.

Pero desgraciadamente tropieza en todo lo demás. La interfaz es un poco tosca, la mayoría de niveles (por no decir todos) son extremadamente lineales, incluída la mazmorra final, solo puedes equipar un arma, una armadura y dos accesorios, algunos combates pueden llegar a durarte una hora… Y, en general, no se siente como un título pulido de Tales of.

Tales of Innocence de Nintendo DS fue una experiencia muy agridulce, porque si bien me enamoré de su mundo, jugablemente me tiró muchísimo para atrás, y ciertamente solo podría recomendarlo a alguien que sea muy fan de la saga. A no ser, claro, que tenga una PlayStation Vita (o que salga un remaster en Occidente, ¿eh, Bandai Namco?) y no le importe hacerle cosillas para disfrutar de su remake con un parche fan al inglés.

Tales of Innocence R, buscando tu propio camino

Hace un par de meses pude disfrutar del título en mi PS Vita y he decir que ha cumplido con todas mis expectativas e incluso en algunos detalles las ha superado. Por supuesto no voy a hablaros de spoilers en este artículo, por lo que lo podéis leer sin problemas. Lo primero de todo el inicio es ligeramente distinto al título original, en vez de ir a jugar al fútbol van a un bosque, intuyo que para enseñar al jugador cómo es el sistema de combate.

Después de ahí el juego se mantiene muy fiel al original, de hecho tienen una duración muy parecida, unas 20 horas si vas a por la historia. Que hablando de esta, será mejor que os ponga en contexto. Resulta que hace mucho tiempo hubo una gran guerra entre dos bandos, Cielo y Terra, y varios años después todos estos personajes se reencarnaron en los que vemos en la actualidad.

Sí, es bastante complicado de explicar, ya que te encontrarás en situaciones muy del estilo “no, yo es que en verdad soy tal y en el pasado tú y yo luchamos, así que somos enemigos”. Es un concepto muy… Extraño, pero que sorprendentemente funciona, ya que se siente como algo distinto a lo que estamos acostumbrados y no lo explota para hacer giros forzados o de gratis, lo cual es bueno.

En la actualidad controlaremos a Luca, el protagonista, Illia, Spada, Ricardo, Ange Serena, Hermana, Kongwai y QQ. Estos dos últimos personajes son exclusivos de esta versión de PS Vita, y sin entrar en materia de spoilers, pero deciros que este remake da rienda para una posible secuela que dudo mucho que veamos a no ser que Bandai Namco nos quiera hacer el favor (que dudo mucho que la comunidad externa a Tales of vaya a agradecerlo).

Lo interesante es que, salvo Ricardo y Ange, todos los personajes son adolescentes de entre 13 y 15 años, incluídos antagonistas, y creo que eso es lo que empodera al juego, marcando todavía más el título de Innocence, pues son estos niños quienes ven el mundo con inocencia y creen que es posible cambiarlo. La interacción entre el grupillo es genial, y conforme más juegues con ellos, más eventos o skits podrás ver sobre lo que piensan los unos de los otros.

Su protagonista, Luca, me parece uno bastante bueno para los estándares de Tales of. Al principio crees que es el típico chico niño que se comporta como tal pero sin sentimientos y que todo el mundo se mete con él, y aunque en parte es verdad, también tiene momentos de carácter, de ponerse serio y defenderse, y tiene una evolución más que favorable. Sinceramente se ha ganado mi cariño.

Los antagonistas no es que sean super interesantes, pero sí cumplen en su función de ser antagonistas. O más bien villanos, porque no logras empatizar con casi ninguno de ellos, en este aspecto es mucho más básico. En general este remake arregla muchos fallos de la versión original, pero no es un JRPG que vaya a explotarte la cabeza, sino más bien un título que, si te gusta Tales of, lo disfrutarás como una experiencia más ligera.

Si has jugado a Hearts R verás que el juego comparte el mismo motor gráfico, uno bastante bonito y agradable a la vista, pero lo que incluye Innocence R que no ofrece la entrega que sí nos llegó son secuencias animadas, y no me refiero de anime, sino propias del juego. Eso sí, si juegas con trajes estos no se verán en las secuencias, sino los ropajes normales de cada personaje.

Puede parecer una tontería, pero realmente me sorprendió porque no me lo esperaba. La banda sonora es bastante buena, especialmente su primer tema de batalla. Es más, cuando llega el segundo llegas a echarlo de menos por lo épico que es. Las mazmorras han mejorado bastante, dejando de ser lineales y teniendo más mecanismos o puzles para jugar.

Tales of Innocence R, buscando tu propio camino

El sistema de combate es muy similar al de Hearts R, aunque en este caso solo podremos programar un arte para activar a voluntad a cada personaje controlado por la CPU. Además se añade una barra de energía que se carga conforme atacamos, y que puede decrecer con ataques enemigos o si no atacamos nosotros.

Es un concepto bastante extraño, ya que al principio parece algo roto, pero realmente es difícil cargarla los niveles que nos pide para obtener los beneficios que previamente le hayamos equipado. Se podría decir que es lo que diferencia a este sistema de combate de otros juegos de Tales of.

Además de esta barra de energía, conforme subamos de nivel obtendremos puntos para desbloquear nuevas habilidades, y estas necesitarán también de otro tipo de puntos para poder equiparlas. Es muy parecido al árbol de habilidades de Final Fantasy 10 para que os hagáis una idea, pero menos lioso y más simple.

Tales of Innocence R, buscando tu propio camino

Para concluir, Tales of Innocence R es un JRPG interesante, con sus toques de dificultad y unas secundarias… Demasiado opcionales, de hecho no os mentiré, no he hecho ninguna secundaria en toda mi partida. En lo personal me ha gustado bastante y estará en mi TOP 10 juegos favoritos que me he pasado por primera vez este año.

Siempre he tenido ese interés en los niños en el mundo audiovisual, y este título parecía pensado para mi. Por desgracia, tras mi experiencia con la versión de Nintendo DS tuve una “eterna contradicción” solo que tirando para atrás más que para adelante, pero este remake de PS Vita me ha hecho verlo con otros ojos y seguramente en un futuro me lo vuelva a pasar en la partida +, haciendo todo lo secundario que me quede por hacer.

Si tienes una PlayStation Vita, y le has hecho lo que tú y yo sabemos, no lo dudes y dale una oportunidad a este juego. Si eres fan de la saga estoy seguro de que te gustará, y si te gusta el JRPG, creo que este puede ser una buena forma, tal vez no de iniciarse, pero sí de continuar.

Conoce el mundo en el que vives. Busca tu propio camino.

@Tales_Shergiock Servidor de Discord


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *