Mié. Nov 30th, 2022
Compartir

Triangle Strategy se ha ganado ser un GOTY el solito

Es verdaderamente un reto escribir un artículo como este sin entrar en spoilers del juego, pero creo que no va a ser necesario. Triangle Strategy se ha ganado un hueco en mi corazón como uno de mis videojuegos favoritos de todos los tiempos así como mi GOTY particular del año. No voy a hablar mucho del juego ya que para eso tenéis mi análisis, pero sí quiero dejar clara mi postura y defenderla ante quién sea.

Y es que, para mi, Triangle Strategy es digno merecedor de Juego del Año, pero mucho ojo, porque no estoy hablando de que sea merecedor “del” Juego del Año. Me explico, una de las galas más conocidas es la de los The Game Awards, donde supuestamente se dan premios a la labor de los videojuegos y, bueno, no nos engañemos, la mayoría lo ven por los anuncios.

Personalmente nunca me han gustado estas galas de premios tan ambiciosas. Para mi, cuanto más famosas son estas galas, menos valor tienen esos premios. Siento que están muy vendidos, muy comprados, que hay mucho amiguismo, y no le veo ningún sentido. Las más pequeñas, en cambio, sí las veo más correctas, que buscan verdaderamente reconocer el trabajo de las personas y su labor. Es decir, que tienen menos publicidad, y cuanta menos publicidad, menos dinero.

Sin embargo, lo que hizo que yo me bajara del carro fue el momento en el que, tras tantas denuncias de explotación laboral, le dieron el premio a mejor director al CEO de la explotación, lo cual deja muy claro que, si no todos, la mayoría de premios de The Last of Us Parte 2 fueron comprados. No tengo pruebas para demostrarlo, pero dada la realidad de la situación, qué os voy a decir.

Y luego están los chaqueteros, que por propio interés dejan su credibilidad por los suelos y cuando interesa interesa y cuando no no. Qué queréis que os diga, el año pasado di por hecho que Tales of Arise no ganaría el premio a mejor RPG luchando contra Cyberpunk 2077, y al final ganó. ¿Cambié de parecer porque ahora me interesaba decir que eran unos premios muy importantes? No, sorteé una clave de Steam por perder una apuesta.

Por supuesto, entiendo que para sus creadores tuvo que ser un premio importante, y seguro que fue una motivación de infarto. No obstante, para mi al final todo se queda en publicidad y ya. ¿Es algo malo? Ya depende de lo que opine cada uno y de cómo vea el mundo audiovisual, pero hemos venido a hablar de Triangle Strategy y esto parece una columna mía, cabreándome de la nada.

De esta forma, hay que saber la diferencia entre ser “el” GOTY de los The Game Awards, y ser “un” GOTY, un juego del año. Otro detalle que me parece absurdo es que el GOTY sea únicamente uno, teniendo en cuenta los distintos géneros que hay en la industria. ¿Por qué Resident Evil Village se merece ser GOTY y Broken Age no, porque el Village es más divertido que el Broken Age? ¿Por qué, si son dos géneros que divierten de forma distinta? Es lo que os digo, un sin sentido máximo (sé que no son juegos del mismo año, es un ejemplo).

En este caso, Triangle Strategy va a ser un olvidado del año, recordado únicamente en los TOPs de joyas ocultas del año y probablemente porque ha sido un exclusivo de Nintendo. A dos días de su lanzamiento por desgracia éramos ya pocos los que hablábamos del juego y creábamos todo el contenido posible. Comprensible dada la naturaleza del juego y lo poco que vende a nivel de visitas, no es algo que nos tenga que llevar las manos a la cabeza.

No obstante, lo que para mi ha sido una sorpresa, que ha ocurrido mientras escribía este artículo, es que ha vendido más de 800.000 unidades en todo el mundo, todo un éxito rotundo si me lo preguntáis. Para que os hagáis una idea, en su primera semana Octopath Traveler vendió 350.000 unidades, siendo un JRPG por turnos más popular entre la comunidad de videojuegos (y a su vez otro buen dato sabiendo que salió en un mercado de no tantas Nintendo Switch vendidas como ahora).

Ello se suma a lo que quería comentaros. Lo primero de todo es que Triangle Strategy no tiene absolutamente ningún padrino. No viene de un género popular entre las masas con una comunidad fuerte como lo puede ser el Souls, sino todo lo contrario, viene de uno de nicho, el Tactics RPG (que no confundir con el Strategy RPG, aunque en su título esté esa palabra), que no es nada popular fuera del país nipón.

También se trata de una IP nueva. Puede recordar a Final Fantasy Tactics Advance al público de Nintendo que viviese la época de la GameBoy Advance, mas se trata de un enfoque completamente diferente que poco que ver realmente. Por lo tanto, no podemos decir que es “la tan esperada secuela de Octopath Traveler”, como sí podemos con la de Breath of the Wild, pues no tiene nada que ver con su predecesor salvo en el estilo artístico, el HD-2D.

A ello se le suma el gran éxito que ha tenido con su casi millón de unidades vendidas en dos semanas. Él solito se lo ha ganado. Se ha ganado ser uno de los videojuegos del año, se ha ganado poder decir con orgullo que es un videojuego sólido, se ha ganado el reconocimiento de quiénes hemos confiado en él. Se ha ganado, sin ningún lugar a dudas, ser un GOTY. Y yo me siento muy orgulloso. ¡Larga vida al JRPG!


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *