Mié. Dic 8th, 2021
Compartir

Elden Ring primeras impresiones

Ya hemos podido echarle el guante durante unas pocas horas a Elden Ring y las sensaciones no pueden ser mejores

A las 12:00 de hoy se permitía el acceso a la beta de Elden Ring, el tan esperado juego de From Software que llegará a nuestros hogares en enero del próximo año. Casi tres horas no son suficientes para todo lo que nos gustaría explorar y descubrir, pero sí que hemos comprobado una cosa. Si se le puede poner una etiqueta a este título es «ambicioso». Y no en el mal sentido, ya que la formula de la saga Souls ha sido aderezada con multitud de elementos que lo convierten en algo totalmente nuevo. Hemos disfrutado de la beta gracias al código cedido por Bandai Namco.

Un paso atrás, varios hacia delante

Si algo está claro es la vuelta a las raíces de los souls. La revolución en la parte jugable vista en Sekiro, hacía pensar que el siguiente juego seguiría el mismo camino y veríamos algo parecido, o una nueva manera de jugar. Sin duda, ha sido un paso para atrás, ya que desde los primeros vídeos que salieron del juego, ya daba la sensación de que era un Dark Souls vitaminado. Y, en parte, es así. Pero no sería justo decir que es un Souls con añadidos. Simplemente, su esqueleto es Dark Souls, pero han tomado todo lo aprendido a lo largo de sus videojuegos para reunirlo en un solo juego. Junto con unas novedades que han nutrido al título de un nuevo aire, dando la sensación de que From Software ha alcanzado a un nuevo nivel.

En los primeros compases de esta beta (el juego final es posible que contenga más elementos) elegiremos un estilo de personaje, en el que hemos podido elegir entre Guerrero, Caballero hechizado, Profeta, Campeón o Lobo Sangriento. También hemos podido elegir sexo, aunque aún no sabemos si podremos personalizar el aspecto de nuestro personaje en la versión final. Durante el tutorial y los primeros minutos del juego estamos delante de un souls. Un manejo muy similar, el sistema de mensajes que nos encontramos o las recordadas manchas de sangre. A tono con el lore de esta nueva aventura, las míticas hogueras se han transformado en «Lugar de gracia». Será el lugar en el que haremos diversas tareas, desde descansar de nuestra aventura, memorizar hechizos, guardar objetos en el cofre y hasta poder hacer que pase el tiempo.

Por supuesto, si morimos, El lugar de gracia será el punto al que volveremos para emprender de nuevo el camino. Sin embargo, existen unos objetos en el escenario llamados «Efigies de Márika», que nos permitirán aparecer junto a ellas si morimos en un lugar cercano a éstas. Será nuestra elección reaparecer en unas u otras.

Elden Ring

Mundo abierto: un nuevo nivel para From Software

Una vez que salimos a Necrolimbo, nos damos cuenta de la magnitud que adquiere el nuevo universo ante el que nos encontramos. Como ya pasaba con la maldición del no muerto o el estado hueco, aquí seremos un «Sinluz». No hemos conseguido más detalles acerca del lore en esta primera toma de contacto con el juego, pero estamos listos para lo que nos tenga preparado Hidetaka Miyazaki.

En su mundo abierto es donde más se notan las mecánicas heredadas de Sekiro. El salto, que nos permitirá movernos en un mapa con diversos obstáculos, y que será clave en las batallas. Un mecánica muy bien implementada es el ataque con salto, que dota de varias a las estrategias que llevemos a cabo en combate. Pero, con diferencia, lo que marca la diferencia con la era Dark Souls es el sigilo. Los peligros acechan en cada rincón, y hay que saber cuando retirarse si es necesario. O, en este caso, saber pasar desapercibido a los ojos del enemigo si no llevamos las de ganar.

Llegar por detrás de un enemigo y asestarle un parry por la espalda sin que lo vea venir, es muy satisfactorio cuando hay varios enemigos y tenemos que deshacernos de ellos sin llamar la atención. Esto es muy importante, ya que estar en desventaja nos supone un grave aprieto.

Elden Ring

El trabajo en equipo: Nuestro mayor rival

Los enemigos se sienten más vivos que nunca: ya no esperan a que estemos en escena para atacar. Cada uno tiene sus propias rutinas y, si nos avistan, se quedarán mirándonos hasta que nos acerquemos demasiado. Ahí no dudarán y vendrán a por nosotros, aunque si nos alejamos lo suficiente, conseguiremos que se olviden de nosotros.

Pero nos encontraremos con grandes grupos de enemigos: desde los que vigilan un lugar concreto, hasta los que se tienen una ruta que van recorriendo. El sigilo cobra más importancia que nunca, ya que en grupos numerosos, tenemos la oportunidad de ir acabando con ellos y reducir el número. Lo que más me ha gustado ha sido la mejora en su manera de comportarse. No van varios hacia nosotros a lo loco, se siente como si estuviesen más compenetrados que nunca en un juego de FS. Incluso me he topado con enemigos que al descubrirnos avisan con una corneta a sus compañeros. Aquí es donde se complica la cosa, debido a su buena sincronización. Como siempre pretenden con sus juegos, en Elden ring la cosa no cambia: es mejor siempre enfrentarse de uno en uno.

Idear estrategias para enfrentarnos a nuestros enemigos se va a convertir en algo necesario en este juego. Por mucho que tiremos de habilidad, jugar con los elementos nos rodean será clave. Siempre estando atentos a lo que hay bajo nuestros pies, ya que somos susceptibles a caídas que podrían causar nuestra muerte, como ya es habitual en los juegos de From Software.

 

Un mundo muy colorido que podremos recorrer con rapidez

Para guiarnos en nuestra aventura, dispondremos de un mapa que nos indica donde estamos en cada momento, y que podremos mejorarlo gracias a fragmento de mapa desperdigados. Un elemento que ha heredado de Sekiro es el colorido de su mundo. Elden Ring está lleno de colores vivos y buena iluminación (en exteriores). Pese a ser un mundo caído en desgracia, se aleja de los tonos tan lúgubres que son característicos de Dark Souls. Aunque nos encontraremos con zonas más oscuras que, en ocasiones,  enemigos iluminan con antorchas.

Una de las novedades que más destacaron en los primeros tráiler e imágenes promocionales, fue la inclusión de un caballo. Desde los primeros compases, podemos invocar un corcel fantasma gracias a un anillo. No es ni mucho menos un mero transporte, ya que puede llegar a ser decisivo en batalla, ya que podemos pelear montados en el. Esto cambia por completo nuestra manera de enfrentarnos a enemigos, sobre todo cuando se trata de un buen número. Tendremos que pasar más horas con el para saber hasta que punto podemos sacarle partido, ya que dispone de un doble salto que nos será muy útil.

Entre los elementos añadidos típicos del mundo abierto, nos encontramos con la recolección de materiales. Aún nos queda profundizar mucho en este aspecto, y ver lo clave que resulta para la creación de objetos útiles durante la aventura.

 

El combate: uno de los puntos fuertes de Elden Ring

Aún nos queda mucho por descubrir en este sentido, ya que todo el tiempo que hemos pasado a los mandos se ha antojado corto. Pero conforme vayamos profundizando y echando horas, iremos descubriendo todo lo que puede ofrecernos. La guardia volverá a ser un elemento clave, ya que cubrirnos cuando toca o rechazar un ataque, marcarán la diferencia entre derrotar a un enemigo y nuestra muerte. Mucho cuidado con nuestra barra de resistencia, que se consumirá con cada ataque y con la defensa del escudo. Un elemento que, si ya habéis jugado a los souls, no hace ni falta mencionarlo.

Tal vez, el combate puro sea uno de los elementos que menos han cambiado desde la etapa souls. Los hechizos se convertirán en una parte fundamental del combate, y que darán mucho juego conforme nos vayamos haciendo con ellos.

 

¿Merece la pena Elden Ring?

Evidentemente, después de tenerlo en nuestras propias manos, no podemos esperar para jugar su versión completa y profundizar en su mundo. No sabemos si Miyazaki nos hará leernos la descripción de mil ítems para enterarnos del lore del juego, pero estamos deseando exprimirlo este fin de semana gracias a la beta disponible durante este fin de semana, rebuscando para encontrar nuevos elementos y ver si le encontramos aspectos negativo, a parte de ser bastante parecido a Dark souls.

Si aún no habéis visto cómo luce, tenéis 20 minutos de gameplay en el canal oficial de Bandai Namco, que os dejamos a continuación:


Compartir

Por Ralencoman

Infiltrado en @Vidaopantalla cual Solid Snake en Shadow Moses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *