Mar. May 11th, 2021
Compartir

 

El fin de semana pasado, tras un año de su estreno en Japón y una expectación masiva por miles de seguidores del anime, llegó a las taquillas de Madrid y Cataluña, Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen, la película que adapta el arco de “El tren Infinito” del manga homónimo.

Tras un éxito abrumador en su país de origen, que ha situado al filme como la película más taquillera de historia de la nación, las ganas de que la cinta se localizara y distribuyera a través de otros países eran altas, y ha sido Selecta Visión quien ha decidido tomar la responsabilidad de traernos a España la cinta de manera completamente doblada al catalán y al castellano, aunque para los más puristas del anime también tenemos en cartelera una versión en el idioma original y subtítulos al español. Gracias a este esfuerzo que ha supuesto conseguir proyectar una película con un nicho muy característico como es el de los seguidores del mundo del manga/anime, la  cinta ha conseguido ya ser rentable y suponer un éxito en taquilla abrumador y completamente inesperado de lo cabría esperar de un filme de dichas características estrenado durante una época incierta para los cines como es la pandemia que nos acontece.

Ver las imágenes de origen

¿De que trata Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen?

La trama de película se centra en los 4 protagonistas de la primera temporada del anime (Tanjiro y su hermana Nezuko, el espadachín del rayo Zenitsu y el salvaje Inosuke), buscando información y respuestas ante las dudas que le surgen a Tanjiro sobre el origen de la danza de su padre, para ello, buscarán a Rengoku, uno de los pilares de la asociación de mata-demonios, el cual posee la respiración de las llamas y que podría saber algo útil al respecto. Siendo este el contexto en el que nos sitúa la primera temporada del anime, la película toma como punto de partida todo lo narrado con anterioridad y construye sobre ello una trama por la cual el tren en el que se encuentran los mata-demonios es atacado por demonios. Y es aquí hasta donde puedo contar por miedo a destripar algunas de las infinitas sorpresas que esconde la película ya que los giros de guion y sorpresas están a la orden del día y consiguen darle una vitalidad a la película que acaba resultando en un ritmo apabullante y que no frena nunca, y es que, aunque con una estructura clásica de planteamiento, nudo y desenlace; la trama es capaz de atrapar y sorprender, no librándose por el camino, de aquellos clichés arquetípicos de los animes con estructuras del género shonnen (humor absurdo, discursos melodramáticos, villanos deteniendo la acción para expresar su plan…), que aunque pudieran otrora resultar pesados o agotadores, son usados con escasez y precisión dejándole un mayor espacio a las peleas vibrantes y la acción desenfrenada.

¿Qué tiene que ofrecer Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen?

Mientras que ya he comentado sobre la estructura narrativa de la película, lo que la hace destacar y marcar nuevos límites a alcanzar es el corazón y alma puestos en su producción, desde una animación excelsa, pasando por una música asombroso y llegando hasta unas coreografías fluidas, todo ello compone una obra magnífica que rebosa de personalidad y de la cual podemos claramente observar el esfuerzo puesto en cada uno de los planos, de las expresiones, de los fotogramas. Nada de lo que sucede en la película sería de tal manera si no fuera por una animación insuperable del estudio responsable de la primera temporada, y es que Ufotable ha conseguido un nivel de puesta en escena que difícilmente se podrá superar en un futuro. Y no solo es animación, si no todas sus situaciones, puesta que las hay escenas donde reí como nunca, escenas donde la emoción hacía latir a mi corazón a máxima velocidad y escenas donde derramé lágrimas como el que más; todo una inabarcable gama de sentimientos que no hacen más que recordarme el por qué veo anime, porque le dedico tiempo a series que otros tildarían de “dibujos animados” o “entretenimiento de niños”, gracias a obras como Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen es que me siento orgulloso de defender este entretenimiento.

Y no son solo la variedad de situaciones, si no sus personajes, los cuales poseen un carisma abrumador que podría salvar hasta la más insulsa delas tramas (el cual no es el caso), además de esto encontramos las ya mencionadas batallas que suceden en un tren, y que formaban la mayor parte de mis reticencias con la cinta debido a que la idea de desarrollar peleas en un espacio relativamente cerrado, no resultaba de mi agrado, pero a lo largo de la cinta fui gratamente sorprendido por el desarrollo de éstas.

Valoración Final

Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen es una película vibrante, emotiva, preciosa y con mucho corazón que es de obligatorio visionado para todos aquellos amantes del mundo del manga/anime y más específicamente de los seguidores del manga original, con una animación despampanante, un ritmo envidiable y unos momentos verdaderamente emotivos, todo lo que tiene para ofrecer esta película es maravilloso. Como recomendación personal, ver la película en salas de cine aporta mucho al disfrute de la misma, así como disfrutar de su doblaje original ya que aunque exista una versión en español que mantiene un buen nivel, la industria del doblaje nipona es inmejorable. Si por lo que sea, existe la imposibilidad de disfrutar del filme en cines, antes de verla por medios no convencionales o en mala calidad podría pasar factura el disfrute de la  cinta por lo que la opción que recomendaría sería esperar a la salida del Blue-Ray y el DVD este mismo verano. En resumen, haceos un favor a vosotros mismos y acudid a los cines a ver esta maravilla que seguro no os dejará indiferentes.


Compartir
Alejandro García Blancas

Por Alejandro García Blancas

Soñador y jugador a tiempo parcial. Escribo como hobby y ojalá como trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *