Dom. Feb 28th, 2021
Compartir

5 detalles que quiero ver en la secuela de Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of the Wild fue un juego que me encantó como videojuego. Honestamente, siento que no volveremos a ver algo igual en un par de décadas, en un juego que nos deje sin aliento y se quede en nuestra memoria para bien… O para mal. Porque como juego de Zelda, para mi ha sido una sorpresa.

Sorpresa mala y buena por partes iguales. Pero de eso ya hemos hablado mucho, por lo que hoy quiero presentaros cinco detalles que me gustaría ver en la secuela (la que voy a llamar BotW 2 en lo que sigue de artículo). Porque me sorprende como Zelda, siendo mi segunda saga de videojuegos favorita y que ha estado en mi vida todo este tiempo, me he olvidado por completo de su existencia.

No me acuerdo cuando se anuncian Nintendo Direct, ni E3s ni eventos especiales. Es como que… Me da igual. Y me duele, porque ya os digo, The Legend of Zelda para mi es muy importante. A continuación os dejo lo que me gustaría ver, y os aviso que el orden es al azar, conforme me venía a la cabeza, aunque lo mejor lo he dejado para el final.

5 cosas que quiero ver en la secuela de Breath of the Wild

Mundo abierto sí, libertad absoluta no

El mundo abierto abierto de BotW es sin duda una pasada. Se puede hacer algo monótono, no obstante, sabiendo lo gigantesco que es, castigarlo por ello no me parecería muy justo. Es una tierra enorme por explorar y en la que da mucho gusto perderte. Al igual que da mucho gusto su libertad absoluta.

Ese es el concepto principal de BotW, la libertad absoluta. Una vez has terminado el tutorial, puedes ir directamente a por el jefe final, a por las Bestias Divinas o seguir la historia yendo a Kakariko. Y eso está genial. Lo que no estaría tan genial es que la secuela tuviese la misma libertad absoluta, pues sería redundar para nada.

Quiero decir, BotW es un juego único por esa libertad. Si los siguientes siguen con lo mismo, al final pasará como con la primera entrega de NES, quedará en un segundo plano como mera pieza histórica y ya, cuando ambos juegos tienen su importancia dentro de la industria. Y sería una pena, la verdad. 

5 detalles que quiero ver en la secuela de Breath of the Wild

Editor de santuarios

Cuando se anunció que el remake de Link’s Awakening iba a tener una especie de Zelda Maker me llevé las manos a la cabeza. Literalmente pensé que sería una revolución y que acabaría jugando más tiempo a ese minijuego que al juego en sí. Pero… Me equivoqué. Aunque eso podría corregirse en BotW 2.

La limitación del creador de mazmorras del Link’s Awakening consiste en que solo se pueden usar zonas de mazmorras que ya hemos visto, pero esto la secuela podría arreglarlo, incluyendo una zona donde crear nuestros propios santuarios con sus reglas y sus mecánicas.

Esto daría mucha imaginación, y si además se pudieran compartir vía online sería una verdadera pasada. No era muy fan de los santuarios en el juego original, sin embargo, esta idea me parecería fenomenal para tener, aunque sea, un Zelda Maker menos prototipo y que pueda dejar el camino para el spin off que tanto deseo.

Objetos temáticos

Con el tiempo he ido aceptando esta realidad, y es que en BotW los objetos “de toda la vida” es la tableta sheikav. Cierto es que los martillos y boomerangs se han actualizado a armas, pero a la par es cierto que son un tanto inservibles, al menos los boomerangs, y es que han perdido su capacidad de fijar a varios enemigos a la vez.

En lo personal me duele mucho la ausencia del gancho, un objeto que habría ayudado mucho en el tema de las escaladas, y que habría estado genial haber vuelto a ver en BotW. Como bien he comentado, he ido aceptando con el tiempo que estos se han convertido en una parte más de Link, como la hoja Deku por la paravela o el arco como una parte más de él.

No obstante, siempre mola tener cosas como la garra, la ánfora de viento, el aerodisco, el mangual… Y eso me gustaría ver en la secuela, una secuela que podría ser como ha sido Zelda en su mayoría de entregas, lo que me lleva al siguiente punto.

5 detalles que quiero ver en la secuela de Breath of the Wild

Historia más seria y profunda

La historia de BotW no es que sea mala, ni mucho menos. Vemos una gran evolución en un personaje como Zelda que, aunque ya tuvo sus grandes momentos en Wind Waker o Skyward Sword, así como en Spirit Tracks, hay que reconocer que, aunque no me guste, el trabajo ha sido el acertado con esta princesa.

No obstante, difiero en muchas cosas, y además la forma de contarla me parece un poco… Extraña. Al final tienes que desbloquear todos los recuerdos e ir jugando a los puzles para unir escena y escena. Todo para tener, a modo de resumen, “hola, soy Zelda, quiero ser princesa pero no quiero ser princesa”. Lo que habría molado una Zelda abdicando, siendo educada por los sheikav como Sheik, y luchando contra su padre el corrupto…

Algo así de oscuro me gustaría ver en la secuela, que igual con ciertas cosas que ocurren en Hyrule Warriors: la era del cataclismo podríamos volver a ver, pero quién sabe. Algo más serio, más profundo, que no me lance un mensaje manido y muy metido con calzador. Pero eso sí, aunque la historia sea aburrida, solo le pido una cosa al juego.

Mazmorras de verdad

Por favor. De verdad, por favor. Me dolió con toda mi alma entrar en la primera Bestia Divina y ver que las mazmorras ahora son “pulsa cinco interruptores”. No. No me gustó nada, sobretodo si sabemos que hablamos de The Legend of Zelda, una saga que sabe hacer mazmorras. Habrá quién me diga “pero la del DLC”, a lo que respondo que es de un DLC, que además yo no he adquirido porque no quiero apoyarlo.

Aún así, una mazmorra de un DLC no justifica lo que ocurrió con este juego. 120 santuarios, la mayoría repetitivos o del estilo “ah vale, es de este tipo”, y cuatro Bestias Divinas que… Disfruté más el castillo de Hyrule que no es ni mazmorra al uso. Y de nuevo me dirán “¿y cómo haces tú 120 santuarios sin ser repetitivos?

Muy fácil: no haciéndolos. Entiendo que Nintendo vio un mundo enorme y dijo “necesitamos meter puntos de teletransporte”, pero igual hacer solo 50 o 60 y no ponerlos tan juntos habría sido más positivo.

5 detalles que quiero ver en la secuela de Breath of the Wild

En resumen, no tengo muchas esperanzas puestas en la secuela de Breath of the Wild. También os digo que es posible que sea lo mejor que pueda hacer, porque si voy sin expectativas, si el juego me acaba gustando me sorprenderá, y si no, pues ya iba preparado para lo que me iba a encontrar.

Sinceramente, espero que Nintendo escuche a quiénes llevamos jugando Zelda toda la vida y no se marque un Paper Mario. No comparto las opiniones más extremistas de que BotW ha asesinado a Zelda, pero sí creo que ha hecho un cambio que, si es solo un juego, adelante. Pero solo uno.


Compartir
Sergio Ortuño Fernández

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) y Community Manager de VidaoPantalla. Redactor en DeVuego. Guionista, presentador. Fan de Resident Evil y amante de los videojuegos y la televisión. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *