//Song of Horror, el terror psicológico creado en España

Song of Horror, el terror psicológico creado en España

Compartir

Song of Horror, el terror psicológico creado en España

Lo primero de todo agradecer a Raiser Games la invitación para jugar Song of Horror Edición Completa, título que tenéis disponible en Steam y que desde ya os animamos a jugarlo si os encantan las aventuras gráficas con toques de terror psicológico. También os queremos indicar desde ya que no se trata de un análisis tal cual de la obra audiovisual, sino de un artículo de opinión en el que queremos compartir nuestras primeras horas con el juego.

Esto se debe a que el juego tiene 5 capítulos y, sintiéndolo mucho por el equipo, no creo que pueda continuar el título… Al menos de momento, y es que soy una persona que lo pasa bastante mal con este tipo de juegos, por lo que sí, el miedo me está superando. Y eso es todo un reconocimiento para el equipo.

Asustar es muy sencillo: simplemente tienes que poner una cara ensangrentada con elementos de terror ocupando toda la pantalla sin previo aviso junto con un grito (generalmente de mujer) completamente agudo y desgarrador. Ese es el susto gratuito que, sí, se puede hacer, pero cuando trabajas el verdadero miedo, se crean maravillas como Song of Horror.

Song of Horror es una aventura gráfica de terror en la que nos pondremos en la piel de varios personajes para vivir una aventura única. Es decir, tú eres quién elige qué personaje quieres ser y puedes completar todo el capítulo (al menos el primero) sin necesidad de cambiar de personaje. Esto lo podrás hacer si el que controlas muere, ya que el título tiene un sistema de muerte permanente del que ya os decimos que la única forma de la que poder escapar es indicar, en el modo de dificultad más fácil, que quieres volver a empezar.

Os explico, hay tres tipos de dificultad: fácil, normal y difícil. La diferencia entre los tres en que en normal y difícil no podrás salvarte de la muerte permanente (y que en normal es menos complicado que en difícil, claro), mientras que en el fácil, cuando mueras, te preguntarán si quieres salvar al personaje o no. Y esto es importante, porque si se te ocurre apagar el ordenador o salir del juego, perderás al personaje.

De esta forma Protocol Games, desarrolladores del juego, evitan que los jugadores puedan hacer trampas. Cuando muera, deberás elegir otro personaje, ir a dónde lo mataron, y recoger los objetos que hayas conseguido.

La historia desde luego anima a seguir ya que te mantiene con interés desde el primer momento. Al parecer, y debido a una cajita musical maldita, una familia se ha vuelto completamente loca y se han convertido en monstruos. De los varios personajes disponibles, todos podrán ir a la mansión donde se sitúa la acción del juego, y como os hemos comentado, si este muere, morirá para siempre y no lo podréis volver a usar.

En la exploración podremos conseguir objetos y documentos que nos servirán para desbloquear nuevos caminos y zonas. Como buena aventura gráfica no habrá apenas pistas de lo que habrá qué hacer, y deberás ser tú quién se estruje los sesos para resolver los acertijos. Además de ello deberás tener mucho cuidado con La Presencia, y es que en momentos dados, además de un pequeño sustito, tendrás que buscar un lugar en el que esconderte.

Una vez lo hagas, tendremos que superar un pequeño minijuego en el que pulsar los gatillos al ritmo del corazón para no caer en la desesperación y así morir. Si consigues salir adelante, continuarás con el juego. Ah, y es muy importante «poner la oreja» en las puertas antes de abrirlas porque nos podríamos encontrar con un game over, al igual que a la hora de interactuar con otros elementos.

Artísticamente el juego es precioso, recordando mucho a otros como Resident Evil 7, con esa atmósfera de terror, en el que cada detalle está perfectamente cuidado, se nota que su dirección artística se ha informado muy bien a la hora de crear el mundo de Song of Horror.

Además de ello cuenta con una iluminación simplemente genial, solo tenéis que ver la imagen de arriba. Aunque, por supuesto, la dirección de sonido no tiene nada que envidiar a la de arte, ya que en más de una ocasión os llevaréis más un susto por lo que oigáis que por lo que veáis.

En definitiva, no dudo que en un futuro no termine Song of Horror y os pueda traer un análisis más detallado, ya sea escrito o en vídeo, este primer capítulo me ha durado más de dos horas y media, pero ahora mismo, con el miedo que me ha llegado a dar… ¡Tardaré!

Ahora, ¿cuáles son las cosas negativas que tiene Song of Horror? Realmente pocas. La cámara a veces puede ocasionar problemas cuando cambia de encuadre sobretodo a quienes han jugado pocos juegos de este estilo, pero no tardas en acostumbrarte. Después algunas animaciones son un poco sencillas, perdonable al tratarse de un indie y que este no es un apartado muy importante en las aventuras gráficas.

Pero yo creo que lo único que puede sacar de contexto a los jugadores es que estás en la mansión del terror pasándolo mal «porque quieres». Me explico. Yo llego a una mansión, me encuentro con fenómenos paranormales, con que hay fantasmas y cosas complemente extrañas y me falta calle para huir.

Pero vamos, es algo muy normal es los videojuegos, puede sacarte del contexto pero es perdonable. Por todo lo demás, si queréis una aventura gráfica de terror psicológico, sin duda, os recomiendo muchísimo Song of Horror.

 


Compartir