//[Análisis] Red Bow, la aventura gráfica de terror de Stranga Games

[Análisis] Red Bow, la aventura gráfica de terror de Stranga Games

Compartir

Red Bow

Al inicio de este extraño año, Ratalaika Games ha sido el encargado de traernos un juego que ha pasado sin hacer mucho ruido, pero que bien merece dedicarle un ojo: Nos referimos a Red Bow. No solo es un juego perfecto para disfrutar de él en este confinamiento; viene como anillo con cualquier tarde que nos apetezca disfrutar de una historia y dedicarle tan solo unas horas.

El juego de Stranga ha salido a la venta para PC, Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PS Vita. Nosotros hemos podido disfrutar de la versión de PlayStation 4, y ésto es lo que os tenemos que contar de él, ¡Allé vamos!

Red Bow bebe totalmente de los juegos retro, con gráficos pixelados que evoca a épocas pasadas, pero muy bien adaptado a la actualidad. Aunque, si lo disfrutamos en una televisión bastante grande, tal vez los píxeles nos parezcan algo toscos, lo cual no es ningún impedimento que afecte a su jugabilidad.

Red Bow

A ambos lados de la pantalla nos encontramos con un margen en el que aparecen dibujadas unas manos sujetando un lazo rojo, el cuál está ligado directamente con la trama.

Es momento de conocer a Roh, nuestra pequeña protagonista que se despierta atrapada en una pesadilla en la que nos iremos encontrando con diferentes monstruos, con los que iremos conversando para desentrañar el misterio de dónde estamos. Este no es el mundo real y, para saber dónde estamos y por qué, iremos resolviendo una serie de puzles y acertijos que nos irán acercando poco a poco a la verdad.

Durante nuestro periplo, nos encontraremos con monstruos de lo más inverosímiles, cuyas conversaciones son clave para avanzar en la trama, en la que según nuestras decisiones, tenemos disponibles varios finales. Esto último puede parecer algo abrumador si queremos conocer las posibilidades que nos muestra el juego, pero por el contrario, la rejugabilidad es el punto fuerte del juego, ya que según las decisiones que tomemos, y el tiempo que tardemos en resolver los acertijos, la duración puede bajar de dos horas.

Aunque, cuidado con las decisiones a tomar, que pueden llevar a nuestra protagonista por malos senderos…

Sin duda, es un juego para un disfrute rápido y que, una vez pasado, podemos volver a jugarlo en el mismo momento o en cualquier otra ocasión por mucho tiempo que pase, no es necesario exprimirlo con sesiones largas de juego.

Pero esto no significa que la historia sea un adorno y que haya que resolver puzles para avanzar y poco más, todo lo contrario, es un juego que carga su peso en la narrativa. Conforme vamos avanzando y según como interactuemos con los personajes que nos encontramos, existen varias formas de encontrar la salida de cada área, lo que dará lugar a que la historia avance de una manera u otra, pudiéndose acabar la partida antes de tiempo. Al avanzar, se siente como si la jugabilidad fuese un vehículo para conducir la historia, muchas veces teniendo que probar con los objetos del entorno y esperar a que resulten útiles. Los acertijos a resolver y el sistema de obtener los objetos ya comentado para avanzar puede llegar a hacerse muy repetitivo y pesado, pero la escasa duración del juego hace que no nos resulte muy tedioso y no sea un inconveniente para disfrutar de la historia.

Si una de las cosas que os gustan en un juego es desbloquear logros y trofeos, en Red Bow conseguiremos uno cada muy poco tiempo, y el rejugarlo será un motivo para intentar conseguir el mayor número de éstos.

Red Bow

Como veis en las imágenes, su estilo 2D retro acompaña muy bien a la historia y los amantes de este estilo de diseño lo van a disfrutar mucho. Aunque los escenarios son bastante reducidos en cuanto a tamaño y no hay zonas en las que perdernos explorando, todo está muy concentrado y acabamos echando de menos ir rebuscando zonas nuevas donde encontrar pistas de la trama, o simplemente secretos del juego.

El aspecto en el que el juego pierde fuelle es en el sonido: Pocos sonidos del personaje y el entorno, y en algunos momentos solo reina el silencio, sin ninguna melodía que acompañe la situación, lo que mata un poco la atmósfera en ciertos momentos.

Red Bow

Conclusión: Por solo 4,99 euros (Para la edición PS4 y PS Vita) tenemos una aventura entretenida para pocas horas, pero con un componente rejugable que alarga la vida considerablemente. No es el mejor juego indie del panorama, pero sin duda merece una oportunidad, ya que para momentos en los que tenemos poco tiempo para jugar, o simplemente queremos disfrutar de un juego que sea completado en un par de horas, aquí tenemos a un buen candidato para ello. No es precisamente el mejor juego para un rato de evasión, ya que su historia es demasiado lúgubre para ello, pero sin duda, el tiempo que dura nos hará pensar acerca de la vida y la muerte, así es Red Bow.

¿Estáis preparados para introduciros en la piel de Roh?

Hemos realizado este análisis en PlayStation 4 con un código que nos ha proporcionado Ratalaika Games.


Compartir