Portada » Eventos » ¡Visitamos el XXV Salón del Manga de Barcelona!
1

¡Visitamos el XXV Salón del Manga de Barcelona!

Compartir

¿Habrá superado las expectativas el Salón del Manga de Barcelona de 2019?

¡Visitamos el XXV Salón del Manga de Barcelona!

Recién ha acabado el número XXV del Salón del Manga o actualmente Manga Barcelona. Ha cerrado sus puertas con 156.000 visitantes vs los 161.000 de la pasada Japan Weekend. Hoy os traemos un articulo muy especial a nivel personal sobre estos 4 días de evento.

Porque aunque sean dos eventos que hace años la gente esperaba, es que a día de hoy ya no es así. Los dos eventos que iban cada uno por su propia vía están a punto de chocar y parece que se avecina una guerra entre lo moderno, lo actual, lo innovador que aporta estos últimos años la Japan trayendo por ejemplo invitados como Umaruchan o «saxofon boy», que a parte de poder verlos en persona puedes disfrutar de un espectáculo que va a entretener a tus visitantes, contra el nombre (hasta hace poco) del Salón del Manga de Barcelona, evento que trae como invitados a lo más alto del mundo mangaka y que dicho evento ya tiene un reconocimiento internacional pero, ¿qué ha pasado este año?

El Manga Barcelona ha celebrado por todo lo alto sus 25º aniversario, con un cartel que desde el punto de los más nostálgicos podemos decir que nos representa al 200%, y del vídeo que se publicó ya mejor ni mencionarlo sin que se te ponga la piel de gallina. Pero nada más lejos de eso, esa parece que fue la única cosa que hicieron para el público cómo tal, dentro del evento no había un ambiente un festivo como anunciaban tanto por las redes sociales, simplemente una gimkana que al completar conseguías todas las postales de todos los carteles de cada evento desde su fecha de inauguración en el primer salón del manga hasta este. Y es que querido lector o lectora, personalmente como reportero que ha estado yendo a dicho evento desde 2007, ese primer evento que te acuerdas a la perfección de todo lo que hiciste, de lo que te compraste, de lo que pasó…

Pasando por el primer año que vas sin tu familia y vas con tu grupo de amigos, creyéndoos los reyes del mambo y pensando que ya sois «grandes» (sí, sabes a lo que me refiero y la mayoría nos arrepentimos de esa época), hasta que sin saber cómo llegaba el año que en cada pabellón te encontrabas con alguien que conocías o te conocía por otra amistad en común, y así pasa el salón año tras año haciendo su magia, esa que pocos llegan a conocer…

Y así pasó para mi hasta que hace 2 años mi papel pasó a dejar de disfrutar del salón cómo antes, y hacer que esa magia que siento yo cada año, pasó a ser el de plasmarla en estas palabras para vosotros y vosotras. Dejé de ver esa esencia que envolvía los pabellones para averiguar como se creaba y poder poner mi granito de arena. Y como ya he avisado antes, este no va a ser el típico reportaje del Salón del Manga de Barcelona, y simplemente porque este año, personalmente no he sentido que fuese un Salón del Manga de Barcelona.

Puede ser que el cambio de nombre del año pasado nos estuviera avisando ya con antelación de que el Salón del Manga que conocíamos ya no iba a ser el mismo de ahora en adelante pero, ¿hasta qué punto es eso bueno? Los talleres que se hacían antaño ahora ya han pasado a ser menos. Los invitados han dejado de ser invitados como tal a parecer una figura de acción que ves a través de una vitrina. Son invitados de una categoría más que premium, pero, realmente me pregunto si en estos tiempos donde el show, la diversión, el ocio en general es lo que más vende y, obviamente, entretiene a la gente. Este año se ha visto como los dos primeros días ha faltado eso, show, talleres, que no sean charlas, que el visitante pueda disfrutar realmente por lo que ha pagado, quiere que nada más entrar el evento le sorprenda, y eso, ya no pasa, Nintendo sigue estando en el pabellón 2 a la derecha, con su mismo escenario de siempre, con sus Switch y con los últimos juegos que hayan salido.

En el centro los pabellones de las grandes empresas y las tiendas más reconocidas, o que tengan un gran tirón a nivel mediático. Al fondo del mismo pabellón tenemos a los pesos pesados del manga y el anime en España, Selecta, Planeta, ecc, Ivrea, Norma y la aún nueva pero no por ello menos importante Milkyway. detrás de estos stands comerciales tenemos unas pistas de Pin Pon, baloncesto, voleibol, fútbol, y una zona de juegos infantiles con un castillo inflable como novedad. La organización es casi o directamente la misma que la del año pasado, cosa que recalca la falta de innovación o «el intento de» pero no llegar a lograrlo. Realmente escribir esto es más triste de lo que parece, como un evento que te sorprendió la primera vez con todos stands con una decoración maravillosa ahora se han convertido en las típicas paredes blancas. En eso último simplemente un stand es el que este año ha dicho: aquí estamos y estaremos.

Bandai Namco, la gran sorpresa de este año, que ambientando en el mundo de Dragon Ball, debido a que se acerca el próximo lanzamiento de Dragon Ball Z Kakarot, levantaron el legendario estadio del torneo de artes marciales. Además de tres photocalls para poder hacerse fotos, desde subido al dragón Shenron, hasta lanzando un kame-hame. Y como no, múltiples plataformas y juegos de la franquicia donde podías jugar unas partidas con tus amigos o apuntarte a uno de los torneos que el propio stand organizaba.  Por que esa es otra, ¿FICOMIC, seguís en el evento?

Este año es el primero que he visto a más personal de seguridad que staff o ayudantes o staff de FICOMIC, y por lo que se comentó simplemente aparecían para quejarse a otros usuarios, con gran influencia en el público que asistía para decir que no estaba bien que congestionasen tanto una zona en concreto. Cosa que me llega a plantear lo siguiente; si X usuario, organiza una quedada con sus seguidores en un stand, y avisa de que irá a vuestro evento, si no hacéis nada para controlarlo luego no puede haber ninguna clase de replica contra X usuario.

Por otro lado, aún habiendo invitados con mucho renombre como sería Nikoyita blogs, toda la responsabilidad recayó sobre los hombros de Norma, el stand que trajo a esta pareja, no está mal del todo pero siendo FICOMIC el anfitrión, al menos un o una representante de la organización haciendo por ejemplo una clase de control de la longeva fila de gente que formo partiendo de una manera de lo más incomoda el pabellón, no habría estado mal. En eso último muchos nos hemos puesto de acuerdo, hoy en día el Salón del Manga de Barcelona, o cómo quieran cambiarle el nombre, está en punto muerto, no está innovando, se está quedando en lo clásico, lo que les ayudó a subir hasta ahí, y por eso, aún no habiendo ni anunciado ningún invitado, las entradas ya se habían agotado.

Los invitados este año han sido los mangakas de la temporada como cada entrega, pero también como cada entrega, han sido los invitados de vitrina que les podríamos llamar. Invitados que los ves detrás de sus mesas, te haces la foto y siguiente, suerte que algunos/as de ellos/as son más simpáticos/as y se animan a hacer algo más fuera de su horario establecido cómo «invitado». Personalmente esos invitados realmente atraen a visitantes, pero son visitantes que solamente compraran una entrada para ese día e incluso algunos simplemente vendrán durante su franja de firmas. ¿Por qué FICOMIC no apostó más fuerte por invitados que creen show?

Invitados que a la vez disfruten del evento y contagien ese entusiasmo por el evento a su grupo de fans. A lo mejor, por lo ya mencionado, el evento se ha quedado estancado. Pensarán que estaban ellos solos en la liga en la que juega el Manga Barcelona, pero las cifras ya han desmentido eso. Y como dicen… Hay que renovarse o morir, así que el siguiente paso está en manos de FICOMIC y de cómo quieran seguir adelante los futuros años.

Dicho todo esto, puede ser que entre estás líneas se interprete un ataque directo a dicho evento pero ni más lejos, lo que he intentado representar es lo mismo que un cuando una niña o niño pequeños tiran de la falda de su madre, porque está ocupada haciendo otras cosas y no están prestando atención a los pequeños. En este caso FICOMIC está demasiado centrada en organizar un evento para ellos mismos que creo que no está teniendo muy en cuenta el mundo que le está rodeando, no está viendo al gran rival que se le está acercando y tampoco al ambiente que se respira entre los pabellones de su evento, simplemente con poner una encuesta en su web para saber la crítica de sus visitantes sería suficiente para darles el toque que necesitan, o no, quien sabe…

Para los visitantes más nuevos o que llevan un par de años viniendo no habrá sido un mal evento, y no se equivocan, pero tampoco ha sido el mejor, ni de Salón del Manga, ni de evento de anime y manga en este año. Como evento no ha estado mal, pero lejos de lo que era antes, la luz del salón no se sabe si se está apagando o se está viendo deslumbrada por la de otros eventos.

Por nuestra parte nada más que añadir, también no creemos que haya sido poco lo dicho pero os animamos enormemente a dejarnos vuestras opinión más abajo que estaremos encantados de leerlas, tanto de este reportaje como del propio evento. Y aprovechando que gracias a Crunchyroll ha habido una buena imagen de JoJo’s Bizarre Adventure: Vento Aureo este año, nos despedimos con un ¡Ari-Ari-Ari-Arrivederci!

[Reportaje] Salón del Manga de Barcelona 2018


Compartir