//[Análisis] The Messenger, mensajero del futuro

[Análisis] The Messenger, mensajero del futuro

Compartir

The Messenger es un juego de plataformas realizado por la compañía independiente Sabotage Studios y distribuído por Devolver Digital. Lanzado oficialmente el pasado mes de agosto para PC y Nintendo Switch, no pasó desapercibido. Un homenaje a Ninja Gaiden que recibió la nominación a mejor juego independiente en los pasados GOTY Awards. ¿Suena bien, verdad?¿Os lo vais a perder?

Una original combinación de géneros que juega con las bases de los juegos retro que tanto echamos en falta.

Que el pasado año 2018 ha sido un año excelente para los juegos independientes es todo un hecho. Tal vez por ello cada vez es más importante buscar nuevas formas de promoción y darse a conocer a un público cada vez más diverso. The Messenger se dio a conocer en el Nindies Showcase de marzo de 2018, junto con otro muchos títulos que tenían muy buena pinta. Tras un tráiler que quizás contaba demasiado, estaba claro que estábamos ante un título especial, que aguardaba por ser descubierto. Una original combinación de géneros que juega con las bases de los juegos retro que tanto echamos en falta.

La historia de The Messenger parece bastante tópica y poco original, al menos al principio. Un ejército demoníaco asalta la aldea de nuestro protagonista, destruyéndola completamente. Tal y como dice la profecía, el héroe del oeste llega para salvarles, pero lo hace demasiado tarde. Por ello, el héroe le da a nuestro protagonista un pergamino de vital importancia, que deberá llevar al otro lado de isla. Así se trasforma en el Mensajero. Pero no todo es lo que parece, y la historia es mas enrevesada de lo que en un principio podríamos suponer.

The Messenger es un juego de plataformas y aventuras que en mitad de nuestra aventura da un giro de 180 grados 

The Messenger es un videojuego en 2D de scroll lateral que homenaje a la época de los 8 bits, especialmente a Ninja Gaiden. Un juego de plataformas y aventuras que en mitad de nuestra aventura da un giro de 180 grados convirtiéndose en todo un metroidvania con gráficos propios de la época de 16 bits. Una agradable sorpresa destripada en tráiler oficial que, sin embargo, entendemos que no se haya guardado con el máximo secretismo precisamente. Y es que una de las bazas de The Messenger es precisamente esta, que combina géneros y consigue hacerlo muy bien y sin que quede en absoluto forzado.

Esto también se ve traducido a la historia, la cual se enrevesa y acaba siendo una aventura de viajes en el tiempo. Aunque la narrativa es totalmente secundaria, quedando a merced de la jugabilidad, Sabotage Studios ha jugado con el humor y el caos temporal más absoluto como eje de la historia. Porque en The Messenger la lógica no importa, lo que prima es la aventura y pasar un buen rato. Algo que sin duda tendremos con el personaje del “tendero”, una especie de ayudante que nos encontraremos en la tienda cuando queramos comprar mejoras o charlar sobre algo en concreto. Os puedo asegurar que es todo un personaje y acabaréis riéndoos a carcajadas con las surrealistas historias que os contará, cada cual con una moraleja más absurda. No será éste ni el primer ni el último personaje que romperá la cuarta pared del juego de la forma más descacharrante.

Las jugabilidad es tan divertida como sencilla. Nuestro personaje tendrá los movimientos típicos de un ninja: correrá, saltará, se agachará, dará espadazos… incluso podrá dar un doble salto usando su espada. A medida que vayamos avanzando nuevos e importantes movimientos se irán incorporando: planeo, uso del gancho, lanzamiento de shurikens… Avanzaremos entre fase y fase guardando la partida en diferentes portales situados de forma estratégica. A veces esos mismos portales también serán la tienda, dónde podremos comprar nuevas habilidades o mejoras utilizando como moneda de cambio los cristales que iremos recogiendo a lo largo del juego.

Jugar con diferentes líneas temporales nunca fue tan divertido

Una mecánica muy interesante es sin duda la penalización de muertes. Aquí entra en escena un pequeño demonio de un sólo ojo llamado Guapifeo. Este pequeño “amigo” (muy entrecomillas) aparecerá en pantalla cuando muramos y no se irá hasta haber comido los cristales que el considera suficientes. Este glotón personaje nos va a fastidiar un poco, teniendo en cuenta los necesaria que es la recolección de esos objetos en The Messenger. Además, intentará tocarnos las narices lo máximo posible con divertidos comentarios criticando nuestra forma de jugar.

En la primera parte del juego escalaremos montañas heladas, avanzaremos entre bosques, cascadas, grutas, lava…los niveles serán tan variados como entretenidos. Normalmente al final de cada uno tendremos un jefe final, con el que deberemos de utilizar diferentes estrategias para vencer. Algunos serán pequeños y rápidos, otros gigantescos y con mecánicas más complicadas de aprender. Además, cuando lleguemos hasta cierto punto del juego, los mundos se cohesionarán como un todo en el que habrá pasado y futuro. A través de agujeros temporales podremos experimentar las modificaciones introducidas en una misma fase. Jugar con diferentes líneas temporales nunca fue tan divertido.

Perder resulta entretenido y divertido la mayor parte de las veces.

Puede que The Messenger beba mucho de Ninja Gaiden, pero no han querido plasmar la dificultad del juego de Sega. Han realizado un juego de dificultad media, con ciertos picos de dificultad pero muy asequibles de realizar. Cada piedra que encontramos en nuestro camino sólo nos incentiva a seguir y seguir. Perder resulta entretenido y divertido la mayor parte de las veces. Probablemente tendréis que repetir más de un jefe final o zona de plataformeo bastantes veces y no guardareis un mal recuerdo de ello en absoluto.

Es obvio que es un juego sencillo y no tiene un mapeado demasiado complicado ni un sistema de avanzado tipo Metroid, pero cumple con creces.

La duración de un título como The Messenger es otro de sus puntos fuertes. Para ser un juego de plataformas en 2D creo que han conseguido la duración perfecta. El título está lleno de caminos secretos y algunos objetos ocultos, con los que nos pondremos tranquilamente en las 20 horas de juego. Su mayor baza es que cuando creemos que el juego está a punto de terminar, nos damos cuenta de lo equivocados que estabamos. Si el juego realmente hubiese acabado ahí, no estaría nada mal. Pero teniendo en cuenta la que se nos viene encima, creo que la duración es totalmente satisfactoria. Es obvio que es un juego sencillo y no tiene un mapeado demasiado complicado ni un sistema de avanzado tipo Metroid, pero cumple con creces. Tampoco esperéis que el juego se convierta de repente en un Hollow Knight, porque desde luego tampoco lo pretende.

Los gráficos y el sonido son muy destacables. El cambio gráfico de 8 bits a 16 es realmente fresco y mejora la experiencia de una forma increíble. La primera parte del juego ya de por sí ya es variada y está cuidada, pero la llegada de los 16 bits le sienta fenomenal. Luce muy bien y se ve realmente lo mucho que han trabajado en el apartado artístico. La música también es genial, no llega a ser una épica banda sonora orquestada, pero tampoco pegaría demasiado en esta clase de juego. Es variada, cañera y absolutamente pegadiza. Muy acorde a los tiempos a los que pretender rememorar. Además tiene ciertos detalles, como el cambio de acústica cuando estamos debajo del agua, con el que se aprecia el mimo detrás de The Messenger.

En resumen

Lo mejor:

  • Si queréis un juego de plataformas con toques de metroidvania que os haga pasar un buen rato, The Messenger es vuestro juego.
  • Los gráficos y el sonido son muy destacables, especialmente cuando se produce ese cambio a mitad del juego que ya se podría apreciar en el tráiler.
  • La duración es satisfactoria a todos niveles, ni nos deja con las ganas ni se alarga demasiado.
  • Su humor es un punto muy a favor de un título como éste, que normalmente no le da ningún peso a los diálogos.

Lo peor :

  • Ciertamente el juego no es un paseo, pero los jugadores más experimentados echarán en falta un reto mayor sin tener que terminarte el juego al menos una vez (para acceder al New Game Plus).
  • Aunque el cambio de género es sorprendente y está bien hecho, no esperéis algo demasiado ambicioso, está claro de que género tira más The Messenger.
  • Algunos jefes finales son demasiado fáciles, en disonancia de otros en los que tendremos que aprendernos sus mecánicas al dedillo para vencerles.
  • En cierta parte de juego podremos encontrarnos bastante perdidos, porque nos dan pistas de lo que hacer pero no especifican demasiado.

Como conclusión, The Messenger es un homenaje a los juegos retro de Ninjas, pero consigue dar una vuelta de tuerca y sumerginos en algo más. Un mundo mas asequible pero muy divertido, con una amplia variedad de enemigos y escenarios, diálogos grandilocuentes y descacharrantes y mucha originalidad. Aún cogiendo de base juego retros ampliamente conocidos, consigue destacar, y eso hoy en día, es mucho decir.

Hemos realizado este análisis con la versión de PC.

The Messenger es un juego de plataformas realizado por la compañía independiente Sabotage Studios y distribuído por Devolver Digital. Lanzado oficialmente el pasado mes de agosto para PC y Nintendo Switch, no pasó desapercibido. Un homenaje a Ninja Gaiden que recibió la nominación a mejor juego independiente en los pasados…

[Análisis] The Messenger, mensajero el futuro

Gráficos - 90%
Sonido - 92%
Jugabilidad - 88%
Duración - 90%

90%

The Messenger es un juego de plataformas realizado por la compañía independiente Sabotage Studios y distribuído por Devolver Digital. Se lanzó de forma oficial el pasado mes de agosto para PC y Nintendo Switch y no pasó desapercibido. Un homenaje a Ninja Gaiden que consiguió la nominación a mejor juego independiente en los pasados GOTY Awards. ¿Suena bien, verdad?¿Os lo vais a perder?

User Rating: Be the first one !

Compartir