//[Análisis] Astroneer

[Análisis] Astroneer

Compartir

Han pasado más de dos años desde que System Era Softwork lanzase la primera versión anticipada de Astroneer. Ahora, tras muchos cambios y actualizaciones en el juego, ha llegado la versión final bastante pulida, con multitud de retos para el jugador y una jugabilidad muy trabajada gracias a la comunicación constante con la comunidad del juego.

Astroneer nos presenta un mundo repleto de materiales con los que tendremos que construir todo lo necesario para avanzar hasta el siguiente planeta. La base del juego es la supervivencia, aunque no serán muchos los peligros que aguarden al jugador, sobre todo mientras se mantenga en la superficie.

La misión principal en este juego es recolectar todo tipo de recursos. El juego en ningún momento indica cuál será el siguiente paso que se debe dar, sino que deja al jugador totalmente a su aire. Esto tiene su parte buena, y es que el ritmo lo marca el propio jugador, y su parte mala, que en alguna ocasión uno puede sentirse algo perdido.

Para evitar este punto negativo, los creadores del juego han ido puliendo un tutorial que sinceramente introduce bastante bien en el juego. En tan solo unos minutos ofrece unos conceptos básicos del juego que permite, al menos, dar los primeros pasos sobre el primer planeta de Astroneer sin sentirse perdido. A partir de este punto, el juego comienza a fluir solo, pues el jugador ya se ha dado cuenta de lo que necesita y dónde puede encontrarlo.

Es cierto que algunos aspectos quedan algo opacos, y no se explican en el tutorial, pero también es uno de los puntos interesantes de Astroneer, descubrir cómo hacer algunas cosas.

Una herramienta para dominarlo todo

En Astroneer comenzaremos el juego con una base ya creada, una plataforma para que aterricen tres máquinas básicas para el juego y una herramienta que permite deformar el terreno al gusto del jugador. Actúa a modo de aspiradora, y permite recoger tanto tierra como cualquier recurso que podamos necesitar a lo largo de nuestra partida.

Todo lo que recojamos con esta herramienta irá a parar a la mochila del personaje. En este punto cabe mencionar la existencia de un inventario físicamente en el juego. A pesar de quedarse algo pequeño con mucha facilidad, es muy inmersivo ver como todo lo que haces en el juego, está realmente representado en el mismo. Desde sacar un elemento de la mochila, hasta abrir la tablet de investigaciones para escoger una o activar una máquina. Todo tiene su panel, y este existe en el mundo del juego.

También es importante conocer cómo funcionan el oxígeno y la energía en este juego, pues de estos dependen la vida del jugador y las cosas que podrá hacer respectivamente. Ambos elementos son fáciles de solucionar, pues el juego pone a disposición del jugador unos anclajes que permiten formar un camino de cables para ampliar el área de oxígeno. Si el jugador se encuentra unido a este cable, recibirá oxígeno y energía de la base.

Aquí es importante destacar que tendremos que mantener el oxigenador funcionando para que esto surta efecto. Para esto necesitamos energía, que no se genera de la nada, sino que tendremos que conectar máquinas generadoras a nuestra base. Y esto requerirá que tengamos más plataformas donde colocar máquinas, pues no se pueden colocar directamente sobre el terreno. Es decir, para poder ampliar, tendremos que hacer bastantes cosas, así el juego no se volverá monótono ni aburrido en ningún momento, pues de una tarea que debas hacer surgen más.

Construye todo lo que necesites

Astroneer permite que el jugador pueda construir multitud de máquinas que irán facilitando la vida del jugador poco a poco. Comenzando por un estante donde poder guardar los materiales recogidos por el mundo, hasta un horno para fundirlos y obtener otros materiales o impresoras para poder seguir imprimiendo más máquinas.

Todos estos objetos que podemos llegar a tener deben ser investigados previamente, a excepción de unos pocos que vienen desbloqueados por defecto. Para poder investigar usaremos bytes, una “moneda de cambio” que encontraremos por el mundo en pequeñas dosis y podremos obtener mayores cantidades gracias al laboratorio de investigación.

En este punto es importante aclarar que el juego no ofrece ninguna información sobre lo que hace cada uno de los objetos que existen. Algunos son bastante fáciles de descifrar por lógica, pues una impresora, un oxigenador o un horno no tienen muchos usos, pero otros son más complejos y requerirán de prueba y error.

Explora, y cuando acabes, sigue explorando

Este juego cuenta con multitud de lugares que explorar en cada uno de los planetas, y tiene siete en total. Solo por el hecho de necesitar ciertos materiales, el jugador se verá forzado a investigar multitud de cuevas y superficies de cada uno de los planetas. Es importante mantener un buen sistema de anclajes para no quedarnos nunca sin oxígeno, ya que caer en una cueva y no tener forma de respirar nos llevará a una muerte rápida.

Una vez nos hemos cansado de explorar un planeta, llegará el momento de ponernos manos a la obra, construir nuestra propia nave y cambiar de planeta. Una vez aterricemos, nuevamente tendremos que repetir la exploración del lugar.

Cada uno de los planetas es distinto, y cuenta con materiales y flora diferentes. Además de esto, los peligros entre planetas también cambian. En alguno de ellos podremos encontrarnos con tormentas de las que tendremos que refugiarnos, en otros con plantas que nos atacarán al tocarlas…en definitiva, habrá que explorar con cuidado cada planeta, sin confiarse pensando que son todos iguales.

Es importante pensar siempre que tenemos la herramienta para deformar terrenos, puesto que, si en algún momento queremos acceder a un sitio al que no llegamos, podemos construir suelo o eliminar el obstáculo que nos impida el paso. Esto ayuda mucho a la exploración, permitiendo crear rutas alternativas.

Un bello paisaje y un sonido que funciona

El aspecto gráfico del juego resulta impresionante de un primer vistazo. Multitud de colores que atraen la vista del jugador, plantas por todos lados, elementos que recolectar con formas que llaman la atención… En general es un juego muy atractivo visualmente. Además, en esta versión final han añadido una serie de estructuras extrañas que ayudan mucho a completar el escenario, aunque sin ellas tampoco se vería repetitivo. Se hace bastante ameno caminar por cualquiera de los planetas de Astroneer simplemente por explorarlo y ver más.

La música del juego casa bastante bien con la jugabilidad, aunque lo mejor del apartado sonoro son los efectos de sonido. Incluso apagando la banda sonora por completo el juego se siente bastante vivo.

En resumen

Astroneer es un juego muy bien trabajado durante varios años. Ha sufrido multitud de cambios que han ayudado a que se convierta en lo que es hoy, un juego muy disfrutable que ofrecerá una gran cantidad de horas a quien quiera probarlo.

Es importante saber que es un juego que se debe explorar e ir descubriendo multitud de cosas por uno mismo. Aunque también existe la opción de jugar en cooperativo para disfrutar aún más de la experiencia acompañado de amigos.

Quizás la única pega que tiene este juego es un problema con la distribución de oxígeno y los lotes de anclaje. Tras haberlo probado en dos partidas diferentes, se ha podido observar que, al tener demasiados anclajes colocados en el mundo, el rendimiento del juego comienza a caer. Probablemente este punto lo solucionen pronto, por lo que el juego será aún más disfrutable.

Además de esto, podemos decir que puede llegar a ser difícil iniciarse en una partida si no se le dedica un rato a entender como funciona el juego. Llega un momento en que todo fluye, pero hasta ese punto, y desde el sencillo inicio, hay un pequeño margen donde algunos jugadores pueden verse frustrados.

Han pasado más de dos años desde que System Era Softwork lanzase la primera versión anticipada de Astroneer. Ahora, tras muchos cambios y actualizaciones en el juego, ha llegado la versión final bastante pulida, con multitud de retos para el jugador y una jugabilidad muy trabajada gracias a la comunicación…

Nota:

Jugabilidad - 9.5
Gráficos - 8.5
Sonido - 7.5
Duración - 10

8.9

User Rating: 5 ( 1 votes)

Compartir