Portada » General » Opinión » Niños al poder – Clementine

Niños al poder – Clementine

Compartir

Niños al poder - Clementine

Ya ha pasado un tiempo desde el primer artículo de Niños al poder con Toon Link, el protagonista de The Legend of Zelda: The Wind Waker. Hoy quiero hablaros de otra de mis niñas favoritas de los videojuegos y, para mi, todo un ejemplo de superación y madurez. Os estoy hablando de Clementine, del universo de Telltale Games The Walking Dead (cuya última entrega hemos analizado y concluiremos el próximo 26 de marzo cuando salga el último capítulo de la temporada, y desde el día 29 en formato físico para PlayStation 4 y Xbox One gracias a Meridiem Games).

Desde ya os aviso, este artículo de opinión va a estar plagado de spoilers de todas las temporadas de The Walking Dead de Telltale incluida la temporada final al menos hasta el tercer capítulo, por lo que debes leer esta entrada bajo tu propio riesgo. La primera vez que conocemos a Clementine aparenta ser el típico personaje “motivo” por el cual nuestro protagonista se mueve. Y en gran parte hay una enorme simbología con Lee Everett. Si has llegado hasta aquí es porque te has pasado por lo menos esta primera temporada y por fin lo puedo decir sin problemas, gracias Lee. Se podría hacer un trabajo de investigación con este personaje, y aún quedaría para una segunda parte (y tercera en descuidarte).

Pero no es oro todo lo que reluce. Lee nos lo presentan de camino a la cárcel, tras haber cometido un asesinato (matar al amante de su esposa). Lee es un asesino, un criminal, ha matado a una persona en un mundo, todavía, con reglas. Tras el apocalipsis, este crimen se le perdona, apenas se le da importancia, ya que consideran más importante sobrevivir, pero se puede ver a un Lee que quiere arrepentirse de sus pecados, que no se siente bien consigo mismo. Es ahí dónde entra Clementine, una niña de apenas 9 años que no sabe dónde están sus padres y no pierde la esperanza en ningún momento para encontrarlos. Es durante toda la primera temporada cuando Lee enseña a Clem a sobrevivir, a ir con el pelo corto para que nadie se lo agarre, a disparar, a defenderse…

Hasta que llega el final, donde Lee pierde todas sus fuerzas tras ser mordido y enseña a Clem sus últimas lecciones para sobrevivir. Al final, dependerá de nosotros, pero, por favor, disparad a Lee, no dejéis que se convierte. Lee ya ha pagado su deuda con la nueva sociedad, ha sacrificado en varias ocasiones su vida para salvar a su equipo, siempre ha estado ahí. Sí, es verdad, es un asesino… Pero es un asesino en un mundo justo, y en el mundo de The Walking Dead nada es justo. Lee puede descansar en paz.

Y es a partir de la segunda temporada cuando Clementine se convierte en una “niña al poder”, en un personaje que a pesar de su edad demuestra que tiene el mismo o más potencial que un adulto. Ya no solo en la escena del cobertizo donde se trata la herida del perro en el brazo, tampoco cuando intenta despertar a Sarah para que vea la realidad, ni cuando ve cómo Kenny destroza la cara a Carver, sino de su concepto de la supervivencia. Ella intenta mantener siempre un orden en el grupo, intenta que todo el mundo se lleve bien o que por lo menos no haya conflictos… ¡Y apenas tiene 12 años!

En la tercera temporada, eso sí, Clem me decepcionó un poco (cuando hablo de Clem por supuesto siempre hablo del equipo de guionistas que son quienes la evolucionan). En este temporada es una Clementine más fría, a la que le cuesta confiar en la gente (comprensible después de todo lo que ha vivido), pero con momentos un poco tiernos que nos recuerdan que sigue siendo una niña: cuando tiene un pequeño romance con Gabe, cuando no sabe por qué sangra… Al fin y al cabo, sigue siendo una niña.

Y es en esta última temporada cuando Clem pone en la práctica todo lo aprendido y cuando se ve todo su potencial. Donde deberemos cuidar a nuestro A.J., donde él aprenderá cómo tiene que ser una persona, ya que el pobrecito nació en un mundo apocalíptico, sin normas. El hecho de que el vea con naturalidad cosas que nosotros no las vemos así… Me parece todo un acierto por parte del equipo de Telltale Games. No sabemos cual será el destino de Clementine, si morirá defendiendo a A.J., si A.J. morirá defendiéndola, si ella misma podría quitarse la vida… No, eso jamás, Lee no podría descansar en paz.

Sea como fuere, el próximo 26 de marzo saldremos de todas nuestras dudas. Por mi parte estoy seguro de que Clem no va a morir. Al ser el final, dudo mucho que lo dejen abierto, sobretodo teniendo en cuenta la situación con Telltale… La pequeña Clementine se ha merecido con todas las de la ley sea una niña al poder, una niña que ha demostrado que no hace falta ser adulto para ser un personaje increíble. Qué decir salvo gracias por este maravilloso personaje.


Compartir