Portada » General » [Análisis] Kenshi

[Análisis] Kenshi

¿Qué te parecería entrar a un juego y poder hacer cualquier cosa que quisieras? No estamos hablando de un sandbox como Minecraft donde “lo que quieras” está limitado a las acciones positivas del mundo, sino que también entran en juego acciones que podríamos clasificar como moralmente indecentes o simplemente que no nos planteamos en ningún otro juego. Esto es lo que nos ofrece Kenshi.

Kenshi nos presenta un entorno donde somos totalmente libres, podemos hacer cualquier cosa, construir en cualquier lugar, robar el objeto que más nos guste…aunque no seremos los únicos con esta capacidad. En este juego las acciones tienen su repercusión, y si robamos, podremos meternos en graves problemas, y ya no hablemos de si secuestramos o matamos a alguien. También podemos plantearnos elegir el “bando bueno” y simplemente acabar con bandidos o construir grandes ciudades, queda en nuestra mano elegir qué clase de persona deseamos ser en este inhóspito mundo.

Antes de empezar, ¿de dónde surge este juego?

El estudio responsable de Kenshi es Lo-Fi Games, un pequeño equipo con sede en Bristol, Reino Unido. Llevan trabajando en el juego 12 años, aunque los seis primeros del desarrollo solamente estuvo formado por Chris Hunt, actual CEO del estudio. Posteriormente Lo-Fi Games ha tenido incorporaciones y bajas de ciertos miembros. Actualmente está compuesto por cuatro personas trabajando a todo tren en el lanzamiento de Kenshi.

La idea de crear Kenshi nace de la disconformidad del fundador del estudio con otros juegos de un género similar. En sus propias palabras: “No me gusta que me digan qué hacer o cómo jugar. No quiero que me ofrezcan misiones, no deseo un personaje prediseñado que sea más fuerte que el resto para empezar con él. ¿Qué tiene de divertido esto? Lo que de verdad me gusta en un juego es cuando pillas a un personaje desconocido y débil, lo pones a tu servicio y lo entrenas hasta que sea lo más fuerte posible […] He hecho Kenshi porque quiero jugarlo y, si a mucha gente no le gusta, que les den. Creo que esta es la mejor actitud que puedes tener si quieres hacer algo grande. Porque no tratas de contentar a todo el mundo ni bajas el nivel”.

En pocas palabras, se trata de un juego donde no comenzaremos controlando un héroe que busca salvar el mundo. No seremos bienvenidos allá donde vayamos, ni tampoco podremos tener acceso a todos los lugares por ser el protagonista. En Kenshi las cosas funcionan de otra forma. Nuestro personaje es uno más, comienza como cualquier otro NPC del juego sin nada en su poder y con unas estadísticas básicas que pueden ser igualadas por muchos y superadas por aún más personajes del mundo.

¿Qué significa para Kenshi la libertad?

Los jugadores podrán comenzar a escoger por ellos mismos desde antes de iniciar la partida, pues es posible elegir el tipo de personaje que deseamos llevar, y al mismo tiempo el estilo de juego que podremos seguir. Además, también podremos modificar algunas variables que afectarán a la dificultad del juego antes de comenzar la partida.

Una vez hemos escogido el tipo de personaje que deseamos ser, podremos personalizarlo con un editor bastante completo, permitiendo escoger una raza, con su correspondiente historia y unas características propias, una subraza y la apariencia del personaje.

El tipo de personaje que escojamos al inicio nos otorgará unas características concretas con las que tendremos que lidiar durante la partida. Podemos escoger el vagabundo que comienza sin apenas nada, en una de las principales ciudades del juego, pero desconocido por todo el mundo. O también podemos escoger al grupo de buscadores de la libertad, los cuales comienzan con un equipo ya formado, unas estadísticas decentes en combate y algunas cosas interesantes en el inventario. La parte negativa de esta elección es que llegas al mundo con un grupo de enemigos que tratará de eliminarte nada más verte. Como se puede observar, elecciones hay varias, y cada una tendrá unas consecuencias positivas y otras tantas negativas.

A partir de este punto, cada jugador es libre de hacer lo que quiera. Literalmente lo que desee. Puede dedicarse a hacer el bien y acabar con los animales salvajes y los forajidos, o puede dedicarse a hacer el mal y cometer todo tipo de actos vandálicos desde robos hasta asesinatos o secuestros.

¿Qué podemos encontrar en Kenshi?

Es cierto que, si nos quedamos en que el juego permite al jugador hacer cualquier cosa, pueden quedar difusas las posibilidades que este ofrece en realidad.

En Kenshi podemos tomar nuestro propio camino desde un inicio preestablecido con los tipos de personajes que podemos escoger. Desde ese punto el inicio será relativamente similar dado que lo principal en este momento del juego será conseguir una mochila, unas sandalias, comida y algo de dinero.

Una vez con este objetivo cumplido, podremos decidir en qué queremos centrarnos. Como en todo, hay una estrategia que podría funcionar mejor dado que estamos aún en los inicios del juego. Podríamos establecer una base cerca de algún punto de recursos o comprar una casa en la ciudad si esta queda cerca de un lugar donde puedas obtener recursos.

¿Estás más o menos asentado? Pues ahora toca hacer crecer el grupo. Una sola persona poco podrá hacer en este peligroso mundo, aunque es una opción viable en cierto modo, por lo que se recomienda contratar al menos dos o tres personas para poder empezar una aventura. Esto es bastante fácil de alcanzar vendiendo recursos obtenidos, por lo que no llevará mucho tiempo.

Ahora sí, ¿quieres tener tu propia ciudad? Puedes construir prácticamente en cualquier lugar, mientras no sea dentro o en las cercanías de una ciudad, o en un lugar montañoso con muchas imperfecciones del terreno. Por suerte, el mundo cuenta con muchísimo espacio llano para poder establecer una o más bases. Las cuales pueden convertirse en grandes lugares si así lo deseas. En este punto es importante tener en cuenta que, si deseamos tomar el camino de crear una gran urbe, debemos tener en cuenta tanto las posibilidades de este crecimiento, como las necesidades que nos solicitará una vez construida. El juego está bien balanceado en este aspecto, y más o menos podremos ir reaccionando bien a lo que este nos solicite.

¿Y cómo podemos enfrentarnos a otras facciones?

El juego cuenta con un sistema que podríamos denominar de reputación, mediante el cual otras facciones pueden reconocernos o no, y pueden hacerlo como aliados o enemigos. Si nos hemos metido en líos, o hemos buscado problemas con alguien, podemos generar un conflicto con una gran facción que podría perseguirnos e incluso buscarnos en cualquier momento. Por esto es importante pensar bien cada decisión.

Llegado el punto en que necesitamos enfrentarnos, ya sea porque nos busquen, o porque queramos conquistar o robar un lugar protegido, el sistema de combate resulta bastante sencillo, a la par que completo.

El sistema de combate cuenta con una especie de cámara táctica que permite pausar el juego en cualquier momento, permitiendo reorganizar nuestras fuerzas para acabar con el enemigo.  En todo momento podemos decidir una estrategia con un pelotón al completo, o podemos escoger acciones individuales para cada miembro del equipo que deseemos. Esto nos permite crear una primera línea de ataque, y un grupo que pueda quedar más protegido.

De base, cada uno de nuestros personajes pueden tomar algunas de las siguientes posturas: pasivo, bloqueo, trabajo, sigilo… cada una de estas posturas tendrán unos efectos sobre la inteligencia artificial de los mismos. Así pues, los personajes pasivos no atacarán nunca, y solo se defenderán si son atacados. Un personaje trabajador se centrará en realizar los trabajos asignados…

También es importante tener en cuenta el equipamiento del que disponemos.  De nada sirve entrenar a un soldado para que sea una máquina de matar, si no le ponemos una espada en la mano y una armadura sobre el cuerpo. Existen muchos tipos y la elección dependerá del estilo de combate que quieras buscar en cada uno de los personajes.

Otro punto que debemos tener en mente a la hora de enfrentarnos en combate es el sistema médico del juego. La localización del daño importa, pues si un personaje ha sido herido en una pierna, podría tener dificultades para caminar. No existen pociones mágicas ni remedios instantáneos. Si un personaje pierde un miembro, este tendrá que ser sustituido por una prótesis para que pueda continuar.

Para terminar, el mundo es hostil, aunque las facciones no lo serán por defecto. Esto quiere decir que, de base, no tendremos que pelear con grandes facciones a no ser que así lo indique nuestro tipo de personaje elegido.  Sin embargo, si que tendremos que enfrentarnos a ciertos grupos hostiles, así como a bestias salvajes que no tendrán piedad alguna porque estemos empezando.

¿Cómo funciona el apartado técnico?

Este punto es el que peor deja al juego, pues al menos en la versión que hemos podido probar previo lanzamiento el juego todavía cuenta con numerosos problemas de rendimiento e incluso algunos crasheos del juego en momentos de carga alta. Teniendo en cuenta que el juego no es ninguna maravilla gráfica, quizás deberían haber puesto más empeño en mejorar tanto los tiempos de carga como los problemas de rendimiento del juego antes de su lanzamiento.

Está claro que el juego comenzó su desarrollo hace doce años, y eso hace que algunos detalles tuvieran que mantenerse tal y como se plantearon desde una etapa más temprana del desarrollo, pero ciertamente da la impresión de ser un juego al que le falta algo de pulido, y más cuando falla en un equipo de gama alta.

El apartado sonoro sin embargo funciona de maravilla, los efectos de sonido son bastante buenos y encajan muy bien con cada apartado del juego. La banda sonora me ha parecido exquisita. El sistema de juego va pasando entre piezas de audio de forma que el jugador se siente acompañado por esta en todo momento, sea cual sea la aventura que esté planteando en ese momento. De hecho, aquí podéis encontrar un enlace al bandcamp donde se puede escuchar y comprar la banda sonora.

Aún quedan algunos problemas relacionados con la traducción al español. La gran mayoría del juego está bien traducido, pero encontraremos algunos términos en inglés y errores como palabras superpuestas dado que un texto ocupa más de la cuenta o problemas similares por la diferencia entre idiomas.

Por último, es importante hablar sobre el pequeño problema que existe con la construcción del mundo de Kenshi. Es cierto que se trata de un mundo grande, enorme. Pero también tengo que decir que existe poca variedad de entornos. Llanura desierta, ciudad, montañas, llanura desierta, páramo, montaña, ciudad, zona de bandidos… Obviamente existen algunos entornos más, pero esta es la dinámica que vamos a ir viendo generalmente durante el juego, un terreno muy grande, pero que no cuenta con cosas que te inviten a explorar más allá de conocer más terreno, descubrir ciudades o encontrar algunos recursos o zonas interesantes para construir.

En definitiva

Kenshi es un juego muy completo, al que se le pueden dedicar multitud de horas y aún tendremos mucho por descubrir. Es uno de estos títulos que pueden llegar a absorber horas y horas sin que te des cuenta, y aún tras eso querremos seguir jugando, puesto que la jugabilidad está bien trabajada y siempre tendremos algo interesante que hacer. Recuerda que puedes hacer lo que desees. ¿Ya has construido tu mejor ciudad? Conquista las de otra facción. ¿Has terminado? Pasa a salvar el mundo de los bandidos…y así hasta que realmente se desee terminar, como una decisión personal.

Aunque estaría bien decir que si, el juego no parece apto para todo tipo de jugadores, al menos no en su inicio. Es un juego que no te cuenta nada, no te ayuda en nada… y esto puede llegar a frustrar a algunos jugadores. Eso sí, una vez pasada la fase inicial, una vez se comprende como funciona Kenshi, es un gran juego.

Tiene grandes problemas muy visibles: el rendimiento no ayuda nada a meterse de lleno en la partida, y los crasheos del juego te sacan de lo que estuvieras haciendo en ese momento. El aspecto gráfico a pesar de no ser muy importante en este tipo de juegos podría haberse cuidado un poco más para llegar a un diseño más actual. No solo hablamos de la cantidad de polígonos o la calidad de las texturas, sino también del diseño de mundo que parece haber quedado un poco a medias, aunque es cierto que han avanzado bastante para solucionar esto, por lo que podemos pensar que podríamos tener entornos más “completos” pronto.

Es importante destacar antes de terminar que el equipo lleva doce años trabajando en este juego, cuatro de ellos como acceso anticipado, y en todo momento han ido actualizando el juego hasta llegar a la versión 1.0 que presenta la primera versión “completa” del título. Por ello es viable darles un voto de confianza en cuanto a los problemas técnicos del juego, pues probablemente pronto estén arreglados.

Como resumen de todo esto: Kenshi es un buen de rol y estrategia que puede dar multitud de horas si eres capaz de ofrecerle media hora al complejo inicio. Gráficamente no será perfecto, tiene problemas de rendimiento, pero parece que el equipo está trabajando duro en corregir todo esto. ¿Quieres jugar una aventura en un mundo donde empiezas siendo nadie, y puedes llegar a ser lo que desees? Kenshi es tu juego.

¿Qué te parecería entrar a un juego y poder hacer cualquier cosa que quisieras? No estamos hablando de un sandbox como Minecraft donde “lo que quieras” está limitado a las acciones positivas del mundo, sino que también entran en juego acciones que podríamos clasificar como moralmente indecentes o simplemente que…

Nota:

Jugabilidad - 9
Gráficos - 5
Sonido - 7.5
Duración - 10

7.9

Kenshi es un buen de rol y estrategia que puede dar multitud de horas si eres capaz de ofrecerle media hora al complejo inicio. Gráficamente no será perfecto, tiene problemas de rendimiento, pero parece que el equipo está trabajando duro en corregir todo esto. ¿Quieres jugar una aventura en un mundo donde empiezas siendo nadie, y puedes llegar a ser lo que desees? Kenshi es tu juego.

User Rating: 5 ( 1 votes)

Este análisis se ha realizado mediante un código de descarga que ha facilitado TNPR a VidaoPantalla.