[Análisis] Semblance, moldea tu mundo

Semblance es el primer juego de la desarrolladora sudafricana Nyamakop lanzado este 24 de julio para Switch, Pc y Mac, siendo el primer juego de un estudio sudafricano que llega a una plataforma de Nintendo.

Es un juego de plataformas y puzzles con una mecánica algo diferente a lo que estamos acostumbrados y que hará que un juego a priori sencillo, que no simple, tenga cierta profundidad: somos una pequeña criatura con la que debemos moldear o deformar el entorno del juego para poder avanzar.

Comenzamos el juego en un gran árbol con una serie de orbes que simbolizan las diferentes fases del juego que deberemos ir superando: cada gran árbol, de un color diferente, serán los diferentes mundos, y dentro de esos mundos hay diferentes árboles más pequeños a los que deberemos entrar y resolver cada puzzle para acabar la fase. Aunque la historia no tiene un cariz importante, a través de diferentes jeroglíficos que nos vamos encontrando a lo largo del juego, podremos intuir que una vida diferente a la nuestra está intentando infectarnos e impedirnos avanzar, y, a la vez que vamos resolviendo cada puzzle de cada árbol, se va purificando, cambiando a su color original.

La criatura a la que vamos a manejar apenas puede hacer un par de movimientos: arrastrarse, saltar, acelerar para recorrer distancias más largas tanto arriba, abajo o a los lados y, como resultado de esto, empujar y deformar objetos además de restablecer lo anteriormente hecho si nos hemos equivocado. Las mecánicas del juego van a ser muy maleables, nunca mejor dicho, a lo largo de los mundos, ya que nuestro personaje siempre va a hacer los mismos movimientos, pero es el entorno el que cambia intentando defenderse para impedirnos continuar. Esta es, sin duda la mayor innovación que hay en el juego: la jugabilidad. Pero aquí tenemos un pequeño inconveniente: al menos, en la versión que hemos podido probar, la de PC, el juego presenta ciertos bugs bastante molestos en los que nos podemos quedar atrapados en más de una ocasión y que pueden hacer que nos sintamos algo frustrados con ciertas mecánicas.

En el aprendizaje de las distintas dinámicas es donde, precisamente, radica la dificultad del juego, un apartado muy importante en un videojuego basado en puzzles: la dificultad irá in crescendo, añadiendo al entorno nuevas mecánicas a las que tendremos que acostumbrarnos y que se utilizarán de formas diferentes y totalmente sorprendentes. Puede que nos quedemos atascados en algún momento, pero utilizando la lógica y recordando lo que hemos aprendido previamente, seguiremos avanzando. De esto también dependerá la duración del juego, ya que no pretendiendo ser un juego excesivamente largo, ni siquiera para este género, tiene una duración bastante aceptable ya que se basa más en la capacidad del jugador para entender las mecánicas y resolver los puzzles con más rapidez, que en el número de fases del juego.

En relación al apartado gráfico y sonoro, no es necesariamente impactante, pero si está bastante bien resuelto en su simpleza: los gráficos no son vistosos pero no pretenden serlo, la paleta de colores es oscura e incluso algo tétrica, dándonos la sensación de que estamos en un entorno hostil en el que no se es bienvenido, ocurriendo lo mismo con la banda sonora, la cual hace que nos de la sensación de que estamos solos ante lo desconocido constantemente.

Lo bueno

  • Las mecánicas jugables son innovadoras y están bien pensadas y construidas.
  • La dificultad está ajustada y hace que enganche e incentive a seguir jugando.
  • El apartado gráfico y sonoro no es impresionante, pero cumple con creces.

Lo no tan bueno

  • Puede llegar a ser frustrante por algún que otro bug que aparece en el peor momento, que esperemos que se elimine en la versión final del juego.
  • No es realmente muy rejugable, una vez que se resuelve el puzzle, no hay nuevos incentivos para volver a jugar.
  • Para los jugadores más experimentados en este tipo de juegos, la duración se puede quedar algo corta, aunque es bastante aceptable.

A modo de conclusión, es un juego que entre sus mayores virtudes está la innovación presentada en las mecánicas jugables, y que puede ser para muchos un reto que enganchará hasta el momento en el que lo acabemos, momento en el cual probablemente no volveremos a jugar, pero nos quedará un grato recuerdo.

Hemos realizado este análisis con la versión de PC.

Midna85 Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *