Dom. Feb 5th, 2023
Compartir

the knight witch

¡Hola a todos! Os doy la bienvenida a un nuevo análisis. En esta ocasión, se trata de «The Knight Witch«, un juego que desconocía por completo hasta que de repente me saltó un trailer por YouTube y, tras verlo, no tardó en llamar toda mi atención, pues la mezcla de géneros que vi en él hizo que, automáticamente, fuese directo a mi lista de deseos. «The Knight Witch» es un juego «metroidvania» con mecánicas «bullet-hell» que basa sus ataques especiales en una suerte de mazo de cartas mágicas que se irán recargando. Está desarrollado por un estudio español llamado Super Mega Team (publicado por Team17), cuyos miembros vienen de trabajar en títulos como «RiME» o «Moonlighter«. Sin más, espero que os guste mi análisis.

Gaia nos necesita

El juego empieza bastante fuerte tras contarnos una historia de salvación de nuestro hogar de la invasión de unos robots que piensan destruir todo a su paso. Las encargadas de realizar tal misión son las denominadas «Knight Witches«, una serie de personas cuyo poder se basa en el apoyo que recibe de su gente. Es decir, cuantas más acciones buenas y más confíe la gente en nosotros, mayor será nuestro poder. Por el contrario, si surge desconfianza en los ciudadanos, nuestro poder se verá reducido hasta que generemos confianza nuevamente.

The Knight Witch

Tras un breve pero intenso prólogo donde conocemos (y controlamos) varias de las Knight Witches, el juego nos presenta a Rayne, nuestra protagonista, una chica bastante alegre y divertida que participó en los entrenamientos para convertirse en Knight Witch pero que, a última hora, no pudo participar en sus hazañas, quedando relegada a ayudas en su pequeña aldea. También nos presentan a su marido Akai, considerado un traidor que abandonó a su raza en pos de su bienestar y felicidad para permanecer junto a Rayne.

No será después de mucho tiempo de juego cuando, sin quererlo ni beberlo, nos convertiremos en una Knight Witch de los pies a la cabeza, ya que nuestras acciones de ayuda frente a la inminente y nueva invasión de las tropas enemigas, las cuales se creían desaparecidas, serán de suma importancia en nuestro nuevo papel de heroína, aunque no todo el mundo esté de acuerdo en ello, ya que anteriormente fuimos relegadas de dicho cargo. Ahora sí, tenemos que salvar Gaia, nuestro hogar.

Generar confianza será nuestra mejor arma

Poco después de asumir el rol de una Knight Witch, tendremos que ir haciendo diferentes tipos de misiones tanto principales como secundarias. Cada vez que terminemos una de estas misiones secundarias (bastantes simples y sencillas), generaremos el llamado «Link«, que servirá como medidor de confianza que tiene puesta la gente en nosotros. Cuando subamos este nivel de «link» hasta un máximo de veinte, podremos mejorar nuestra capacidad de combate, pudiendo elegir entre dos variantes: mayor ataque físico con nuestros disparos o mayor poder de las magias, entre muchas otras cosas.

Por otro lado, el gobierno que está situado en el castillo flotante que servirá como nexo del juego, nos irá ayudando decidiendo cuál será nuestro próximo objetivo principal y cómo conseguirlo. Cada vez que completemos uno de estos objetivos principales, tendremos que dar una rueda de prensa a modo de resumen del trabajo realizado. En este punto, el juego nos presenta las «decisiones morales«, por así decirlo. Si decimos la verdad de nuestros actos, generaremos muchísima menor cantidad de link para mejorar nuestras prestaciones. Por otro lado, si mentimos y hacemos caso a nuestro representante diciendo lo que la gente quiere escuchar, obtendremos una enorme cantidad de link en comparación a la verdad, pero claro, en nuestra consciencia quedará el hecho de estar mintiendo.

Durante el transcurso de toda la aventura, iremos rescatando a los diferentes ciudadanos que fueron capturados por los robots y los llevaremos de vuelta al castillo donde quedarán resguardados. Cada vez que consigamos liberar a un ciudadano, también nos dará su link para poder subir de nivel. Además, algunos de estos ciudadanos también nos otorgarán habilidades pasivas que serán muy útiles para completar nuestra aventura con mucho mayor éxito y facilidad.

Jugabilidad tremendamente adictiva

Debo reconocer que jamás había jugado con anterioridad a ningún juego estilo «bullet-hell«, ya sabéis, de esos que llenan la pantalla de disparos y no sabes que hacer para meterte entre ellas para poder sobrevivir. Aunque en «The Knight Witch» no es tan exagerado, su mezcla con el ya tan famoso estilo «metroidvania» sumado al hecho de usar ataques especiales con un mazo de cartas fue más que suficiente para querer jugarlo.

The Knight Witch

La sensación de progreso y mejora en este tipo de juegos me parece algo espectacular y se va notando bastante conforme vas avanzando, pues el juego te va ofreciendo mejoras para poder seguir avanzando por lugares a los que previamente era imposible acceder y te recompensa mucho la exploración y el «backtracking» a zonas anteriores para la obtención de mejores elementos para nuestra protagonista.

Para enfrentarnos a las hordas de enemigos, usaremos nuestro disparo «normal«, el cual podremos dirigir manualmente con el joystick derecho o bien simplemente pulsarlo para que el disparo se dirija automáticamente a los enemigos más cercanos. Sin embargo, si optamos por el disparo automático, este causará un menor daño al enemigo. Además de nuestro disparo base, a lo largo del juego iremos encontrando (o comprando) diferentes cartas que se usarán como ataque especial. Estas gastarán maná que se irá recargando conforme disparemos a los enemigos y tenemos suerte de que nos suelten su maná.

Cada una de las cartas (hay bastantes) tendrá un coste distinto para evitar abusar del sistema. También iremos desbloqueando más espacios para cartas a medida que progresemos, aunque, eso sí, en combate solo tendremos tres disponibles al mismo tiempo que se irán «barajando» a medida que se consuman. Las cartas no desaparecerán de nuestro mazo, simplemente deberemos esperar a que nos vuelvan a tocar, y eso está genial.

Una música y un estilo visual que acompaña en todo momento

Este apartado es de los que más me ha sorprendido del juego. Aunque la totalidad de la banda sonora no llegue a ni siquiera 25 temas, muchas veces la cantidad no significa calidad y este es un gran ejemplo de ello. En «The Knight Witch» la música está perfectamente adaptada a cada situación: ciudades alegres, batallas, las diferentes invasiones enemigas, momentos de tensión, etc., y difícilmente podremos llegar a cansarnos de ello porque son realmente buenas.

Por otro lado, en lo referente al apartado visual, he de decir que también me ha llamado mucho la atención lo bien cuidado que está. Todo está dibujado a mano: los escenarios son tremendamente bonitos, vivos y llenos de detalles, lo cual facilita la exploración e incluso anima a seguir jugando. El diseño de todos y cada uno de los personajes también está muy logrado, pues esto ayuda a entender un poco mejor la personalidad de los diferentes sujetos que hay a lo largo del juego.

The Knight Witch

También me gustaría destacar la gran personalidad de nuestra protagonista Rayne, pues sus toques de humor contra todo pronóstico son muy divertidos y, como digo, que todo esté tan bien dibujado pudiendo conocer mejor aún sus expresiones ayuda bastante a empatizar con ella, pues a mí, en un principio, no me terminaba de convencer. Al final, le cogí muchísimo cariño gracias a la personalidad mostrada durante la aventura.

Si queréis escuchar la banda sonora del juego, lo podéis hacer a través de este enlace de Spotify.

Duración acertada para el tipo de juego que es

Terminar la aventura sin preocuparnos demasiado por conseguirlo todo y yendo relativamente a un ritmo normal, no nos tomará más de 8 horas de nuestro tiempo, lo cual es bastante aceptable para el tipo de juego que es, porque de lo contrario pienso que llegaría a aburrir. Si sois de los que os gusta explorar hasta el último rincón y conseguirlo absolutamente todo, fácilmente el juego nos puede llevar aproximadamente unas 12 horas.

Debo decir que tras haberlo completado al 100% con todos sus trofeos, no se me ha hecho para nada pesado. Me ha encantado descubrir todos los secretos que ofrece, ayudar a todas las personas que lo necesitaban, conseguir todas las cartas, potenciadores, mejoras, etc. Y es que, en mi opinión, precisamente el hecho de querer conseguirlo todo en este tipo de juegos, es lo que te incita a seguir jugando y no termina aburriéndote nunca.

Toda una sorpresa

Sin más, este ha sido mi análisis de «The Knight Witch» para PlayStation 5. Si os gustan los juegos indies y además queréis apoyar a un estudio español y mínimamente os llama la atención su propuesta, no dudéis en haceros con él. Está disponible en absolutamente todas las plataformas a un PVP de 19.99€. A decir verdad, conforme lo jugaba, ya estaba rezando por una secuela…

Lo mejor

  • Su mezcla de géneros así como su presentación
  • Su gran banda sonora, no pasa desapercibida
  • La personalidad de Rayne, la protagonista
  • Jugabilidad de escándalo y muy adictiva
  • El bonito estilo artístico dibujado a mano
  • Te deja con ganas de más

Lo peor

  • Prácticamente, no ofrece ningún tipo de rejugabilidad una vez nos pasamos el juego
  • Da la sensación de que el final es un tanto apresurado
  • Algunas invasiones pueden llegar a frustrar por su dificultad
  • A veces, es imposible saber qué está pasando en pantalla de todo lo que hay y la interfaz se vuelve algo confusa por ello

NOTA: 9

Este análisis ha sido realizado gracias a una clave para PlayStation 5 cedida por Team17 a VidaoPantalla. ¡Infinitas gracias!


Compartir

Por Txustra

Sound Horizon como forma de vida. Fan de Project Zero, Xenoblade, de la saga 'Tales of', Atelier ♥ y de todo (J)RPG en general. Hater de la vida y tóxico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *