Sáb. Dic 3rd, 2022
Compartir

Hablar sobre las exclusividades en Internet es casi tan peligroso como decir cuál es tu generación favorita de Pokémon: siempre habrá alguien que vendrá para decirte que te equivocas y que si no opinas como él es que no tienes ni idea de lo que estás hablando (sumado a una cantidad de indirectas e insultos desde las cuentas candado).

Como me encanta generar caos y discordia siempre que puedo, hoy me gustaría explicaros por qué estoy a favor de que tanto Nintendo como Sony y Microsoft tengan sus propios videojuegos exclusivos, incluso si estos son diseñados por empresas terceras como Bandai Namco o SEGA.

En el caso de Nintendo creo que no hay ninguna duda: al ser una empresa dedicada exclusivamente a los videojuegos en más que lógico que Mario, Zelda y las otras IPs que el Gamer™ promedio no conoce sean exclusivas de sus consolas, ¿pero podría el dios de la guerra o el jefe maestro salir en otra plataforma que no sea la suya (sin contar PC)?

Pues… No. Y así debería ser. Solo imaginad un mundo en el que una única plataforma tuviese todos los videojuegos del mundo, por ejemplo el PC. Estoy convencido de que, en un mundo así, con el mercado de claves con el que te ahorras un buen dinero, serías capaz de hacer la inversión de comprar un buen ordenador no solo para jugar, sino para que sea lo que es, un ordenador. Si puedes jugarlo todo ahí, ¿para qué comprar una consola?

Por detalles así es necesario que cada compañía tenga sus juegos exclusivos, especialmente Sony y Microsoft. Porque si no, sus consolas no valdrían nada y no tendrías motivos para comprarlas. Mirad, a mi el Game Pass no me hace especial ilusión, pero ha sido gracias a ese servicio que Xbox ha renacido cual Ave Fenix, porque es lo que le ha dado un valor añadido a la plataforma. Lo mismo pasa con las exclusividades.

Luego hay casos como el de la saga Persona, tantos años Sony apoyando la IP en sus consolas a pesar de que apenas generaría beneficios para dar el bombazo con la sexta entrega y que entonces salga en todas las plataformas junto a otras entregas. Al final es todo paciencia, y saber qué quiere jugar cada cual. Si a mi los shooters no me gustan, Xbox no será mi plataforma, y si me molan los JRPG, PlayStation lo será, y al revés.

Elije sabiamente.

Columna en vídeo.


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *