Mié. Dic 8th, 2021
Compartir

Mega Man 11

Tuvieron que pasar 8 años desde la última entrega numerada del bombardero azul para poder ver una nueva entrega de este carismático e icónico personaje de esta gran industria que es la de los videojuegos. Mega Man 11 salió el 6 de Septiembre de un lejano 2018, siendo la promesa de la vuelta del bombardero azul en su estado más clásico.

Esta vez no vendría de la mano de su padre Keiji Inafune (ya que él dejó la empresa en 2010 para iniciar un proyecto aparte el cual sería Mighty Number 9 el cual se subvencionado por Kickstarter consiguiendo llegar a los $3,845,170, pero que desafortunadamente fue un gran desastre), sino que este vendría de la mano del diseñador Masakazu Eguchi. Anteriormente, había trabajado en otras sagas del bombardero azul como Battle Network y Legends, aunque nunca había trabajado antes en ningún juego de la saga de género plataformas ya que Battle Network es un RPG y Legends es un shooter. Pero lo importante de aquí es ¿Qué tal salió el trabajo de Eguchi?

Bien, para empezar, este juego coge todo lo que hacía bueno a la saga clásica de NES (Del Mega Man 1 al Mega Man 6) y las adapta a la perfección a los medios actuales. Incluso llegó a hacer algo que nunca había hecho la saga antes: poner facilidades a los jugadores que tengan más dificultades con los juegos de este tipo, pero de una forma opcional, para que así los que quieran el desafío más alto puedan disfrutar de igual manera.

Con esta ayuda me refiero a la tienda que tenemos en el hood principal, desde la cual podremos comprar, con monedas que iremos consiguiendo alrededor de los niveles; tanques de vida, tanques de energía, vidas extras y algunas habilidades e ítems que nos facilitarán muchísimo esta aventura, un ejemplo de esto sería Beat, el cual en esta entrega es un objeto consumible el cual nos salvará de cualquier tipo de caída.

Mega Man 11 gameplay

Una jugabilidad bien trabajada

Dentro de lo jugable vemos dos grandes mecánicas que se introducen y que son el eje principal de la trama del juego el cual es el sistema doble mega. Este sistema le proporciona a nuestro protagonista la habilidad de potenciar sus ataques cargados y de ralentizar el tiempo. Estas mecánicas nos ayudarán mucho a la hora del plataformeo ya que con la ralentización podemos corregir la trayectoria del bombardero o esquivando obstáculos que en anteriores entregas nos sería imposible.

En las peleas contra los robot masters es, en mi opinión, donde más brillan estas mecánicas, ya que, gracias a la ralentización podemos esquivar los ataques de los jefes que a velocidad normal nos sería mucho más difícil de ver. También nos sirve de practica para que, más adelante, podamos esquivar esos mismos ataques pero a velocidad normal, además, gracias a la habilidad de potenciar los ataques cargados podremos castigar mucho más los huecos que nos dejen los jefes.

Continuando con el tema de los Robot Masters, el sistema que sigue es igual que el de los clásicos, 8 Robot Masters, cada uno en un nivel con temática a estos. El jugador elegirá por cual comenzar, existiendo un orden más cómodo ya que, Mega Man tras derrotar a cada uno de estos jefes absorberá la habilidad de este jefe, como por ejemplo tirar bloques de piedra desde el cielo o lanzar bombas que se detonan con el tiempo. Cada habilidad es el punto débil de uno de los Robot Master creando así un círculo al estilo de piedra, papel y tijeras.

c

Sin reinventar la rueda en ningún ámbito, hace un trabajo excelente en los niveles

Pero Mega Man 11 no ha dejado todo como en los clásicos, ya que los jefes también poseen este sistema doble mega el cual activan cuando su barra de vida baje a la mitad. Esto provoca el cambio en los ataques de los jefes, como por ejemplo dándole una armadura gigante a BlockMan como se ve en la demo.  Aunque no puedo dejar pasar un punto negativo que veo aquí, y es que este gran power up que reciben los Robot Master solo se explota con Block Man, ya que el resto solo hará los mismo ataques pero cambiándolos de patrón y haciéndolos más grandes y rápidos o haciendo invulnerable al jefe.

Hablando ya de los niveles de plataformas, Mega Man 11 no reinventa la rueda en ningún ámbito, pero hace un trabajo excelente en los niveles, ya que, estos niveles se sienten difíciles pero no injusto, y el jugador puede sentir que detrás de cada game over ha aprendido algo nuevo que le ayudará a llegar más lejos en el nivel y que cuando finalmente acaba con éxito el nivel, el jugador, siente una sensación de alegría que me recordó a cuando tras muchos intentos conseguía derrotar algún boss complicado de Dark Souls ( aunque ambos juegos no tienen nada que ver claro está ).

El resultado no puede ser más redondo

Para acabar este análisis no puedo dejar sin mencionar el gran trabajo que hizo Marika Suzuki, principalmente, a la hora de crear la banda sonora. Una de las cosas que ha marcado más las obras del bombardero azul es la gran banda sonora que suelen tener sus juegos, destacando por ejemplo la banda sonora del gran MegaMan X, y en este caso no nos ha defraudado para nada. MegaMan 11 desde un primer momento nos da la bienvenida con un temazo como es la canción de título de la obra. Además, las canciones de cada stage se nos meterán tan fuerte en la cabeza que nos será imposible no estar tarareándolas mientras jugamos y nos frustramos con cada muerte.

En conclusión, ¿merece la pena MegaMan 11 a día de hoy? En mi humilde opinión, pienso que si eres fan de los plataformas exigentes o de los plataformas en general, MegaMan 11 es una obra que no te puedes perder, ya que este juego consigue perfeccionar todo lo que lleva haciendo MegaMan desde su primera entrega llevándolo al que es, en mi opinión, el mejor juego de la saga clásica y el mejor puente de entrada para esta gran saga de videojuegos que es MegaMan. Podéis encontrar este juego en PC, Switch, PS4 y Xbox One, aunque gracias a la retrocompatibilidad de las consolas actuales, lo podremos jugar en cualquiera de estas, así que no hay excusa para perderse esta gran obra.


Compartir
2 comentarios en «[Análisis] Mega Man 11, cuando el bombardero azul regresó a nuestros mandos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *