Mar. Sep 27th, 2022
Compartir

Hoy quiero quejarme de la gente que usa la expresión «es que esto es mejor» o «es que esto es peor» para referirse a la cosas y, sí, cuando la usa en situaciones que no tienen sentido. Porque una cosa es decir «es mejor que te den una bolsa llena de dinero a que te den una patada en la entrepierna con una bota metálica llena de pinchos», que obviamente, salvo que seamos masoquistas, creemos que es mejor el dinero que la agresión.

Mi problema (ojo la referencia) reside en los «esta franquicia de videojuegos o este anime es mejor/pero que este otro«. Ni siquiera con los clones más directos podría usar esa frase. Por poneros un ejemplo: Tales of y Star Ocean. La franquicia de tri-Ace es muy parecida a la de Bandai Namco, prácticamente siendo hermanas si conoces el contexto. ¿Y es mejor una que otra? No, son dos opciones que cada una va a su aire.

Lo desprecio con toda mi alma, en serio, porque al final el público se acaba encasillando e incluso en los peores casos siendo hipócrita a más no poder. «No, es que el Psychonauts 2 tiene un 87 en Metacritic«, y a partir de ahí ya si uno es odiador de Xbox le parecerá un juego basura y si es fan pues lo defenderá.

Y luego estaremos la élite superior que sabemos que las notas son mero marketing y que no afecta en nada al disfrute de un videojuego (espero que lo de élite superior os lo hayáis tomado como una broma). Pero esto no va de notas, va de lo mejor y lo peor.

Sinceramente, creo que queda pretencioso, que queda muy de quedar guay y elitista intelectual (de nuevo esto cuando te lo tomas ultra en serio como si la vida te dependiera de ello), el ponerte en plan «buash, este es mejor que este otro» y al revés. No quiero tampoco que me malinterpretéis, a mi a veces se me escapa y lo suelto, aunque procuro evitarlo últimamente.

El caso es, ¿cómo vamos a comparar dos juegos que no se parecen en nada? Con el ejemplo de antes aún aún, ¿pero si metemos Tales of con Final Fantasy? Son dos mundos completamente diferentes, con espíritus diferentes y filosofía diferente.

Y ninguna es mejor que otra. Es diferente, es una opción distinta. Eso es lo que importa: la variedad.


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.