Lun. Sep 26th, 2022
Compartir

[Columna] La secuelitis en los JRPG

No estoy en contra de que un videojuego tenga una secuela. Cuando una obra lo merece es interesante seguir expandiendo su mundo o incluso explicar los orígenes con una precuela. Un caso podría ser el de Resident Evil, que con la entrega 0 protagonizada por Rebecca y Billy expande más el lore de la saga con información sobre la fundación de Umbrella y la investigación del virus T.

También puede haber secuelas magníficas que cierren arcos con un resultado tan bueno que incluso algunos fans debatan sobre si les gusta más la entrega original o esta, siendo un caso que hemos tratado (con spoilers, eso sí) el de Tales of Xillia 2.

Pero no quiero referirme a este tipo de secuelas en esta columna, sino más bien hablar de las expansiones que se añaden a la hora de relanzar obras. No es un problema realmente empresarial, de hecho no hay nada mejor que volver a vender un juego con algo más de contenido para que puedan disfrutarlo quienes no lo jugaron en su momento y quiénes sí (aunque claro, vuelven a pasar por caja).

De hecho en algunas ocasiones se agradecen infinitamente. Por ejemplo, Tales of Graces no salió de Japón, y al hacerlo, nos llegó con una expansión que añadía algunas horas extra. Luego tenemos a Xenoblade Chronicles, obra maestra de la Wii que, tras pasar por la eShop de WiiU, recibió un remaster (o remake, no me voy a pelear por eso porque lo que me importa es el juego, no la etiqueta) en Switch con una expansión: Futuros Conectados.

Tengo el juego por un regalo de mi hermano, y no tengo intención de jugarla. ¿El motivo? Muy sencillo: como jugador quedé fascinado con todo lo que Monolith Soft había construido en Bionis y Mekonis, este JRPG ha sido un flechazo de amor en toda regla, con un final simplemente perfecto. Y yo me pregunto: ¿de verdad es necesario, hace falta, seguir estirando el chicle?

Personalmente, creo que no. Es como con Persona 3, ¿de verdad quiénes os lo habéis pasado y habéis visto ese pedazo de final sentís la necesidad de querer más y más? Yo me quedo con eso, con ese final perfecto, que nunca voy a olvidar por lo que supuso para mi.

Por eso, aunque respeto tanto a empresas como jugadores/as que defienden estas secuelas, creo que llega un momento en que lanzar una puede ser contraproducente. Puede ser un buen reclamo y más empleo para los profesionales, pero para mi… Secuelitis.


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.