//[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

Compartir

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

Sin duda uno de los juegos de Tales of que más merecían (y necesitaban) un remaster era Tales of Vesperia. La aventura de Yuri y sus amigos fue exclusiva de Xbox 360 en Europa y llegó en inglés. Desde el año pasado esto ya no supone una barrera, pues su Definitive Edition está disponible en Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC traducido completamente al español, entre otros idiomas, con su doblaje tanto al inglés como al japonés y todos sus DLCs incluidos (salvo excepciones por derechos de autor).

Recientemente he terminado una segunda partida donde he visto el juego con otros ojos, ya que una vez sabes cómo termina un videojuego y conoces la historia, te das cuenta de pequeños detalles que al principio se te pasaron por alto. He decidido por ello firmar una crítica a esta “edición definitiva” con los puntos que me han gustado y los que no para tener las ideas más organizadas, aunque no descarto que me pueda dejar alguna en el tintero.

Por supuesto, voy a intentar evitar spoilers en la medida de lo posible, pero no puedo asegurarlo al 100%, por lo que recomendaría que, antes de leer esta crítica, por favor terminases el juego, e insisto en que se trata de la Definitive Edition, puesto que la original desgraciadamente no he tenido la oportunidad de jugarla. Aclarado esto, comencemos.

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

Lo primero de todo es hablar de la historia del juego, pues Vesperia nos cuenta la aventura de Yuri y Estelle en su búsqueda de un mundo mejor. Puede sonar a típico argumento de JRPG y ya, mas con el tiempo la trama se va a haciendo más y más interesante. Al parecer existen unas herramientas llamadas blastia que sirven para ayudar a los humanos, ya sea con herramientas, armas o incluso barreras para las ciudades.

Sin embargo pronto descubrirán que algo se esconde detrás de estas blastias. Por otra parte, tenemos una clara y potente crítica a la política y su corrupción, en la que Yuri no duda en ningún momento carga él solo sobre sus espaldas el peso de asesinar a dos miembros importantes del poder. De esta forma, contamos con un protagonista que rompe con lo establecido, que es un anti héroe, que demuestra que “los buenos no somos tan buenos”.

Pocos son los protagonistas anteriores a él que logran tener una evolución tan llena de personalidad en la saga Tales of. Después están el resto de personajes, que lamentablemente se quedan muy por debajo del protagonista. No obstante, estos tendrán sus momentos de gloria, especialmente Karol, Raven y Patty, con sorprendentes revelaciones. El único que verdaderamente no encaja es el perro Repede. Cumple su propósito de ser el fiel amigo de un héroe solitario, pero pocas son las veces que realmente te acordarás de su existencia.

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

Por supuesto, Vesperia cuenta con un elenco de personajes secundarios y antagonistas bastante interesantes, como el noble Don Whitehorse, que nos enseña el honor de los gremios. Sodia, que aunque aparece poco, se nota una evolución favorable. Zagi, que por desgracia no se nota tan desarrollado como a uno le gustaría, o Ioder, que quieras que no nos mantendrá en tensión por lo que pueda o no pueda hacer.

No obstante, me gustaría destacar a dos personajes que me han llamado bastante la atención, en concreto dos antagonistas: Duke y Yeager. En cuanto a Duke tenemos a la perfecta definición de antagonista: no es un villano, no es malvado, solo quiere hacer las cosas a su manera, de forma distinta al equipo de Yuri, incluso nos ayuda en una ocasión. Se nota un cariño y cuidado al diseño del personaje que se hace palpable una vez le conocemos.

En cuanto a Yeager, sí que es verdad que se habría agradecido más detalles de su historia, aunque creo que, en este caso, menos es más. Realmente, creo que Yeager no es un villano, sino otro antagonista más. Lamentablemente tendremos que enfrentarnos a él, y cuando conoces todos sus motivos y su historia… Desde luego, las primeras impresiones nos pueden fallar.

Como he comentado, el juego incluye doblaje al inglés y japonés y, entre otros, traducción al castellano. Este detalle se agradece, pues es una obra con muchísimo texto. De hecho, una primera partida nos puede llevar la friolera de 38 horas, y una segunda de 33 (basado en mi experiencia personal). Si quieres completar el juego al 100% y sacarte el tan ansiado platino, calculo que puedes llegar a las 70 e incluso más horas perfectamente. Estamos ante un título que va a estar mucho tiempo con nosotros.

Sin embargo, un detalle que no me ha gustado nada de la traducción es que durante los combates, cuando los personajes hablan, no hay subtítulos. No es nada nuevo, ya sucedió con los Tales of Xillia disponibles actualmente en exclusiva para PlayStation 3, aunque aquí sorprende dado que ya han pasado varios años y ese añadido habría estado de agradecer. Si lo juegas en inglés aún puedes enterarte de algo, pero si lo juegas en japonés…

Es una lástima, pues cuando acabas los combates sí tienes subtítulos de lo que dicen los personajes. ¿Tan difícil era añadirlos en este remaster? Menos mal que por suerte no contamos con problemas en la estabilidad del motor gráfico del juego, aunque sí que hay que decir que en Nintendo Switch se pueden apreciar breves momentos a 20fps, pero breves, nada que deba preocupar a posibles compradores/as.

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

Hablando de combates, decir que son toda una delicia audiovisual. Tales of Vesperia cuenta con el Evolved Flex Range Linear Motion Battle System, una versión mejorada del sistema de combate de the Abyss. En esa entrega, al movernos libremente no podremos usar ataques, pero en este juego sí podremos hacerlo, cancelando al movimiento libre.

Contamos también con el Sobrelímite, que al cargarlo y activarlo, podremos usar ataques más fuertes y especiales, y más adelante un arte mística con la que podremos disfrutar del espectáculo y hacer mucho daño al enemigo. Seguimos fieles a los orígenes con ataques normales y especiales, así como con multitud de combinaciones de botones para usar las artes, con las que cada jugador/a puede ajustar su nivel de control.

Donde falla es en el sistema de habilidades, al menos, en esta Definitive Edition. Estas se aprenden mediante las armas. Es decir, un arma puede tener una, dos o tres habilidades, y una vez hemos realizado los combates necesarios, aprenderemos esa habilidad. Algunas tienen sentido, como por ejemplo la Especial que nos dejará usar un arte mística, y otras del estilo “para mejorar tu fuerza de ataque” o “resistencia a ataques de fuego” o “al ganar el combate, posibilidad de ganar más dinero u objetos”.

[Crítica] Tales of Vesperia: Definitive Edition

El problema reside en que algunas básicas como “paso hacia atrás”, “giro aéreo” (ese cuando te tiran por los aires y usas para girar y volver al ataque”) o incluso la de “lanzaobjetos” que sirve para que un personaje pueda en combate usar un objeto en otro personaje, también son habilidades para aprender. Esto no está bien.

Sí, es verdad que puedes aprenderlas y ya, sin embargo, creo que son habilidades básicas que deberían tener los personajes sí o sí, juegos anteriores de Tales of los tenían. Menos mal que en Xillia esto se solucionó (porque en Graces también era para dar de comer aparte). Ello además afecta a la partida +, pues si no elegimos la opción de recuperar todas las habilidades, deberemos aprenderlas de nuevo.

Y esto sumado a otras elecciones como la de conseguir más experiencia, o usar los DLCs gratuitos para aumentar más rápido los niveles, aunque sea voluntario, creo que es menester indicarlo. Por supuesto esto ya no se aplica, mas siempre será una mancha en un juego tan épico y bien trabajado como lo es Vesperia, que puede hacer que algunos escépticos arqueen una ceja.

Es ahora cuando os preguntaréis por qué no he mencionado el apartado musical en ningún momento. Solo puedo decir dos palabras: Motoi Sakuraba. Nada más que añadir, creo que con solo mencionar cual es la cabeza que dirige al equipo musical de la obra es suficiente. Y lo digo en serio.

Una vez completemos el juego, como buen Tales of, nos permitirá volver a empezarlo con una partida + en la que poder gastar el rango obtenido en los combates en bonificaciones: como recuperar el dinero, las habilidades, conseguir el doble de dinero y experiencia… Incluso otras que harán el juego más complicado, como recibir y realizar más daño o empezar con la mitad de las estadísticas.

Pero no será lo único, y es que en la misma partida antes de derrotar al jefe final, podremos hacer gran cantidad de misiones secundarias, como la de las termas, seguir con el Coliseo y enfrentarnos a gran cantidad de enemigos (e invitados especiales también), visitar una isla muy especial que queremos que sea sorpresa, así como el resto de misiones que se os hayan quedado en el tintero.

En conclusión, Tales of Vesperia: Definitive Edition es un juego que tiene sus problemas como cualquier otro, y a su vez, es una verdadera obra maestra del JRPG que cualquier amante no debería perderse. En lo personal, tengo mis problemas con la política y su corrupción, y que un juego como este, más si encima es un Tales of, me presente a Yuri Lowell, sus actos, el por qué lo hace y el hecho de querer cargar con todo a sus espaldas…

Me hace agradecer mucho haber jugado este juego. Desde luego en la actualidad sus actos serían indefendibles, mas creo que ha dejado claro que las víctimas no son tan víctimas a veces, y que los verdugos no son tan verdugos. Para mi, en esta obra Yuri es un héroe, y aunque sé que es cuestionable, estaré encantado de debatir con quien lo desee.

Si queréis leer nuestro análisis, lo podéis hacer haciendo clic aquí. Y tú, ¿hasta donde estarías dispuesto a llegar para castigar a los villanos que la ley no puede tocar?

 


Compartir