//[Columna] La Nintendo que yo conozco

[Columna] La Nintendo que yo conozco

Compartir

[Columna] La Nintendo que yo conozco

Érase una vez Nintendo. Una compañía que hacía videojuegos para su público y, de vez en cuando, se juntaba con otras amigas para crear otros tantos. Eran tiempos felices para una compañía que sabía vender sus juegos y sabía vender los de sus amigas. Un día, llegó el 3D, y ahí fue cuando comenzó la cuenta atrás que finalmente ya ha terminado en la actualidad.

Con GameCube, Nintendo se encontró con dos grandes obstáculos: PlayStation 2 y Xbox. Mientras que Microsoft estaba comenzando sus pasos, Sony creó en el aquel entonces una consola «definitiva», con grandes avances para la época, que superó sin problemas a sus rivales. Entonces a Nintendo se le ocurrió una idea:

«¿Y si buscase mi propio público, ese que no está dentro de los videojuegos, y dejo que Sony y Microsoft luchen por el pastel de los gráficos

Y así fue. Con Wii y DS, Nintendo encontró un nuevo público, el casual, mientras mantenía al que se quedó fiel a ella. Todo parecía un camino de rosas, con una nueva hija llamada 3DS que auguraba un futuro maravilloso para Nintendo.

Lo que no se esperaba que es le saldría una digna rival: el mercado de juegos móviles. Esta adversaria le supuso un duro revés, pues en poco tiempo se convirtió en uno de los mercados más beneficiosos de la industria. Y con WiiU poco a poco Nintendo iba sufriendo una dolorosa caída…

Por suerte para ella, y para el legado de WiiU, llegaría Switch, una consola que revolucionaría el mercado de los videojuegos al ofrecer títulos que podías jugarlos tanto en tu televisor como en tu sofá, en el autobús, el metro… Dónde, cuándo y cómo quieras.

Quién le iba a decir a Nintendo que empezaría a imitar prácticas de sus rivales. Contenido adicional descargable de pago, servicio de juego en línea de pago, precios por las nubes… Solo que Nintendo decidió no bajar estos precios y mantenerlos como en el primer día, salvo algunas pocas excepciones.

Nintendo había cambiado. Nintendo empezaba a moverse en otros caminos. Decidió que era mejor volver a vender sus juegos de WiiU por el mismo precio en Switch, añadiendo algo de contenido extra en algunos para que quienes pagasen sus juegos volviesen a pagar.

Esta… No es la Nintendo que yo conozco. Y me duele, porque me he criado con ella, y me niego a apoyar sus prácticas por ser ella. Solo espero que, con el tiempo, todo se solucione. Quiero creer que, un día, despertaré de esta pesadilla en la que me encuentro.


Compartir