//Por qué merece la pena comprar PlayStation 4

Por qué merece la pena comprar PlayStation 4

Compartir

Por qué merece la pena comprar PlayStation 4

A finales del año 2013 se hizo realidad la espera y llegó al mercado la espera PlayStation 4, la nueva sobremesa de Sony que prometía meternos de lleno en la nueva generación de consolas. De camino a los siete años de vida, en este tiempo hemos visto pasar tantos juegos que dejan sin aliento, que es difícil acordarse de todos:

God of War, Red Dead Redemption 2, Bloodborne, varias entregas de Assassin’s Creed, Sekiro: Shadows Die Twice, NieR Autómata, Devil May Cry 5, Fallout 4, Marvel’s Spiderman, The Witcher 3: Wild Hunt, Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, Resident Evil 7 y los recientes remakes del 2 y 3, los recientes Death Stranding o Doom Eternal… la lista es muy larga, y más incluyendo títulos indie que, sin duda, pasan muy desapercibidos a pesar de estar bañados en una calidad y un mimo increíble, como Celeste, Dead Cells, Blasphemous o Valfaris.

Os voy a explicar por qué PlayStation 4 es una de las mejores consolas que podéis comprar en este momento, aunque no es la única, también depende de los gustos del consumidor, por lo que os invito a que veáis el resto de razones que os damos en VidaoPantalla, y decidáis por vosotros mismos.

Para muchos, no comprar una consola está ligado a la economía. De salida, no todo el mundo puede permitirse comprarse una consola y deciden esperar un tiempo hasta que su precio se rebaje, o tal vez salga un nuevo modelo más económico. Por eso, esperar al final de la generación para hacerse con la consola resulta ser la mejor opción, con un precio que puede ser menos de la mitad del original, y que la hace accesible a un mayor número de personas.

Y junto con el menor gasto, también tenemos la oportunidad de hacernos con un nuevo modelo de dicha consola, ya que como viene siendo tradición en las consolas de Sony, después de X tiempo sacan al mercado una revisión de la consola mejorada. En esta generación hemos visto 2 modelos aparte del ‘Fat’: PS4 Slim y Pro, que mejoraban aspectos importantes de la primera versión, como el tamaño, el nivel de la temperatura que llegaba a alcanzar, o el ruido que hacía. Y si vuestro bolsillo os lo permite y sois de los jugadores que le dais mucha importancia al apartado gráfico, con la versión Pro podemos jugar a 4K Nativos.

Dentro de la consola, el menú mejorado con respecto a PS3, es muy fácil navegar por él y salvo algunos detalles más difíciles de consultar, es muy intuitiva. Instalar los juegos por CD o comprados desde PlayStation Store, y dejando el tiempo de instalación, no hace falta más acciones para disfrutar de ella.

Dentro, nos encontramos con la posibilidad de descargar muchas aplicaciones que nos permiten darle a PS4 un uso diferente, con aplicaciones como YouTube, Netflix, Chunchyroll o RedBull TV para ver vídeos, series, anime o programas sin necesidad de esfuerzo (aunque tenemos que tener cuenta de algunas de éstas plataformas), e incluso escuchar música, con la aplicación más conocida en el mundo: Spotify. También podemos ver fotos, vídeos y reproducir música que tengamos guardados en un USB, lo que también nos facilita ver y escuchar desde la tele sin tener que conectar otros dispositivos.

Una de las funciones más novedosas con las que ha contado esta nueva generación de Sony es la posibilidad de grabar nuestro contenido y subirlo a redes sociales, hecho que ha facilitado la vida a las personas que se dedican a crear contenido relacionado con videojuegos. PS4 nos da la posibilidad desde el botón ‘Share’ del mando de hacer capturas de pantalla y grabar vídeos, y nos da la posibilidad de subirlos a redes sociales como Twitter.

También retransmitir desde nuestra consola directamente, ya que muchos streamers han utilizado esta función para emitir desde la plataforma Twitch. La única pega que se le puede poner, es que la única cámara compatible con la consola es la PlayStation Camera, no funciona ninguna otra webcam.

Otro gran punto a destacar es la comodidad a la hora de jugar con el DualShock 4, que por fin evoluciona en cuanto a forma de sus antecesores y nos da una comodidad aún mayor, tanto en suavidad, manejo y facilidad para cargarlo, gracias a su batería interna que nos da varias horas de juegos.

La plataforma tiene un online con fuerte competencia, pero PS Plus ha estado a la altura gracias a algunos gestos como el reciente Play at Home, en dónde ha regalado Journey y Uncharted: The Nathan Drake Collection con motivo del confinamiento (aunque, en este caso, aclarar que no es necesario PS Plus, con la Store es suficiente).

Tenerlo nos permite tener juegos gratis al mes, poder jugar online, contenido exclusivo, acceso anticipado a demos y betas públicas… Y si todo lo anterior no os vale como razón de peso para adquirir una PlayStation 4, el mejor motivo es el origen de dicha consola: los juegos. La ventaja de Sony con respecto al resto de consolas es la cantidad de exclusivos que llegan a su consola, y muchos muy codiciados (por suerte, muchos acaban llegado al resto de consolas y siendo disfrutados por todos), y su amplio catálogo lo respalda.

La cantidad de títulos mencionados en el primer párrafo es testigo de ello. Mirando al futuro inmediato, aún quedan algunos juegos que podrían entrar al top como mejores juegos de la generación, como la continuación de Final Fantasy VII Remake (aún nos queda verlo completo para decidir la calidad general), Ghost of Tsushima, Cyberpunk 2077 o el tan deseado The Last of Us Part II.

Una vez esté en el mercado PlayStation 5, seguro que no se olvidarán de PlayStation 4 en Sony, y seguirá recibiendo juegos por bastante tiempo, que llevarán a la consola a su límite. Sin duda, el fin de la generación es un gran momento para hacerse con la consola de Sony.

PlayStation 4

Por qué merece la pena comprar Google Stadia

Por qué merece la pena comprar Xbox One

Por qué merece la pena comprar Nintendo Switch


Compartir