Portada » Eventos » Reflexión sobre la Madrid Games Week 2019
1

Reflexión sobre la Madrid Games Week 2019

Compartir

Reflexión sobre la Madrid Games Week 2019

Como todos los años, Madrid celebra una nueva edición de la Games Week, un evento exclusivo de videojuegos. Cada vez hay más gente que se anima a comprar su entrada y esto se nota en los tiempo de espera para ver cada una de las novedades de los juegos. Y si, digo novedades porque la mayoría de los grandes juegos no han mostrado contenido exclusivo que no hayamos visto ya por las redes. Más trabajo han hecho los pequeños estudios indies que se encontraban en la zona de PlayStation Talents, los cuales nos han mostrado más cantidad de juego desarrollado en menos de dos meses que Kojima en más de tres años. Este año podemos definir la famosa feria como: horas de cola, tráilers sin exclusividad, áreas exclusivas muy mal comunicadas y muy poca visibilidad a lo que realmente ha importado de la feria.

En cuanto a la zona de los e-sports, este año no ha resaltado nada de lo normal: por un lado las buenas tácticas maestras del LoL (las cuales no entiende ni Peter Griffin) y por otro lado un escenario enorme con una exposición de armas de la policía. Había más nacionales en la feria que en la plaza mayor a la hora de comerse las uvas, eso si, nadie podía resaltar más que Movistar Riders, todo el día en la sopa. Y bueno os describiría más cosas pero no me ha sido sacar casi fotos ni vídeos por la estricta política de imagen.

En definitiva, si no llega a ser por los buenos juegos indies, las conferencias que han dado algunos de los mayores genios de la industria o los stand que regalaban algo de beber o de comer, este año la Games Week no se ha hecho diferencial. Cada vez me cuesta más distinguir si estoy en la Japan Weekend, en la Gamergy o en cualquier otro evento parecido, menos mal que GAME nos ayuda a ubicarnos con su maravillosa exposición de artículos que puedes encontrar en una tienda normal de centro comercial.

Eso sí, he de reconocer que el puesto en el que se vendían cervezas y bollería tradicional de series, videojuegos y películas ha sido lo que más me ha emocionado de la feria. Bueno eso y… todas las piruletas de Fiesta que me he llevado a casa.


Compartir