Portada » General » [Análisis] Trine 2 Complete Story: magia, sigilo y fuerza

[Análisis] Trine 2 Complete Story: magia, sigilo y fuerza

Compartir

Trine 2 Complete Story es una nueva versión de la segunda parte de la saga Trine, juego lanzado en 2011 para PC, Playstation 3 y XBox 360. Una versión con mejoras jugables, avances técnicos y nuevo contenido que llegaría a Playstation 4. La saga de Frozenbyte, más viva que nunca con la llegada de la cuarta parte para este 2019, nos sumerge ahora en Nintendo Switch en una aventura llena de fantasía. ¿Vale la pena hacerse con él en pleno 2019?

La saga Trine es una de las sagas indies mas populares, especialmente entre los usuarios de PC. Los 3 juegos consiguieron sobrepasar las 7 millones de copias en todo el mundo, una cifra realmente impresionante para una pequeña compañía finlandesa. Quizá por ello, y teniendo cuenta que este mismo año llega la cuarta parte de la saga, han aprovechado para lanzar en Nintendo Switch Trine 2. Un juego en scroll lateral de puzzles, plataformas y con un toque de RPG que hará las delicias de los amantes de la fantasía.

Amadeus es llamado por una extraña luz, que se revelará como Trine.

La historia de Trine 2 es simple y sin artificios. Un bonito cuento de hadas en el que podremos controlar a tres héroes muy diferentes: Amadeus el mago, Zoya la ladrona y Pontius el caballero. Representan la magia, la fuerza y el sigilo. Trine 2 tiene lugar algunos años más tarde que Trine, juego que finaliza con la restauración del reino a través de un artefacto llamado Trine. En esta segunda parte, Amadeus es llamado por una extraña luz, que se revelará como Trine. Este mismo artefacto también convoca a Pontius y Zoya, iniciando los tres una aventura que les llevará a lugares bellos y misteriosos.

La jugabilidad no presenta una gran dificultad al menos en un principio, ya que a través de un tutorial nos irán explicando las características especiales de cada personaje. Con Amadeus podremos hacer levitar objetos y enemigos, además de crear cajas en las que subirse y tablones para desplazarse. Pontius tendrá una espada y un martillo para luchar contra los enemigos y acceder a diferentes zonas del juego además de un escudo para protegernos. Con Zoya podrás desplazarnos con el gancho por zonas inaccesibles y tendremos un arco para lanzar flechas a larga distancia. Todos estas habilidades podrán ser mejoradas a lo largo del juego, a través de la recogida de orbes que habrá en cada nivel. Una vez que hayamos cogido los suficientes, subiremos de nivel y podremos desbloquear mejoras para los personajes. Algunas de ellas serán muy útiles para conseguir llegar al final del juego.

En Trine 2 nos enfrentaremos, a lo largo de 20 bellos y variados niveles, a todo tipo de peligros.

El control es simple y por ello con un margen de mejora bastante amplio. Utilizaremos muy pocos botones por personaje, aunque algunos no estén colocados de la mejor forma posible. En general Trine 2 es muy llevadero, sin llegar a tener problemas con las físicas, sí que hay algunos movimientos como el salto, que no son del todo precisos. Es cierto que no es un juego dónde se requiera una gran precisión en el plataformeo, no presentando en general un gran reto, pero es un punto que podría haberse mejorado.

En Trine 2 nos enfrentaremos, a lo largo de 20 bellos y variados niveles, a todo tipo de peligros. Aunque fundamentalmente es un juego lineal de puzzles, no será lo único que encontraremos a lo largo de nuestra aventura. Secciones de plataformas, grupos de enemigos e incluso algunos enemigos finales, y toques de rol anteriormente mencionados a través de la mejora de habilidades.

Aunque Trine 2 no es un juego que destaque por su dificultad, sí que ofrece diferentes niveles de dificultad, lo cual es de agradecer. Niveles de dificultad centrados en el combate, habiendo hordas de enemigos mayores o menores según lo que escojamos. Además, también podremos elegir si queremos que el juego nos de pistas sobre los enigmas a resolver o no. Puede que todo esto suena demasiado fácil, pero también hay una opción para los jugadores más experimentados. Se trata del modo hardcore, en el cual se limita los puntos de guardado y las resurrecciones de los personajes por nivel.

Tendremos tanto un modo de un jugador (en el que tendremos que ir cambiando de personaje para poder avanzar) como el modo cooperativo y el local hasta 3 jugadores.

Cada nivel está repleto de punto de control en los que recuperarás la vida y al que volverás cuando los personajes estén muertos. Hay que puntualizar que esto ocurrirá cuando los tres personajes mueran, mientras quede al menos uno vivo seguiremos avanzando y si llegamos al siguiente punto de control, resucitará el resto. Algunos puzzles serán más difíciles que otros, aunque no es probable que nos quedemos estancados mucho tiempo. Tendremos tanto un modo de un jugador (en el que tendremos que ir cambiando de personaje para poder avanzar) como el modo cooperativo y el local hasta 3 jugadores. Que tengamos siempre al alcance los tres personajes le da un gran variedad al juego y es fundamental para desarrollar una estrategia en el modo cooperativo.

La resolución de los puzzles, quizás el género predominante de Trine 2, es lo suficientemente variada para no aburrirnos. El juego hace uso de unas físicas sobresalientes para la época, con las que podremos jugar para seguir avanzando. Todo se resolverá usando la lógica y fijándonos en el entorno. No está de más de decir que, obviamente, si lo vamos a jugar en pleno 2019 por primera vez, el factor sorpresa en este apartado va a disminuir bastante. Los años se notan.

Los niveles son variados, coloridos y brillantes, como los de un cuento de hadas. Una iluminación muy destacable

Los niveles son variados, coloridos y brillantes, como los de un cuento de hadas. Una iluminación muy destacable que, junto con la mezcla de 2D y 3D, hace que los escenarios se sientan como un personaje más. Tendremos bosques, castillos, cuevas, zonas de lava… a cada cual más bonito. Quizás uno de los puntos flacos está en que hoy en día, este estilo gráfico se ha quedado algo obsoleto, y cuesta diferenciar entre tanta iluminación con qué objetos del escenario puedes interactuar y con cuáles no. Al menos en la versión de Nintendo Switch , los colores son tan vibrantes que todo acaba siendo un poco caótico, ya que ningún elemento del escenario destaca por encima de otro.

El sonido acompaña muy bien al juego a lo largo de toda la aventura. Las melodías tienen la epicidad necesaria para prepararnos para el combate, descubrir una nueva zona o simplemente entretenernos mientras pensamos como resolver un puzzle. A destacar las voces, dobladas en español, que nos ayudan a adentrarnos más en la historia.

Trine 2 no es excesivamente largo pero tampoco le hace falta, si fuese más largo seguramente se haría repetitivo. Unas 10-12 horas sin tener en cuenta la rejugabilidad que nos ofrece si queremos conseguir todo o probar el modo hardcore. Todo esto sin tener en cuenta la habilidad de cada jugador y el modo de dificultad escogido. Puede que algunos jugadores tarden más en acabarlo que otros que ya están acostumbrados a juegos de este estilo.

En resumen

Lo mejor:

  • Las melodías son épicas y pegadizas, perfectas para el cuenta de hadas que nos quieren contar. Además, el doblaje en español es bastante destacable.
  • La duración es perfecta para un juego de este género. Alargarlo sería innecesario, ya que caería en la repetición.
  • Los diferentes niveles de dificultad hacen que Trine 2 sea apto para todo tipo de jugadores.
  • Los mundos del juego son muy bonitos y con una iluminación que los dota de mucha vida.

Lo peor :

  • En cierta medida los gráficos se han quedado algo obsoletos, con una mezcla de 2D y 3D que puede llevar a la confusión en alguno casos.
  • El juego se deja llevar en gran medida por un sistema de físicas que hoy en día ya no es demasiado sorprendente, aunque sí efectivo.
  • Algunos puntos en la jugabilidad no están del todo pulidos, como el salto, a pesar de que el plataformeo no sea lo más importante.

Como conclusión, Trine 2 es un buen juego, bonito y entretenido, que ahora tenemos para Nintendo Switch. Un título en el que, aunque es cierto que los años le pesan, no está de más probarlo. Es una buena oportunidad tanto para jugadores que no pudieron disfrutarlo en su momento, como para veteranos que quieran volver a recordarlo. Un cuento maravilloso que disfrutaremos…hasta que salga el siguiente.

Hemos realizado este análisis con la versión de Nintendo Switch.


Compartir