Portada » General » Opinión » ¡Feliz Día De La Mujer de parte de todo el equipo de VidaoPantalla!
1

¡Feliz Día De La Mujer de parte de todo el equipo de VidaoPantalla!

Compartir

Un año. 365 días, unos días más importantes, otros menos…pero cada uno más necesario que el otro, como es el caso del 8 de marzo. Un día de celebración, de lucha, un día en el que se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora desde hace décadas. Un día en el que hace apenas 1 año tuvo lugar la primera huelga general en España donde más de 5,3 millones de trabajadoras salieron a la calle a manifestarse por sus derechos. Hoy es cuando nos toca seguir luchando cada día por la igualdad, hacernos oír. Y lo mismo ocurre en el mundo de los videojuegos.

Es una realidad que casi el 50% de jugadores sean mujeres, hace años que, que ambos sexos compartan este mismo hobby y pasión, sea de lo más normal. Por desgracia, aún quedan decenas de jugadores que nos ven como simples invasoras, lo que se traduce en insultos, bullying y acoso en juegos online, en el mundo profesional de los esports e incluso en los medios de comunicación.

Por suerte, VidaoPantalla no está en esa lista. En nuestra web, nunca se han utilizado barreras de ningún tipo con nuestros colaboradores, ni tampoco les exigimos más o menos por su género. Hemos intentado ser siempre como una piña, una pequeña familia que comparte gustos y debate sobre ellos, (siempre con algún pique de por medio). Y es por ello que felizmente queremos celebrar este día tan importante con vosotros contándoos nuestras experiencias como jugadores de la mano de algunas de nuestras integrantes:

Neckdhe –      

»Tengo que echar la vista hace ya 27 años para saber dónde comenzó mi inmersión en el mundo del videojuego. Mi primera consola fue una Sega Master System II junto al Sonic al que tantas y tantas horas le eché. Apenas tenía cinco años cuando mis padres me la regalaron y fue mi puerta para conocer lo que me esperaba. Por mis manos han pasado muchos juegos, muchas consolas y muchos protagonistas que me han marcado, pero sin duda en 2009 la que más consiguió marcarme fue Chloe Frazer. No se imaginan la ilusión y lo agradecida que estoy de que en 2017 pudiera verla como la protagonista principal de un juego que me cautivó, Uncharted: The Lost Legacy. Como Chloe, las mujeres también hemos dado un paso adelante en este mundo. Por fin está siendo reconocido que las mujeres ya no somos los personajes secundarios, sino que también somos las principales. Estamos disfrutando de una generación con una variedad enorme de videojuegos, una biblioteca repleta de estilos para todos los gustos, y de la que poco a poco no nos están excluyendo. Aún queda mucho camino, pero sin duda alguna, lo estamos allanando para que ahora y las futuras generaciones podamos disfrutar de este maravilloso mundo en el que todas y todos somos iguales.»

 

Mónica Sánchez –

»Aún recuerdo mi primer contacto con los videojuegos: tenía una Nintendo Game Boy 1968 con tan solo 3 juegos, de esos que parecían una auténtica piedra plana y que a veces había que soplar para que funcionasen. El super mario, el bubble bobble y un cartucho de juegos aleatorios no faltaban en mi día a día. Qué curioso, a pesar de llamarse Game BOY, yo la tenía y mi hermano siempre me dejaba este pequeño aparato en mis ratos libres (a día de hoy, este cacharro sigue por casa cogiendo polvo).
Tras unos años llegó la PlayStation 1 junto con dos mandos y el maravilloso juego del Pang. Esto podía llegar a traducirse en horas y horas de diversión aseguradas ayudando a mi hermano a explotar aquellas burbujas rosas y azules que recorrían la pantalla. Quién me diría que años más tarde mi hermano volvería a introducir una nueva consola en casa: si señor, la PlayStation 2 con mi maravilloso Kingdom Hearts (el cuál mi hermano me regaló con su guía completa). ¿Después? Una maravillosa Wii aparecía en casa de mi hermana, con su tabla, sus juegos familiares y como no, el monopoly. ¿Cuántas veces les habrá «explotado la burbuja inmobiliaria» en la cara a mi sobrino y a mi cuñado? Era un auténtico pique.

Pero no todo lo que reluce es oro, demasiados baches que mencionar a lo largo de esta trayectoria: unos padres que no entienden mi pasión, mucha gente que te cuestiona por el hecho de ser mujer y otra mucha que te trata como si fueras una especie de juguete sexual con disfraz de «Gamer», porque claramente la mentalidad del videojuego como cosa de hombre sigue estando muy vigente en nuestra sociedad. He tenido que aguantar demasiados insultos, bromas, etc. Pero aquí estoy, luchando por lo que quiero, yendo a contracorriente con esta sociedad para demostrar que el cambio es posible.

¿Actualmente que ha pasado con esta historia? pues aquí me tenéis, trabajando en un GAME, escribiendo como periodista oficial de videojuegos en una revista dedicada a ello y a la espera de comenzar un máster impartido por PlayStation. Ya os he mencionado antes que no ha sido un camino fácil, pero os puedo asegurar que no es algo imposible

Susanapz –

»Mis comienzos fueron bastante curiosos, (al menos que yo recuerde). He tenido la suerte de crecer con unos padres los cuales utilizaban sus ratos libres para jugar a videojuegos y, de ahí, mi primera consola: PlayStation 1 como un autorregalo por su aniversario. La verdad es que tenían gustos muy dispares: mi madre era de juegos de acción como el propio Tomb Raider, mientras que mi padre era más del género RPG como la saga Final Fantasy. Nunca tuve problemas con ellos respecto a mis hobbies, aunque la cosa cambiaba si hablaba de ellos en el colegio o instituto. Era una apestada, una friki por llevar en el recreo mi Game Boy Advance. A esto se le unía que me mudé como unas 3 veces con sus respectivos cambios de colegio, por lo que opté por guardarme mi tan querido hobby para mí e intentar hacer amistades.

Pasaron los años y, tras años disfrutando de World of Warcraft, aunque parezca mentira, no fue hasta los 17 que decidí dejar de ‘esconderme’ y gritar a los cuatro vientos mi pasión, (las redes sociales eran y siguen siendo mis aliadas en ello por supuesto, pues casi nunca encontré amigos aficionados a los videojuegos). Y, ¿qué mejor manera que haciéndome un tatuaje de una de mis sagas favoritas como es Assassin’s Creed? Sinceramente, no sé qué me llegó a pasar para cambiar el chip, pero fue lo mejor que me pudo pasar en la vida. Poco tiempo después empecé a escribir sobre videojuegos en una web y, tras años, aquí sigo dando y compartiendo mis opiniones al mundo, disfrutando libremente de mi hobby y viviendo experiencias inolvidables. Pero sobretodo, luchando porque en este mundillo se consiga la igualdad entre géneros y que el papel de la mujer en la industria sea reconocido sin tener que demostrar nada a nadie, simplemente por su trabajo.Porque todas y todos unidos podemos conseguir todo lo que queramos.»

 

Y vosotras, ¿tenéis alguna historia que contar? Dejádnosla en los comentarios y, ¡disfrutad mucho de este día tan especial!


Compartir