Portada » General » [Análisis] Travis Strikes Again, el experimento de Suda51

[Análisis] Travis Strikes Again, el experimento de Suda51

Compartir

 

Travis Strikes Again es el nuevo juego de Glasshopper Manufacture dirigido por el siempre irreverente Suda51. El título, ya disponible para Nintendo Switch, nos cuenta una surrealista historia a través de un buen puñado de minijuegos. Un experimento de resultado dispar, que resalta por su originalidad y diseño artístico.

Con No More Heroes y No More Heroes 2: Desperate Struggle, Suda51 nos sumergía en Santa Destroy, un mundo lleno de carismáticos asesinos ávidos por alcanzar la cima.

Aunque Goichi Suda, conocido popularmente como Suda51, no fuese del todo un desconocido en el mundo de los videojuegos, podemos afirmar que No More Heroes fue el momento más álgido de su popularidad. Con esta duología, conocimos a Travis Touchdown, un desvergonzado y carismático asesino con las ideas muy claras. Su meta era ascender en el ranking de la UAA hasta llegar a ser el asesino número 1. Con No More Heroes y No More Heroes 2: Desperate Struggle Suda51 nos sumergía en Santa Destroy, un mundo lleno de carismáticos asesinos ávidos por alcanzar la cima. Pese a que los juegos no eran precisamente un portento técnico; el malsano y cínico humor, la sangre a borbotones, las impresionantes y largas peleas y, ante todo, un diseño artístico con un estética rock-punk inolvidable, lo compensaban con creces.

Teniendo en cuenta que la segunda parte fue lanzada en 2010, el movimiento esperable sería una tercera parte o, al menos, un juego continuista con la saga. Pero Suda51, para sorpresa de todos, consideró más apropiado desarrollar un título más experimental. Un juego dentro del universo de No More Heroes, pero a su vez, muy diferente. La historia no podía ser más original y absurda: todo comienza con Bad Man y sus enormes ganas de venganza. Porque la venganza siempre es una buena excusa y más aún en el mundo de los videojuegos.

Bad Man era el padre de Charlotte, conocida en No More Heroes como Bad Girl, a la que Travis asesinó vilmente. Lo de vilmente es un decir, ya que Bad Girl era una auténtica psicópata con muchas ganas de sangre. En plena pelea entre Travis y Bad Man, ambos son absorbidos por la misteriosa consola Death Drive MK-II. Ahora deberán pasarse todos los juegos del sistema, con el inconveniente de que una vez llegue el Game Over, morirán de verdad. Se dice que quien consiga pasarse todos podrá pedir un deseo pero ¿será esto realmente cierto? ¿qué demonios está pasando?.

Travis Strikes Again es un juego de acción hack & slash aderezado con algún componente RPG

Travis Strikes Again tiene, ante todo, una jugabilidad bastante simple y al alcance de prácticamente cualquiera. Es un juego de acción hack & slash aderezado con algún componente RPG, el cual es meramente anecdótico. Podremos subir de nivel y encontrar chips que no darán diferentes habilidades, haciendo más variado el combate. Con nuestra katana láser en mano podremos saltar, esquivar, pegar débil y rápido, fuerte y despacio y realizar algún que otro combo. Un buen guiño a No More Heroes es que la katana se quedará sin energía tras mucho uso y tendremos que darnos un pequeño lapso de tiempo para cargarla.

No podremos mover la cámara en ningún momento, ya que siempre estará fija. La vista será cenital casi en su mayoría, con entornos a camino entre el 2D y el 3D. Los minijuegos son variados entre sí pero con mecánicas muy parecidas. En la mayor parte de los casos, nos encontraremos con secciones cerradas con montones de enemigos o jefes finales contra los que tendremos que luchar. Puede ir aderezado con puzzles sencillos, plataformeo o un poco de exploración. Entre los minijuegos más atrevidos, se encuentran el de carreras de vehículos de estilo TRON o uno el que dispararemos asteroides con una nave espacial.

Travis Strikes Again tiene sin duda buenas ideas, pero no todas funcionan igual de bien en su ejecución

Tal vez este sea uno de los problemas en Travis Strikes Again, y es que aunque sin duda tiene buenas ideas, no todas funcionan en su ejecución. Por un lado las secciones de plataformeo son algo toscas y pondrán de los nervios a más de uno. Además, las interminables peleas con un elevadísimo número de enemigos en pantalla se pueden hacer repetitivas. Por otro lado, se agradece la incorporación de de puzzles aunque sean sencillos y los épicos combates contra jefes finales. Combates con jefes con varias barras de vida y transformaciones, que supondrán un reto para más de uno.

Para conseguir acceder a nuevos minijuegos, tendremos que montarnos en nuestra moto en ir en su búsqueda. Lástima que toda esta parte sólo sea una especie de novela gráfica sin vídeos en la que no tendremos que hacer absolutamente nada. Aunque es entretenido seguir la historia y está llena de referencias a otros juegos, series o películas se acaba haciendo algo pesado. El título se puede jugar tanto en individual, como en cooperativo con Bad Man, siendo éste un modo más asequible para acabar el juego. El problema es que no todos los minijuegos admiten el modo cooperativo, lo cual es una lástima.

La mayor dificultad en el juego la encontraremos con ciertos jefes finales y en las oleadas de enemigos cuando sean demasiado numerosas.

En relación a la dificultad, tendremos varios modos a elegir según nuestra habilidad y tolerancia a la frustración. Os advertimos que el considerado modo normal no es precisamente un camino de rosas, pero el modo fácil quizá adolezca de reto. De todas formas siempre se pueden rejugar los minijuegos para subir nivel o conseguir más habilidades. Los puntos de control son numerosos y están pensados muy estratégicamente. Aunque la mayoría de las veces son de gran ayuda, en ocasiones están puestos con muy mala baba. De todas formas, la mayor dificultad en el juego la encontraremos con ciertos jefes finales y en las oleadas de enemigos cuando sean demasiado numerosas.

Aunque Trives Strikes Again no es demasiado largo, para ser un videojuego de minijuegos cumple bastante bien. Completarlo con todos los coleccionables nos llevará entre unas de 10 y 15 horas, rejugando los que más nos hayan gustado. Quizás el punto débil en este apartado radica en que ciertos minijuegos no son demsiado rejugables, a menos de que necesitemos subir de nivel o tengamos un voraz afán coleccionista.

Dónde realmente sobresale el título es en su apartado artístico, una prueba que se puede hacer mucho con muy poco.

 

Los gráficos son uno de los puntos fuertes del juego, a pesar de no ser punteros en absoluto. Desarrollado con Unreal Engine 4, los combates se ven fluidos y trepidantes, aún cuando los enemigos llenan la pantalla. Pero dónde realmente sobresale el título es en su apartado artístico, una prueba que se puede hacer mucho con muy poco. El juego luce bastante bien para sus posibilidades, con una estética rock-punk muy moderna y elementos cell-shading. Lástima que no haya demasiados vídeos y la cámara este en forma cenital la mayor parte del tiempo. La banda sonora bebe mucho de No More Heroes, y aunque quizás le falte algo de variedad, no cansa en ningún momento.

En resumen

Lo mejor:

  • El estilo artístico, una prueba de que se puede hacer algo más que decente con muy poco.
  • El universo de Travis es enorme en cuánto a referencias no sólo a juegos anteriores de Suda51, sino a películas, series y otros videojuegos.
  • El humor presente a cada momento, aunque con falta de picardía y con una dosis de violencia más baja de los esperado.
  • La originalidad de la propuesta, tanto a nivel visual como argumental, convierte a Travis Strikes Again en uno de los juegos mas locos y surrealistas a los que habremos jugado.

Lo peor :

  • Las mecánicas se pueden hacer repetitivas, demasiados combates con oleadas de enemigos no especialmente inspirados.
  • Las secciones de plataformas pueden llegar a ser un auténtico sufrimiento, quizás el punto más bajo de todo el juego.
  • Aunque experimentar está bien, quizás un modo historia en el que realmente el jugador hiciese algo no estaría de más.
  • Que después de casi una década, tengamos que conformarnos, por decirlo de alguna manera, con un juego del universo No More Heroes que no sea un No More Heroes.

Como conclusión, Travis Strikes Again es un quizás uno de los juegos más experimentales de Suda51, y eso es decir mucho. Una propuesta que se queda un poco a medio camino, con buenas ideas y un estilo artístico bien aprovechado, pero que se acaba haciendo repetitivo a falta de enemigos realmente carismáticos. Un divertido entretenimiento para echar unas cuántas partidas. El juego se encuentra disponible de forma exclusiva para Nintendo Switch.

  Travis Strikes Again es el nuevo juego de Glasshopper Manufacture dirigido por el siempre irreverente Suda51. El título, ya disponible para Nintendo Switch, nos cuenta una surrealista historia a través de un buen puñado de minijuegos. Un experimento de resultado dispar, que resalta por su originalidad y diseño artístico.…

Nota:

Gráficos - 7.6
Sonido - 7.2
Jugabilidad - 6.6
Duración - 7

7.1

Travis Strikes Again es el nuevo juego de Glasshopper Manufacture dirigido por el siempre irreverente Suda51. El título, ya disponible para Nintendo Switch, nos cuenta una surrealista historia a través de un buen puñado de minijuegos. Un experimento de resultado dispar, que resalta por su originalidad y diseño artístico.

User Rating: Be the first one !

Compartir