Anunciados una nueva actualización de Battle for Azeroth y World of Warcraft Classic

Recientemente ha tenido lugar la Blizzcon 2018, el evento anual donde Blizzard presenta sus novedades a los seguidores de la compañía. Una de las principales noticias trata sobre World of Warcraft y la nueva actualización de Battle for Azeroth llamada “Mareas de Venganza”. Se trata de una actualización de contenido que incluye nuevas misiones de personajes e historia.

Con la guerra acechando las costas de Zandalar los jugadores tendrán que enfrentarse contra líderes de la Horda o de la Alianza como el manitas mayor Mekkatorque o el rey Rastakhan. Estos serán algunos de los conflictos clave de Battle for Azeroth. También los elfos de la noche atacan a los Renegados para recuperar su hogar ancestral bajo la sombra de Teldrassil. También será necesario defender Kul Tiras y Zandalar de las fuerzas invasoras enemigas. Tendrán lugar asaltos para hacerse con el control de los puntos.

Además de esto, también podrá reclamarse la azerita de las nuevas islas de Jorundall y Bosqueamparo, incluyendo en estas búsquedas algunas novedades en el sistema de expediciones insulares como son los extractores de azerita capturables. También destaca una novedad para enanos y elfos de sangre de nivel máximo, quienes podrán profundiozar en la historia y trasfondo de sus razas, así como desbloquear armaduras dinásticas para honrar sus legados.

Mientras todo esto llega, Blizzard ha preparado algunas actividades para los jugadores de World of Warcraft. Podrán descubrir los secretos que acechan en el Valle Canto Tormenta en la banda Crisol de Tormentas, reclutar trols Zandalari o humanos de Kul Tiras para luchar contra anitguos enemigos en futuros capítulos de Battle for Azeroth. Una gran batalla se aproxima.

Vuelve al pasado con World of Warcraft Classic

Por otro lado también presentaron World of Warcraft Classic, un juego que llegará en verano de 2019 y promete devolver a los jugadores al mundo clásico del juego de rol multijugador masivo de Blizzard. Los jugadores podrán vivir la experiencia tal y como era antes de las siete expansiones que ha recibido World of Warcraft.

La compañía ha asegurado que pretenden recrear el contenido y la experiencia de juego original de World of Warcraft en esta entrega. Se mantendrán las mejoras de la interfaz y las últimas actualizaciones técnicas del sistema de Battle.net para proporcionar una mejor estabilidad durante la partida, aunque por dentro será el mismo clásico de antes.

El juego contará con todo el contenido de World of Warcraft hasta su última actualización, el parche 1.12: Tambores de guerra, aunque se desbloqueará a medida que los jugadores vayan avanzando.

Ueki Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *