Portada » General » Análisis » [Análisis] Super Volley Blast

[Análisis] Super Volley Blast

[Análisis] Super Volley Blast

En una época en la que el terreno de los juegos deportivos está dominado por Fifa y NBA 2K, llega Super Volley Blast, un juego indie que busca traer el volley de regreso al mundo de los videojuegos.

Nada más iniciar nos encontramos con el Modo Pachanga, un modo que podremos disfrutar en solitario (y con apoyo de la IA) o con amigos. En este modo encontramos a 17 personajes, 16 de ellos predeterminados y uno que podremos crear y editar a gusto (más adelante haremos hincapié en esto), pero el número de personajes se puede ver incrementado gracias a los rivales que derrotemos en el modo torneo, los cuales se añadirán de forma automática. En este modo al igual que en el resto, podremos disfrutar de los 7 mapas que el juego nos ofrece, cada uno de ellos con su propia temática y guiños.

[Análisis] Super Volley Blast
Al principio esto se nos daba tan mal que recibíamos palizas monumentales (eso sí, nada nos quita el habernos divertido aprendiendo)

Antes os mencionamos un editor de personajes, este editor nos permitirá crear nuestro avatar según las características que deseemos, podremos escoger su sexo, altura, rasgos y muchas otras características más. Es un editor muy completo si tenemos en cuenta el motor gráfico del juego y las limitaciones de ser un indie. El personaje que decidamos crear se incluirá a la plantilla y podremos utilizarlo (además de en el Modo Pachanga) en el Modo Torneo y el Modo Historia, pero sólo podremos utilizar a UNO de ellos en el segundo, así que debemos tener cuidado con no sobrescribir nada.

[Análisis] Super Volley Blast

El Modo Torneo, es el modo personalizado de toda la vida, en él podremos enfrentarnos diversas combinaciones de la IA y/o jugadores para hacernos con la victoria, no tiene mucha relevancia y sirve más que nada para practicar e imponernos nuestros propios desafíos. Hablando de desafíos, el juego también cuenta con algunos logros que podremos ir desbloqueando según nuestra pericia en el juego vaya aumentando.

El Modo Historia es otro cantar, se trata de un modo llamativo y muy bien diseñado en el cual podremos enfrentarnos (en solitario o acompañados) a personajes de la cultura popular y actualidad. Cada uno de ellos requiere que adaptemos parte de nuestro juego y estemos más o menos atentos a sus movimientos. Este modo también cuenta con muchas referencias, las cuales son divertidas y fáciles de entender. En este modo da igual si perdemos en (por ejemplo) el tercer partido, podremos conservar nuestro progreso y seguir desde ese punto (o reiniciarlo del todo). Como veis, estamos ante un modo sencillo, pero que consigue ser mucho mejor Modo Historia que el de juegos de gran presupuesto. La única pega que podemos ponerle a este modo es su corta duración, nos habría gustado ver más combinaciones de pintorescos personajes y referencias.

¿Quien será ese misterioso hombre de barba?

Y vistos todos los modos que nos ofrece Super Volley Blast, nos toca hablar de la jugabilidad. Estamos ante un juego que busca ser lo más arcade posible, sus físicas, sus reglas y sus estrategias NO están orientadas a ser realistas, están orientadas a divertirnos de la forma más sencilla posible, y tenemos que decir que lo logran y muy bien. Con cuatro combinaciones de ataque y defensa (las cuales podremos adaptar y usar para crear estrategias no muy complicadas) y partidos a  15 puntos, la mejor experiencia se encuentra en jugar con amigos, todo esto sin descuidar a quien busca jugar en solitario.

Es el jugador el que elige al balón y es el jugador el que quiere que sea el balón el jugador.

A nivel técnico el juego cumple, su apartado gráfico no es el mejor del mercado, eso está claro, pero es muy bonito a nivel visual y cumple perfectamente su objetivo. Nos cuesta imaginarnos a Super Volley Blast con otro motor gráficos que no sea el que utiliza actualmente. La estabilidad en los frames también juega a su favor, no hemos experimentado ninguna caída abrupta de los mismos

En cuanto a la música el juego cuenta con melodías que acompañan muy bien a los partidos y se sienten representativas de cada escenario. No veremos la melodía de El Cairo en ningún otro mapa. Todas ellas son rápidas alegres, el problema es que pueden suceder 2 cosas. O terminas amándolas o terminas cansándote de ellas.

Es por todo lo que os hemos mencionado antes y algunas sorpresas más, que os recomendamos mucho Super Volley Blast, un juego sencillo y divertido que os mantendrá entretenidos incluso si el volley no es lo vuestro. Creado por Unfinished Pixel y a un precio de 9.99 euros, podréis encontrarlo en la Nintendo eShop y disfrutarlo desde ya.

No os voy a contar una historia sobre Atari, Sega, Nintendo o la era de los 8-16 bits, a mi los videojuegos me transmiten felicidad y amor por el arte, y eso es todo lo que importa.