Portada » General » Análisis » [Análisis] Immortal Redneck

[Análisis] Immortal Redneck

Tras haber analizado anteriormente su versión en PC, hoy os traemos el análisis de Xbox One, pues el título está desde ayer disponible tanto en la consola de Microsoft como en PlayStation 4.

Puede que entre tanto Call of Duty y Battlefield nos hayamos olvidado de cómo se sentían los antiguos shooters de los 90, pero Immortal Redneck recoge todas esas sensaciones y las reúne en un solo título cargado de acción y unas cuantas oleadas de enemigos.

Comenzamos manejando a un redneck –término usado por los estadounidenses para referirse a los aldeanos rurales de manera despectiva- el cual sufre un accidente que acaba con su vida, pero unas momias conseguirán resucitarlo. ¿Cómo lo hicieron? Las respuestas se desvelan a base de tiroteos entre las criaturas que quieren acabar con nosotros.

Toda la acción reside en las tres pirámides que nos encontramos nada más empezar, y nuestro objetivo es ir subiendo de plantas buscando la puerta correcta. Un aspecto a destacar es el orden aleatorio de dichas pirámides, es decir, al morir y empezar desde cero, los pisos no serán iguales en casi ningún momento, y por supuesto, los enemigos tampoco serán los mismos.

En cuanto a su jugabilidad, se pueden encontrar varias similitudes con Doom, Quake o Serious Sam mezcladas con un poco de cultura y mitología egipcia. También encontramos elementos del roguelike como la muerte permanente que nos obliga a reiniciar las pirámides desde el primer piso, aunque tras cada muerte podemos subir puntos en un árbol de habilidades, así que podemos volver más fuertes que antes.Tampoco tenemos cobertura alguna, pues los enemigos se las apañarán para rodearnos o atacar desde lo alto de una plataforma. En resumen, no esperes pasarte todos los niveles en los primeros intentos,

La mecánica es muy básica: avanza y liquida a todo el que se te cruce. A lo largo del camino, tendremos potenciadores en forma de pergaminos, que nos darán extras, como un doble salto, cambiar la gravedad o ampliar nuestro cargador. Otro punto a favor es la variedad de enemigos y los distintos ataques que pueden hacernos mucho daño. Desde los que corren a tus piernas para hacerte volar en pedazos hasta los que atacan con ráfagas desde una esquina, o los que se mueven entre columnas para darnos algunos problemas.

Los gráficos, al menos en la versión de Xbox One, no han dado ningún problema. Todo el título está plagado de una animación brillante, colorida y variada.

El problema viene en el sonido, ya que no transmite unas sensaciones acordes al juego, por lo que las armas parecen no tener la contundencia característica de otros FPS. También es posible que el título no te guste si no eres un fan de este tipo de juegos, ya que suele ser repetitivo, porque necesitas recolectar oro para potenciar tus habilidades lo suficiente como para poder llegar lejos y pasar al siguiente nivel. También pecan de ofrecernos varios escenarios que, aunque sean aleatorios, no dejan de ser algo repetitivos. Y lo mismo pasa con los enemigos, una vez te aprendes sus patrones de actuación, puedes dispararles con facilidad.

Por lo general, nos ha gustado mucho esta entrega y hemos disfrutado mucho disparando a todo lo que se nos movía en la pantalla.

Este análisis ha sido posible gracias a un código de descarga que nos ha cedido Crema Games, ¡esperamos que os guste!

Tras haber analizado anteriormente su versión en PC, hoy os traemos el análisis de Xbox One, pues el título está desde ayer disponible tanto en la consola de Microsoft como en PlayStation 4. Puede que entre tanto Call of Duty y Battlefield nos hayamos olvidado de cómo se sentían los antiguos shooters de…
Jugabilidad - 8.5
Gráficos - 7.5
Duración - 7.5
Sonido - 5.5

7.3

Un FPS que recoge gran parte de la esencia noventera como Doom o Quake, aumentando su calidad para la next gen.

User Rating: Be the first one !