Menu

Nuestro Equipo Opina: ¿Son importantes las bandas sonoras?

Nuestro Equipo Opina: ¿Son importantes las bandas sonoras en los juegos?

Siempre hay alguna melodía de un título que nos trae buenos recuerdos e incluso nos hace sentir algún tipo de nostalgia. La banda sonora es un complemento importante de cualquier película, serie e incluso juego pero, ¿de verdad esto afecta a la hora de que un videojuego guste más o menos a la comunidad? ¡Nuestro Equipo Opina!

 

 Nero, Redacción.

Muchas personas creen que lo más importante de un título hace referencia a aspectos puramente técnicos como la resolución del píxel de la montaña más alejada de China o lo bien que responde el menisco del futbolista al pulsar el botón B de nuestro mando. La realidad es que lo que hace grande a un videojuego es la suma de todas sus partes y una que es muy infravalorada, cuando supone casi el 50% de la fuerza de un título, es la Banda Sonora.

Cuando rememoramos una joya pasada siempre nos suena una cancioncilla en la cabeza. Juegos como Super Mario World, Zelda Ocarine Of Time o el mismísimo Crash Bandicoot tienen un tema original y personal que les dan vida. Cuando recordamos esos juegos, el cerebro reproduce sus “Main Themes” y nos dispara las endorfinas, sintiendo el placer y la diversión que nos otorgaron en su día.

Yo creo que la OST (o BSO en nuestro idioma) es tan necesaria como las mecánicas, la historia o incluso la considero más importante que los gráficos, ya que estos con el tiempo se vuelven obsoletos mientras que la música se queda igual de impactante pasen los años y se lave con remixes e instrumentos más modernos, gracias a que su esqueleto se forma con la composición y eso permanece inalterable con el tiempo. De hecho, hay títulos que sin sus apabullantes OST no los retendríamos en la memoria o directamente, no nos parecerían juegos tan buenos. Casos como Ace Combat, son el “number one” de los simuladores de combate aéreo pero es sin duda con las piezas sonoras que van desde la opera o corrientes como la new classical como consigue ponernos los pelos de punta cuando surcamos los cielos.

Lo mismo ocurre con infinidad de juegos de rol, cuya historia se acompasa de bandas sonoras que refuerzan sus mensajes y sentimientos, hacen del jugador partícipe de la psique de sus personajes, compartiendo sus motivaciones y emociones ¿Quién no sentía la emoción de la preparación de la batalla en el desembarco de Dollet en Final Fantasy VIII, por ejemplo?

En la actualidad se está fusionando el concepto de Banda Sonora que existe en el cine con el habido en el terreno del videojuego. Compositores de reconocido talento en el 7º arte ahora lo son también en los videojuegos, hablo de maestros como Harry Gregsom Williams (Metal Gear Solid), Martin O’donell (Halo) o Chris Velasco (Assassin’s Creed & Prototype). Mientras que por otra parte, tenemos la oleada Indie que está popularizando géneros olvidados décadas atrás como las mezclas de 8/16 bits o el sintetizador que tan de moda puso Blade Runner en los 80.

Con todo esto quiero decir que así como podemos entender que la jugabilidad o la historia de un juego puede conformar su ADN, la banda sonora es su DNI, el elemento que le otorga identidad y nos atrapa la atención para trascender el estado de un producto de ocio a una obra de arte.

 

 Danny, Redacción.

Para mí la banda sonora es tan importante como la historia de un juego. Cuando en un videojuego llegas a ciertos momentos importantes, puede significar una u otra cosa para el jugador. Casi siempre depende de cada persona y puede marcarte sólo por el hecho de ser tu primer videojuego, pero a menudo la música influye enormemente.

Muchas veces me he pasado algún juego que para muchos tiene una historia preciosa pero para mí ha resultado ser del montón, y quizás otras veces una historia más básica y sin nada de especial me ha llegado a emocionar más que a otras personas. Esto es porque esos juegos tenían una banda sonora espectacular que acompañaban esos momentos especiales, llegando hasta a hacerme llorar en varias ocasiones. A decir verdad, podría hacer una lista de juegos que me han marcado y la mayoría de ellos lo habrían hecho sólo por la música, haciendo de una historia cliché y poco desarrollada una gran experiencia.

Siendo así, imaginemos un videojuego con una historia preciosa y acompañada con una banda sonora espectacular. Probablemente nos vengan muchos ejemplos a la cabeza, pero lo más seguro es que muchos de ellos estén en lo más alto del top de los mejores videojuegos (aunque esa lista esté un pelín sobrevalorada). Y es que la música no es sólo para esos momentos tristes o bonitos de la historia, también nos acompaña a cada momento en nuestras partidas, haciendo a menudo que nuestro ritmo de juego se adapte a esa música, por extraño que suene. Una banda sonora variada que se transforme según el lugar o la situación es lo que aporta la mayor parte de las sensaciones de los jugadores durante las partidas.

 

 Txustra, Redacción.

Para mí, la música es sin lugar a dudas el aspecto al que más importancia le daré siempre en un videojuego por encima de cualquier otro y, seguro que al igual que mucha gente, también es lo primero en lo que me fijo. Me considero un gran amante de la música en general, no hay día que no escuche cualquier canción o fragmento de banda sonora. Esta ayuda a la completa inmersión dentro del juego, a saber cómo se sienten los personajes, sus emociones, sentimientos… Todo ello y mucho más queda reflejado en la música. Que una persona sea capaz de emocionarse en alguna determinada escena simplemente por el acompañamiento musical lo dice todo.

¿Os imagináis algunas de vuestras escenas favoritas sin esa música de fondo que te ponía el vello de punta? Yo, sinceramente, soy incapaz de imaginarme dicha situación. Lo realmente bueno de las bandas sonoras de los videojuegos es que son capaces de adaptarse a cualquier tipo de situación que ocurra dentro del videojuego. Siempre vamos a tener en nuestra mente aquella música que siempre suena en los combates dentro de, por ejemplo, algún RPG; también recordaremos la canción que te va acompañado tras un largo nivel que has tardado mucho en pasarte, por mucho que al principio no le prestases atención, al final te acostumbras de ella.

O esa canción que suena en determinadas ciudades, que crees ser el único que le gusta porque todo el mundo opina lo contrario (véase, por ejemplo, el tema de la ciudad de NLA en ‘Xenoblade Chronicles X‘ con ese rap extraño y ”cansino” que al final me acabó gustando). La música es otro de los motivos por los que me gustan los juegos rítmicos, véase la saga Rythm Paradise, Deemo, VOEZ,K-On Houkago Live, Guitar Hero… puedes llegar a conocer música que en un principio odies y te acabe finalmente gustando, y muchas de estas canciones que escuches en esos videojuegos son tan pegadizas y adictivas que querrás escucharlas una y otra vez, incluso de géneros que no van contigo.

Como he dicho anteriormente, ese acompañamiento musical épico, triste o que, simplemente te desgarra por dentro cuando lo escuchas en esa escena tan dramática, hace incluso que te metas en la piel de los personajes y puedas llegar a sentir cómo se sienten estos realmente y eso solo podría suceder gracias al poder de la música. Deseo firmemente que ojalá algún día las bandas sonoras de los videojuegos tengan la importancia y el reconocimiento que realmente se merecen, al igual que ocurre en el mundillo del cine.

Por todo esto y mucho más, siempre antepondré la música ante cualquier otro aspecto de un videojuego. Un juego que no es muy bueno gráficamente puede igualmente ser perfectamente jugable y más disfrutable aún si tiene una buena composición detrás, pero un juego que es una obra maestra y se ve tan realista quedaría totalmente vacío si no tuviera ninguna música de fondo, y es algo realmente triste. Dicho esto, la importancia de la música en los videojuegos es fundamental.
 

 

 Paulo, Redacción.

La historia de las bandas sonoras en los videojuegos es la historia misma de la evolución de los videojuegos y de su aumento de complejidad. De hecho, ya se habla de algunos videojuegos como de auténticas obras de arte y, por tanto, como nuevos inquilinos del vetusto edificio de la historia del arte. Desde aquellas pegadizas melodías en MIDI del pasado hasta las intrincadas composiciones de orquesta de hoy en día, hay un amplísimo catálogo de obras musicales que acompañan y hacen más amena (o aterradora, o intensa) nuestra experiencia videojueguil.

Como en el cine o en otros formatos similares de entretenimiento, la función principal de la banda sonora en un juego es acompañar a la acción de los protagonistas (de los jugadores), presentar escenarios con un tema musical característico, ilustrar emociones, ánimos, la victoria, la derrota, lo épico, la esperanza o el miedo. Sin embargo, lo interesante es que el videojuego añade otra dimensión inédita para que brille la música: la dimensión interactiva. Dependiendo de nuestras decisiones como jugadores, sonará una pieza de la banda sonora u otra, sumergiéndonos con mayor profundidad en el mundo de la aventura, como si en verdad diéramos un paseo (algo peligroso) por las praderas de Hyrule, o contempláramos por primera vez la majestuosa estación espacial de la Ciudadela.

Lo cierto es que algunas melodías de 8 o 16 bits ya son cautivadoras pese (o, más bien, a causa) de su aparente sencillez. A todos nos viene a la cabeza la música de los antiguos Super Mario, Castlevania, Zelda o Mega Man. Es más, incluso existe todo un género musical basado en este tipo de ritmos nostálgicos llamado chiptune.

En lo personal, una de mis bandas sonoras favoritas es la de Hotline Miami. Este juego agresivo y ochentero de Dennaton Games cuenta con canciones verdaderamente psicodélicas que se compenetran muy bien con la temática y las matanzas que tenemos que llevar a cabo. Una de sus melodías más populares es una obra de un artista real de la música electrónica como es M.O.O.NOtra buena pieza, esta vez con un tono futurista y épico, que transmite la constancia en la búsqueda de la supervivencia incluso ante una muerte segura es “Suicide Mission” de Mass Effect 2 y como no podría ser de otra manera, conviene recalcar que la saga Zelda está llena de buenísimas canciones, muchas de ellas incluso versionadas con toques ligeramente diferentes.

Finalmente, siendo la saga Pokémon aquella que más horas me ha hecho disfrutar desde pequeño, tengo que reconocer que su banda sonora me parece sencilla pero magnífica y tiene muchas canciones que se te incrustan en la cabeza y acabas sabiendo de memoria. Hay tantas que sería difícil hacer aquí una mención justa de las mejores.

 

 Mey Suárez, Redacción.

Las bandas sonoras en los videojuegos son tan importantes como en el cine o en cualquier producto audiovisual. Pero en los videojuegos además de jugar con los personajes, gráficos o las historias, las BSO nos afectan en ocasiones sin darnos cuenta.

Imagina un juego de terror. En el cine, la música muchas veces nos indica que se avecina peligro. En los videojuegos, además de ese aviso de peligro tenemos nosotros que controlar y manejar ese peligro que se acerca. Por lo que en un juego como Outlast la banda sonora es primordial. Esos golpes que te hacen brincar en la silla o momentos en los que te relajas y dejas de apretar el mando.

Tampoco podemos olvidar bandas sonoras de grandes juegos como Skyrim. Incluso en los propios trailers se usan canciones que hacen que llame la atención al futuro jugador. Esas canciones de tabernas que hemos tarareado en Skyrim o en The Witcher, esos gritos épicos o el coro conocido de Dragonborn que nos pone los pelos de punta y  de los que se ha hecho hasta memes.

Por último, en un género de juego totalmente distinto al terror y la aventura, tenemos los juegos de Saint Row. Personalmente no sé qué hubiera sido de mí sin esas canciones tan macarras, pegadizas y bestiales que suenan mientras conduces o durante todo el juego. Ese toque musical en juegos como estos es esencial para que el juego funcione. Nadie podría imaginar un Saint Row o un GTA sin música.

 

 Smart Llamas, Medios.

En mi opinión la música es un apartado fundamental en el uso y disfrute de un videojuego, ya que puede hacer que te encante o incluso que lo odies, por no tener un buen apartado musical. No se si algún día habéis echo alguna prueba y ponéis una película de terror y le quitáis el volumen, seguro que prácticamente no os darán ningún miedo. Esto es porque la música nos trasmite sensaciones y si no escuchamos nada o incluso escuchamos una música que nos tramite otro sentimiento no nos gustará tanto.

Por lo que la música puede hacer que nos sumerjamos en las profundidades de la historia, en una situación de suspense o incluso en un momento romántico. Por eso mismo una banda sonora, efectos de sonido o la música es algo imprescindible en el mundo audiovisual, y en concreto en el mundo de los videojuegos.

 

 Susanapz, Redacción.

Yo lo tengo claro: si la música ya de por si es una gran compañera de toda nuestra vida, ¿cómo no va a ser un apartado importante en un videojuego? Está claro que crear un juego no es fácil, hay mucho trabajo detrás, muchos aspectos que cuidar y mimar pero a veces, quizás, al menos desde mi punto de vista, dejan demasiado descuidada la banda sonora. Que si, que si las desarrolladoras tuvieran la fórmula para crear un juego perfecto la industria sería muy diferente a la de ahora y, no, no voy a decir que toda la comunidad tenga mi opinión, pero para mí, si existiera como he dicho ”una fórmula” sería una buena historia + una buena banda sonora. Al menos de esto se componen algunos de mis juegos favoritos.
Porque ¿quién no recuerda temas tan míticos como To Zanarkand de Final Fantasy X o, ya que estamos, la mayoría de melodías que podemos disfrutar en Final Fantasy VII? A decir verdad, la saga Final Fantasy creo que está muy mimada en ese aspecto y sus creadores siempre consiguen dejar en nuestra memoria algunas de sus composiciones, eso sin contar la saga Kingdom Hearts por cierto, que también cuenta con temas espectaculares. Otros ejemplos, que también cuentan con una historia muy bien trabajada, serían sin duda The Last of Us con la guitarra del grande Gustavo Santaolalla o el más reciente Last Day of June con las composiciones de Steven Wilson.
La música es vida y sin música, muchas obras perderían su sentido y no nos pondrían los pelos de punta tal y como lo suelen hacer.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿De verdad la banda sonora de un juego esta tan infravalorada?

Te puede interesar...

Susanapz

Soy de las que nacieron con una PSX bajo el brazo hace 21 años, hermana de Crash Bandicoot y elegida por la Keyblade. De día, junto a mi guardián Auron, intento salvar Spira y de noche soy una assassin en busca de la libertad.

Comentarios

No comments

Deja un comentario

¡Escucha nuestro Podcast!

Próximos Lanzamientos

No hay próximos lanzamientos