Dom. Jun 26th, 2022
Compartir

[Columna] Te tiene que gustar lo que yo te diga, o la positividad tóxica

Internet es un lugar mágico lleno de diversión y entretenimiento. Por una parte está la autodenominada facción del bien, con la misión de promover valores positivos y acabar con una guerra de consolas que bien les interesa recordar que existe todos los días. Por otra los troles a los que no sé muy bien por qué les damos atención cuando no deberíamos, pero asín (con n, sí) somos, y finalmente estamos los espectadores neutrales.

Nunca he sido muy fanático de eso de decidir en qué facción estar, ya que ambas me parecen un tanto negativas y, en parte, tóxicas. Con la de los troles no hay absolutamente ninguna duda, ¿pero qué pasa con la del bien? En principio no debería haber problemas porque son buenos, quieren lo mejor para todos, ¿no?

Pues en parte. Un ejemplo claro (no digo más que si no esto sería más largo de lo que una columna tiene que ser) es cuando se anunció a Sora como último DLC de Super Smash Bros. Ultimate, el personaje que menos ganas tenía de que metiesen, porque sabía que efectivamente su representación iba a ser paupérrima.

El caso es que no paraba de escuchar eso de «si te gustan los videojuegos por narices tienes que alegrarte por la inclusión de Sora en el Smash porque es historia«. ¿Por qué exactamente? Kingdom Hearts es una IP que apenas ha tenido relevancia en Nintendo, y además Square Enix ha dejado muy claro que le da igual al traer juegos que perfectamente podría traer en nativo en modo nube.

Que un personaje sea el más pedido por la comunidad, en general, no significa que uno tenga que estar de acuerdo con su inclusión, más como ha venido, aunque no entraré en detalles. Mi conclusión es que, si rechazo esa idea entrecomillada de antes, ¿quién eres tú para decidir si me gustan los videojuegos o no? ¿No crees que es exactamente lo mismo que hacen los troles, pero peor, porque encima eres hipócrita?

Es como si digo que si te gustan Sticker Star y Color Splash no eres fan de Paper Mario. Pero chico, cállateeeeeeeeeeee. Está muy guay decir que estás con los buenos, pero ni por asomo vayas por ahí ondeando la bandera de la justicia, que a la mínima volvemos a lo mismo. A una discusión entre niñatos desconocidos y anónimos en Twitter.


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.