Dom. Jun 26th, 2022
Compartir

Nuestro Equipo Opina: La cancelación del E3

La cancelación del E3 de 2022, el mayor evento de la industria del videojuego, es una noticia que no deja indiferente a nadie. Esto es lo que opinamos en la redacción de VidaoPantalla después de conocer la noticia.

Txustra: «El E3 ha ido perdiendo su magia»

Y no creo que esto le pille de sorpresa a nadie. A ver, voy a intentar explicarme. He estado viendo todos los E3 desde que tengo Internet en casa e incluso antes con el tema de las revistas y, creedme, de eso hace ya bastantes años. He vivido y disfrutado cada uno de sus momentos como un crío al que le encantan los videojuegos, al igual que me ha dado recuerdos inolvidables y otros muchos de vergüenza ajena. Ya sea viéndolos solo o en compañía de amigos, el E3 es un evento que siempre gusta verlo a todo amante de este mundillo y que, en general, suele dejar buenas sensaciones. Por eso, nos resulta raro pensar en la cancelación del E3.

El problema radica en que, en los últimos años, con esto de los diferentes eventos digitales que se realizan por casi todas las compañías a lo largo del año, el E3 no cobra tanta fuerza como cuando solo teníamos eso. No me malinterpretéis, no quiero decir que no sea importante, ni mucho menos, pues casi todas las mayores sorpresas surgen de ahí, pero creo, sinceramente, que ya no es lo que era. Presentaciones largas, aburridas, con poco ritmo y sin mucho que ofrecer a excepción de algunas, a veces aguantar una hora y pico escuchando a gente hablar sin parar no era peor que una tortura.

Lo que quiero decir con todo esto es que no me importa que se haya cancelado el evento, porque sé que, de una manera u otra, las diferentes empresas van a dedicar estas fechas para anunciar sus respectivos eventos y así anunciar sus pesos fuertes como si fuese parte del propio E3, no tengáis ninguna duda de ello. Así que, por favor, no nos alarmemos tan pronto, que las compañías ya de por sí nos nutren con eventos digitales de la misma índole a lo largo del año. No va a pasar nada porque un año no haya E3, eso lo tengo claro.

 

Drako: «Un evento no tan necesario este 2022»

¿El E3 ha sido cancelado? Activemos todas las alarmas «el E3 está muerto», «la muerte de los videojuegos», «Todo lo que estaba mal con el E3″… ah no, esos son titulares clickbaits de webs y vídeos de YouTube, ahora en serio la cancelación del E3 deja un vacío muy grande en la industria durante 2022 pero creo que ahora es el año perfecto para que el formato descanse y se renueve.

¿Por qué? Os preguntaréis, pues creo que esta bastante claro, casi toda la lineup de 2022 está totalmente anunciada en la mayoría de casos, desde los más early de enero hasta diciembre nada más empezar el año ya teníamos un 70% de este anunciado pero los anuncios de estos últimos meses lo han llevado a un 90%, es decir que ya quedan solo juegos indies, algún third menor y algún que otro exclusivo de Nintendo por anunciar. 2022 está completo, es decir, no necesita ningún E3 digital porque tendría más relleno que anuncios potentes.
Para eso tenemos Summer Game Fest, que este año solo será durante junio y al parecer se han unido más compañías a ello, siendo este el sitio perfecto para un par de anuncios potentes y indies, además de eso tenemos a Gamescom que es básicamente Summer Game Fest pero de una tirada. Durante verano también harán Nintendo Direct, State of Play e igual algún evento de Xbox que serán mucho más potentes que cualquier Game Fest, por lo que eso completará este año al 100%, anunciará cosas para 2023 y cosas sin fecha de forma segura. En resumen, este año el E3 era totalmente innecesario igualmente, sobre todo si iba a ser solo digital, estamos deseando que vuelva el año que viene con toda la potencia.

 

Alejandro García: «Uno de mis peores miedos»

Uno de los peores miedos de los jugadores ha sido confirmado, el E3 de 2022 ha sido cancelado, una noticia que podría resultar vacía de interés, lo que hace es destapar la caja de Pandora y lanzarnos a un futuro incierto de tinieblas donde no paremos de tener que dividir nuestra atención en los múltiples eventos mensuales que lleven a cabo.

Fuera de estas bromas, el futuro que nos espero es uno donde los eventos se diseminen, y con ello los anuncios y noticias, esto es debido a que en vez de reunir toda esa ilusión en un evento de una hora en la que los sueños se cumplen, tenemos en cambio eventos diseminados y repartidos en el tiempo, disolviendo esa magia entre decenas de anuncios de bajo o medio perfil, y aunque esto suponga mayor visibilidad a los juegos indies (que siempre es genial), muchas de estas obras independientes quedan ocultos y sepultados en una avalancha masiva de críticas, ya sea en Twitter o YouTube. Aunque este tema de las críticas muchas veces atiende a razones que solo desembocan en una estúpida guerra de consolas, no se puede obviar su impacto en la perspectiva general del evento.

Y al final lo que significa todo esto es que ni los grandes anuncios tienen su escaparate y los pequeños muchas veces ven opacada su oportunidad por toneladas de comentarios que no aportan nada a la conversación, y por si fuera poco, hablar de la cancelación de E3 implica hablar de la aparición del mayor villano de la historia del videojuego, Geoff Keighley.

El problema con este personajillo de industria no reside en su narcisismo, su egoísmo o su exacerbado amor hacia sí mismo, el problema reside en sus eventos, eventos muchas veces oportunistas y que prostituyen la visión de la industria con una publicidad absurda y desproporcionada. Cómo olvidar a la maquinilla de afeitar humana o los cincuenta anuncios de Amazon Prime en menos de veinte minutos. Puede parecer que solo estoy echando sal sobre una persona inocente, pero el problema que reside en él es el de convertirse en el nuevo escaparate del mundillo gracias a sus dos grandes eventos: el Summer Game Fest y los The Game Awards.

Ambos eventos ya hemos podido verlos en distintas ocasiones y en el caso del primero, lo único que supuso fue una cantidad desproporcionada de eventos, muchos de ellos sin interés o con poca importancia. En el caso del segundo sí que se podrían esperar grandes lanzamientos, pero lo único que hacen es opacar una noche que debería ser de los desarrolladores, no de trailers y promociones absurdas.

El problema con la cancelación del E3 es que nos aboca a un futuro de eventos repartidos, diseminando la ilusión y las esperanzas de ese anuncio que ponga una sonrisa en nuestras caras o nos haga ponernos de pie sobre la silla, ese es el verdadero problema de la erradicación del E3, la pérdida de la magia.

 

Shergiock: «Mejor un anuncio y cinco recordatorios que nada»

El E3 vuelve a ser suspendido, y con ello llega de nuevo el odio de quienes no han sabido apreciar todo lo que la feria por excelencia de los videojuegos nos ha ayudado a pasar de ser cuatro frikis matados en una sociedad que consideraba este arte como un mero juguete caro, a ser la industria que es hoy en día, con más jugadores, y un poquito más de aceptación social.

Cierto es que, debido a las nuevas comunicaciones, el E3 ha ido perdiendo esa importancia que tanto la caracterizaba, con Sony abandonando y Nintendo centrándose en sus Direct junto con el Treehouse. A día de hoy es la conferencia de Microsoft la que más apuesta por el E3, revelando no solo juegos suyos, sino también de terceros, incluidos de estudios japoneses como Tales of Arise de Bandai Namco.

Sin embargo, son otras muchas las empresas que se benefician de este E3, como Capcom, Square Enix, Ubisoft y EA, y aunque seguramente no tardarán en hacer sus Directs particulares, si se hace bien, la fecha del E3, esa ansiada semana anual de junio, puede ser el mayor deleite de los jugadores. Porque mejor un anuncio y cinco recordatorios que nada, al menos para mi (sí, defendí el evento de Capcom del año pasado).

 

Ralencoman: «Este hecho supone un antes y un después»

Estos últimos años no han sido fáciles para la mayor feria del mundo de los videojuegos. Desde Sony bajándose del carro para la edición de 2019, pasando por la imposibilidad de realizarse en 2020 debido a la pandemia del Covid-19, estos últimos años no ha sido coser y cantar para el E3. Perdernos semejante evento, ahora que las restricciones para la reunión de personas se han levantado considerablemente, parecía que este año podríamos tener una feria presencial. Pero, lejos de ello, nos quedamos huérfanos. Sin un «cabeza de cartel».

Tal vez, no deberíamos exagerar las cosas. Tal y como reza en su comunicado oficial, «en 2023 volveremos a reunir a la comunidad, los medios de comunicación y la industria en un formato y una experiencia interactiva totalmente nuevos». Nuevos tiempos, requieren nuevas voluntades. No es nada fácil gestionar un evento de tales dimensiones y, después de un par de años de conferencias online para presentar las novedades del sector, han acabado condicionando la decisión tomada por sus organizadores. Tal vez, dar un paso atrás para volver de manera renovada, acabe siendo determinante en el futuro de la feria para asegurar su permanencia como referente del sector.

Esperemos que todo este tiempo lo aprovechen de la mejor de las maneras para presentar un formato adaptado a los tiempos que corren, y que podamos disfrutar como hemos venido haciendo durante las últimas décadas. Eso si, este año tendremos como principal evento el Summer Game Fest, ya confirmado por Geoff Keighley, ex-presentador del E3, que ya se bajó del carro de la feria antes de la pandemia. Sea como fuere, esperamos que ambos eventos convivan, y den lo mejor de si mismos. Aunque eso será para 2023, ya que este año solo podremos disfrutar de este último.


Compartir

Por Ralencoman

Infiltrado en @Vidaopantalla cual Solid Snake en Shadow Moses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.