Sáb. Oct 1st, 2022
Compartir

[Columna] Me he pasado Final Fantasy 10 en 2021

Al igual que hice con la séptima entrega, hoy quisiera hablaros muy brevemente de mi experiencia con Final Fantasy 10, título del que mi compañero y amigo Jorge os habló por su veinte aniversario y que me dijeron era de las peores y las que inició la decadencia de la franquicia JRPG de la por aquel entonces Square.

Personalmente, me ha gustado lo que he jugado. Además lo he jugado en PS Vita, lo que añade ese plus de portabilidad que siempre agradezco en un juego del género. El sistema de combate, si bien parece simple, es divertido y da verdadero gusto jugarlo, y la rotación es una de esas ayudas que siempre, siempre valoro en un JRPG.

Al principio el tablero de habilidades me daba miedo, mucho miedo, pero una vez te pones en la práctica le pillas el truco y aprendes fácilmente a usarlo. Y, lo mejor que es que casi lloro, NO HAY QUE FARMEAR *suena el We are the Champions*. Bueno, sí hay momentos en que tienes que parar y hacerlo, pero te dan tanta «experiencia» que soy incapaz de volver a liar la de Octopath Traveler, sobre todo porque aquí, si un personaje no lucha durante mucho tiempo, le dan un boost cuando lo hace para ganar más experiencia.

En general me ha gustado, y la historia, aunque no es que me haya emocionado mucho, ha estado muy bien y perfectamente construida, en especial los personajes protagonistas. De hecho es más, creo que esta historia compensa la linealidad del juego, que sí, será ultra pasillero, pero por una entrega no pasa nada, al menos para mi.

Ahora, sobre el tema de si es o no un buen Final Fantasy o si inició la decadencia… Os seré honesto, quién piense mal de este título, lo comprendo. No del estilo odio, pero sí en no gustarle. Me explico, yo no es que haya jugado a todos los FF posterior a este, solamente el 6, 7 y 9, por lo que desconozco de primera mano cómo son los otros títulos previos al 10. Y si dijese que «las sagas evolucionan, ofrecen cosas nuevas y hay que adaptarse y aceptarlo», sería muy hipócrita.

Mientras lo jugaba pensaba en mi experiencia con The Legend of Zelda: Breath of the Wild y en cómo critiqué algunos aspectos del juego, especialmente en las mazmorras. Y aunque no odio el juego por mucho que insistan algunos, sí guardo algo de rechazo a esos cambios, y me pongo en la piel de los detractores de FF10 y los comprendo. Es por eso que, aunque no pueda estar de acuerdo, si todo es constructivo, los respetaré.

Porque al final cuando un juego cambia por completo una saga, siempre que no sea un despropósito como Paper Mario Sticker Star, puede gustarte y amarlo o no gustarte y tenerle rechazo, pero nunca debes sentir odio (o admiración ciega) porque menuda pérdida de tiempo.


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) de VidaoPantalla y creador de contenido. Guionista, doblaje, locución y presentación de radio y TV. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.