Jue. Ago 5th, 2021
Compartir

[Columna] Cómprate la consola que te salga de ahí

Aaaaaah, el típico artículo de que hay que amar los videojuegos y esas cosas… Pues sí, no os voy a engañar, este es el texto número 122474487139 que vais a encontrar en la red sobre «cómprate la consola que quieras pero no seas hater», pero me gustaría daros mi toque personal. Hace tiempo hicimos una serie de artículos rollo por qué merece la pena tal plataforma (al final tenéis enlaces), y quisiera dar mi punto de vista en esta columna.

Tened en cuenta por favor que se trata de mi opinión desde mi propio punto de vista, por lo que es posible que no comente algunos aspectos, en especial de PlayStation y Xbox, sobre todo Xbox, por lo que no me busquéis a la salida de clase porque hay que mantener la distancia de seguridad (si es que es imposible tomarme en serio). Otra cosa, tened en cuenta que me voy a centrar en las sobremesas, no las portátiles.

Nintendo Switch ofrece los exclusivos de Nintendo así como portabilidad. Si no te importa sacrificar gráficos tienes una buena opción de compra, y si pagas el online tendrás un buen catálogo de juegos de NES y SNES (guau) a tu disposición. Lo malo es que muchas desarrolladoras no se molestan en optimizar sus juegos para la consola porque pa’ qué, pero si tienes pasta y te lo puedes permitir, siempre puedes compaginarla con otra plataforma.

Mi opción es el PC, un buen ordenador te puede durar muchos años y no, no tiene por qué ser más caro que una consola. La primera vez en probable que sí, pero si cuidas tu material, puedes reciclarlo y ahorras pelas. Ya si quieres un teclado con brilli brilli o un ratón con radio incorporada la cosa cambia… ¿Y qué te ofrece un PC? Además de sus exclusivos, casi todo el catálogo de Thirds Parties, e incluso algunos exclusivos temporales de Xbox y PlayStation, sorpresa, ¡un PC es un ordenador!

De esta forma podrás navegar por la red, ver Netflix, enfadarte en Twitter, editar vídeos, jugar fangames y hasta crearlos, diseñar tus propios videojuegos, y otras tantas funciones que te da un ordenador. Sin duda, durante mucho tiempo ha sido mi segunda opción junto con Nintendo, pero una vez he aumentado mi gusto en videojuegos así como mi cartera, me he podido abrir a un nuevo mundo: PlayStation.

Sony me ofrece videojuegos que, o bien no me gusta jugarlos en PC por X motivo o porque no tienen formato físico, así como sus propios exclusivos. Y no me refiero a exclusivos temporales, sino exclusivos que no conoce nadie como Sakura Wars, Gravity Rush, Judgment en su momento y otros juegos que, sí, están en PC, pero tienen su versión de consola solo en PlayStation y en físico, como Tales of Berseria.

Para mi, la única diferencia con Xbox es esa: los exclusivos, porque ambas me parecen igual de potentes en cuanto a gráficos se refiere. Sin embargo, Xbox ha hecho una estrategia que me parece fenomenal: vender servicios. Game Pass nos podrá gustar más o menos, les será más rentable o menos, pero ahí está. Igual tú puedes o quieres gastarte lo que cuesta el servicio en un juego, pero otros ni pueden ni quieren, y es una solución que les hace accesible el arte.

En resumen: Nintendo exclusivos y portabilidad, PC casi todos los juegos y un ordenador, PlayStation unos exclusivos y Xbox otros. Tú decides qué quieres jugar. Por favor, criticad, pero criticad bien, no seáis como el innombrable.

Por qué merece la pena comprar Nintendo Switch

Por qué merece la pena comprar Xbox One

Por qué merece la pena comprar Google Stadia

Por qué merece la pena comprar PlayStation 4


Compartir

Por Sergio Ortuño Fernández

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) y Community Manager de VidaoPantalla. Redactor en DeVuego. Guionista, presentador. Fan de Resident Evil y amante de los videojuegos y la televisión. Shergiock@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *