//[Análisis] Superliminal, el poder de la perspectiva

[Análisis] Superliminal, el poder de la perspectiva

Compartir

[Análisis] Superliminal, el poder de la perspectiva

Con un estilo que recuerda a la magia de portal, Pillow Castle saca en consolas después de su paso por PC Superliminal, un videojuego que en las escasas 3 o 4 horas que nos puede llegar a durar la campaña principal sin sacar todos los logros y secretos, juega con nuestros ojos y nuestra perspectiva, ofreciéndonos puzles muy interesantes que nos explotarán el cerebro.

¿Por qué decimos que la magia de Portal está dentro del videojuego? Porque está claro que el equipo se inspiró en la obra de Valve a la hora de desarrollar el juego, que por cierto está traducido al español. Este viene con una IA similar a GLaDOS que nos acompañará durante la aventura y que de vez en cuanto nos soltará alguna pulla, y también otro personaje similar a Cave Jonhson de la secuela.

El juego en sí cuenta con una curva de dificultad un tanto curiosa. Al principio los puzles se nos harán un paseo, hasta que lleguen los difíciles, pero poco después volverán otros fáciles, luego otra vez difíciles… En una curva de dificultad bastante tambaleante.

[Análisis] Superliminal, el poder de la perspectiva

Los puzles son, en su mayoría, de pulsar interruptores con otros objetos, crear puentes o escaleras agrandando los objetos o entrando por puertas que deberemos hacer grandes para caber en ellas (o incluso pequeñas, dependiendo de la situación).

Aunque algunos son muy satisfactorios de hacer, otros quedan algo pobres, y no nos referimos a los del principio, sino que también entre medias y por el final encontrarás puzles sencillos sin mucha química.

Lo interesante es que aquí es la perspectiva lo que hace original al juego, y es que puedes ver desde lejos un objeto pequeño, acercarte y que la vista te lo haga grande, cogerlo, y entonces se hará grande, generando un sin fín de situaciones que, a pesar de todo, son muy satisfactorias para el ojo humano y en más de una ocasión te sorprenderás.

[Análisis] Superliminal, el poder de la perspectiva

Artísticamente el juego se ve precioso, con un estilo muy sencillo pero que mantiene la esencia de lo que quiere ser. Incluso verás situaciones muy mal rolleras, en las que puedes sentir algo de miedo, y es que Superliminal te mantiene en tensión durante gran parte del viaje.

Musicalmente es todo un deleite para los oídos, con una música muy relajante lograrás meterte dentro del juego sin problemas. Especialmente cuando te hablen por megafonía, ya que sentirás algo especial en tu interior que solo una buena música podrá transmitirle.

Y, por supuesto, el juego tiene su parte de historia y un mensaje bastante interesante a tratar, es por ello que, para no destriparos nada, deciros que si tenéis problemas de inseguridad, os recomendamos mucho esta obra, para que aprendáis el poder que tiene la perspectiva.

Como puntos negativos, el juego tiene una corta duración de apenas 3 o 4 horas la primeras vez que juegas, y algunos puzles son muy complicados, teniendo que encontrar un objeto específico con el que interactuar para poder completarlo.

No obstante, Superliminal cuenta con un sistema de logros, por lo que podréis dedicarle todavía más horas mientras los descubrís todos. Tras su paso por PC, ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Es un videojuego que recomendamos bastante.

Este análisis se ha realizado desde la versión de Nintendo Switch con una clave que ha facilitado la distribuidora a VidaoPantalla.


Compartir