Portada » General » Análisis » [Análisis] Dragons: Dawn of New Riders

[Análisis] Dragons: Dawn of New Riders

Compartir

¿Quién no ha soñado con tener su propio dragón para toda la vida y surcar los cielos disfrutando de los paisajes más bellos del mundo? Dragons: Dawn of New Riders, el nuevo proyecto de DreamWorks desarrollado por el estudio británico Climax Studios, creadores del RPG Sudeki y Silent Hill: Origins entre otros, nos trajo el pasado 1 de febrero el mundo de la querida franquicia de Cómo Entrenar a tu Dragón (que justo estrena ya su tercera película este próximo 22 de febrero en cines españoles) para que nosotros mismos seamos los valientes héroes en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

Es hora de forjar nuevos héroes.

La trama es sencilla, nos despertamos en la piel de un joven tras una increíble explosión en Isla Refugio sin recordar quiénes somos, qué hacemos aquí o si quiera nuestro nombre. Todo es nuevo para nosotros, incluso el vínculo entre jinetes y dragones tan tocado en la saga. ¿De verdad podemos subirnos ahí encima? Pero no estamos solos: no se sabe cómo pero tenemos en nuestro poder un huevo de quimeradragón, único en su especie, al que al nacer nombraremos como ‘Parche’ haciendo referencia a que está formado por diferentes partes de animales.

Nuestro objetivo será armarnos de valor, equiparnos y descubrir quién está detrás de tanta destrucción y caos, defender a los dragones, explorar nuevos territorios llenos de enemigos y restaurar la paz en la isla, así como nuestros recuerdos mientras que forjamos una indestructible amistad con nuestro dragón y aprendemos nuevas habilidades junto a él. Por suerte, Hipo, como jefe actual del poblado, Desdentao, Astrid, Tormenta y otros más nos ayudarán en nuestra trepidante aventura.

Manteniendo su esencia y propósito.

Pese a contar con un estilo artístico bastante diferente al que estábamos acostumbrados en anteriores juegos, su bonita estética ‘chibi’ nada tiene que envidiar a las demás, pues el título no ahorra en detalles como podemos observar en los diferentes paisajes, así como en los personajes y dragones. El mundo en general está muy logrado y en sintonía con el resto de elementos del juego como sus efectos mágicos, y cada tramo del mapa tiene vida propia debido a los múltiples objetos interactuables que ahí yacen, aunque la mayoría tienen casi la misma función: otorgarnos plantas y minerales para comerciar o fabricar objetos y abrirnos paso a otras zonas.

Sus colores vivos, su variedad de texturas, así como los movimientos tan entrañables del travieso de Desdentao son un gran acierto. Incluso contando que el juego no cuenta con voces si no que más bien sus personajes emiten cortos sonidos de sorpresa, cansancio, alegría o tristeza, algo que puede chocar al principio pero que luego es bastante útil para ponernos en situación mientras leemos sus diálogos, aún así, Dragons: Dawn of New Riders consigue mantener la esencia de las películas mientras toca temas de fidelidad, la unión y el cariño entre el dragón y el jinete.

Variedad y entretenimiento pero con ciertos bajones.

Pero por supuesto esto no es una película más, es por ello que cuenta con una jugabilidad bastante aceptable, aunque puede decaer en algunos puntos:

Detrás de una historia hay unos hechos y, como ya hemos mencionado al principio, nuestra misión es acabar con los malos. Para ello contaremos con diversas mecánicas, y es que, además del golpe de hacha o defendernos con nuestro escudo existe la posibilidad de cambiar nuestro rol y manejar a Parche, quien bien congelará a los enemigos o los derretirá. Esto lo iremos viendo conforme avancemos en el juego, pues iremos aprendiendo y descubriendo nuevas habilidades para ambos, mejorarlas y crear un dúo imparable en el que la cooperación es esencial.

Los combates en general no están nada mal, podemos movernos a nuestro antojo por el escenario y los enemigos cuentan con diferentes ataques y fases para no caer en lo repetitivo, aunque a veces pueden pecar de lentos.

Después tenemos el lado de los puzles, una buena opción sin duda. Variados como lo que más en el juego, los rompecabezas que se nos presentan durante la aventura bien para conseguir llegar hasta cofres con tesoros o para seguir avanzando nuestro camino, en ocasiones llegarán a ser todo un reto y, personalmente, arriesgaría a decir que es lo más entretenido del juego de Climax. La única pega y quizá nada relevante: el contacto con los cofres es bastante sensible y a veces resulta algo molesto, pues hay que alcanzar el punto exacto para que nos salga la opción de abrir, si no estaremos dando volteretas por todo el mapa. Con otros elementos no han habido problemas.

En cuanto a la música, pese a contar con el mismo carácter que el resto de la franquicia y ser bastante llamativa, si nos atascamos o pasamos cierto tiempo con un acertijo puede resultar agotadora, algo que nos ha recordado un poco a la entrega de Casper de 1996, en la que los puzles eran toda una delicia pero al contar siempre con la misma música llegabas a cansarte y bien. Por último, su duración es la adecuada, permitiéndonos pasar horas y horas pegados a la pantalla aunque no desmesuradamente debido a que no cuenta con misiones secundarias o similares.

Conclusión:

En conclusión, Dragons: Dawn of New Riders nos ofrece un título entretenido y variado, pues la mezcla de puzles y enemigos en cada escenario es perfecta. Una historia que, pese a que no cuente con grandes sobresaltos consigue engancharnos y unos combates dignos de un verdadero vikingo con dragón incluido aunque un poco lentos a veces. Pero lo más importante: cumple con su cometido, permitirnos ser parte de una de las historias que ha cautivado a miles de personas de todas las edades y a convertido a Desdentao en el gato-dragón que cualquier humano desearía tener.

Hemos realizado este análisis con la versión de PlayStation 4, ¡esperamos que os guste!

¿Quién no ha soñado con tener su propio dragón para toda la vida y surcar los cielos disfrutando de los paisajes más bellos del mundo? Dragons: Dawn of New Riders, el nuevo proyecto de DreamWorks desarrollado por el estudio británico Climax Studios, creadores del RPG Sudeki y Silent Hill: Origins…

Dragons: Dawn of New Riders

Historia - 7
Gráficos - 8.5
Jugabilidad - 7
Sonido - 6
Duración - 8

7.3

DreamWorks nos ofrece la posibilidad de tener nuestro propio dragón y acompañar a Hipo, Desdentao y compañía en sus trepidantes aventuras con Dragons: Dawn of New Riders, donde los héroes somos nosotros.

User Rating: Be the first one !

Compartir