Portada » Nintendo » [Análisis] Punch Club

[Análisis] Punch Club

Punch Club es un videojuego desarrollado por Lazy Bear Games que salió para PC el año pasado. Con más de 30,000 descargas digitales, tanto la desarrolladora como la distribuidora (tinyBuild games) han decidido portear el juego a Nintendo 3DS, añadiendo en el proceso el DLC The Dark Fist de manera…

Nota:

Historia - 7.5
Jugabilidad - 7
Gráficos - 9
Sonido - 8
Duración - 8

7.9

Punch Club es un innovador juego indie en el que entrenarás y lucharás para vengar la muerte de tu padre.

User Rating: Be the first one !

Punch Club es un videojuego desarrollado por Lazy Bear Games que salió para PC el año pasado. Con más de 30,000 descargas digitales, tanto la desarrolladora como la distribuidora (tinyBuild games) han decidido portear el juego a Nintendo 3DS, añadiendo en el proceso el DLC The Dark Fist de manera gratuita. Desde este jueves 24 de mayo también estará disponible en Nintendo Switch. ¿Conservará todo lo que le llevó a ser un éxito, o será otro caso de mal port? Descubrámoslo:

¿Qué es Punch Club?

Punch Club es una especie de ”simulador” de boxeador, en el que se combinan varios elementos de diversos tipos de juegos:

Elementos de estrategia: a lo largo del juego, dispondremos de 4 barritas que nos dirán en todo momento el nivel de salud, hambre, estado de ánimo y energía de nuestro personaje, además que dependerá de nuestras acciones como será nuestro personaje en cuanto a capacidades físicas se refiere.

Elementos de rol: podremos administrar en cualquier momento nuestro nivel de fuerza, agilidad y resistencia mediante el ejercicio físico y el trabajo, además de que tendremos una especie de puntos, que obtendremos al ganar combates y con los que podremos obtener nuevas habilidades.

Elementos de simulación: los combates no son controlables, al igual que las acciones que realiza el protagonista (como entrenar o trabajar) por lo que el resultado dependerá de como hayamos entrenado.

En general, es una mezcla realmente interesante y original, pero aunque al principio es bastante refrescante, al cabo de un tiempo se puede llegar a volver un poco tedioso. Eso si, cuando me ocurrió esto, lo dejé por un par de días, y al retomarlo, lo sentí como la primera vez, por lo que se podría decir que lo mejor a la hora de jugar Punch Club es tener paciencia.

En la versión de Nintendo Switch el juego se puede jugar perfectamente con un Joy-Con en horizontal, y gracias a botón de captura de imágenes podrás compartir tu experiencia con el resto de jugadores e incluso llevar un “esquema” de cómo ha ido evolucionando tu personaje a lo largo de los días. Por lo demás no hay cambios tan significativos en esta versión, ya que tampoco dispone de control táctil, un pequeño jarro de agua fría cuando juegas en portátil.

Argumento

El argumento principal del juego narra como el protagonista, tras el asesinato de su padre por parte de alguien misterioso, queda al cargo de un amigo de este, y decide entrenar para vengar a su padre. Por el camino, participará en diversas ligas de boxeo, para volverse más fuerte.

El argumento es simple, y supone un homenaje a las películas de kung-fu de los 70s y 80s, además de que curiosamente guarda una similitud con el argumento de Shenmue, el clásico de SEGA, pues en ambos el protagonista busca venganza por la muerte de su padre. Junto a la historia principal, el juego cuenta con una gran variedad de misiones secundarias cargadas de humor, que le da un toque de variedad al juego que le sienta genial.

Son recurrentes las referencias a diversas series, películas y videojuegos, como Pulp Fiction (podemos ver a los protagonistas de la película sentados en una pizzería, parodiando una mítica escena), las Tortugas Ninja (luchamos contra un ”cocodrilo ninja” muy parecido a las tortugas, además de que podemos encontrar el traje de una de estas) o Street Fighter, entre otras.

En cuanto al DLC The Dark Fist, este se implementa en el juego principal como una misión secundaria, en la que el protagonista se volverá una suerte de justiciero, y tendrá que librar del mal a los habitantes de la ciudad.

Gráficos y Sonido

El apartado gráfico es uno de los mejores aspectos del juego, pues todo está hecho en 16 bits, homenajeando a los juegos de los 90s. El resultado es  un pixel art realmente bueno, con una buena paleta de colores en la que destacan el rojo y el gris. Está bien adaptado a 3DS, ya que ninguna ”textura” se ve borrosa y en ningún momento caen los FPS.

Otro apartado en el que triunfa Punch Club es en el de sonido, ya que cuenta con melodías muy pegadizas y bastante buenas, que homenajean también a algunas composiciones de los 90, como el tema de batalla, que me resulta extrañamente parecido al de los Final Fantasy… Aun así, tengo que ponerle un pero a este apartado, y es que las melodías pueden volverse repetitivas con el paso del tiempo.

En la versión de Nintendo Switch el juego luce espectacular tanto en su modo TV como en modo portátil, y gracias al filtro retro la sensación de vivir una aventura de las clásicas arcade mejora. Os invitamos a echarle una probada, ¡seguro que os encanta!

Conclusión

En general, Punch Club para 3DS y Switch es una buena adaptación del original de PC, pues en el proceso no ha perdido nada de contenido y mantiene fiel su esencia. Como juego independiente, es una obra refrescante y original, que todos aquellos amantes del genero disfrutarán, aunque debido a su desarrollo pausado no creo que sea recomendable para todos los jugadores. La duración media es de 7, 8 horas. Además, incluye un DLC gratuito que expande la historia, lo cual es un buen aliciente para pillar esta versión.

Punch Club está disponible de forma digital en Nintendo 3DS a 9,90€, y en Nintendo Switch por 14,99€, además de que también está disponible en PC, iPhone y Android.

Vídeo análisis

Este análisis se ha realizado desde las versiones de Steam, Nintendo 3DS y Nintendo Switch con un código de descarga que ha facilitado tinyBuild Games a VidaoPantalla.