//[Análisis] Gravity Rush 2

[Análisis] Gravity Rush 2

Compartir

La franquicia Gravity Rush encandiló a los jugadores con su primera entrega en el año 2012: fue un juego para PS Vita, la consola portátil de Sony, que nos presentó a Kat: la transmutadora de gravedad. Esta chiquilla aparece de la nada en Hekseville, acompañada por un curioso gato, y…

Nota:

Historia - 8
Jugabilidad - 8.5
Gráficos - 8
Sonido - 9
Duración - 8.5

8.4

Gravity Rush 2 llega pisando fuerte a los poseedores de una PlayStation 4. Si conocías a Kat y a Raven: adelante. Si no, ya va siendo hora.

User Rating: Be the first one !

maxresdefault

La franquicia Gravity Rush encandiló a los jugadores con su primera entrega en el año 2012: fue un juego para PS Vita, la consola portátil de Sony, que nos presentó a Kat: la transmutadora de gravedad. Esta chiquilla aparece de la nada en Hekseville, acompañada por un curioso gato, y pronto descubre que sus poderes gravitacionales están íntimamente ligados a ese animal que parece no querer separarse de su lado. Por esto, le pone nombre: Dusty. Ella, por su parte, recibe su nombre del primer amigo que encuentra allí: Syd, un policía. Y no puede faltar la pieza clave: Raven, otra transmutadora que ya residía en Hekseville y que, pese a que en un primer momento Kat no parece gustarle en exceso, acaba siendo su mayor apoyo.

La creación se debe a Keiichiro Toyama, al igual que la del actual Gravity Rush 2. En este caso, encontramos un juego desarrollado por Japan Studio (The Last Guardian) y con un estilo gráfico muy similar a su antecesor, con las notables mejoras, claro está.

Historia: de como un gato te da super poderes

Tras una nueva y trágica tormenta gravitacional ocurrida en Hekseville, Kat y Syd despiertan en un desconocido lugar para ellos, sin la compañía de Raven y Dusty (nexo entre ambas entregas en el anime Gravity Rush Overture). Una misteriosa mujer, que se hace llamar Lysa, da con ellos y les ofrece cobijo y comida a cambio de trabajar en una mina gravitacional. Pronto Kat empezará a investigar por su cuenta y terminará en un territorio llamado Jirga Para Lhao.

Si bien estamos ansiosos por comentar la historia completa de esta nueva entrega, tenemos en cuenta que para los fans lo más adecuado es vivirla por si mismos: tal y como nosotros lo hemos hecho. Por tanto, no haremos más referencias a la historia como tal. Si añadir que es una historia intensa y muy bien hilvanada: los acontecimientos no se ciernen sobre el espectador de una manera agresiva, como ocurre en otros títulos, en este caso la historia fluye con una calma teñida por la intensidad de las nuevas vivencias de nuestras transmutadoras favoritas.

gravity-rush-2-image-01

Jugabilidad: ¡yuhu, estamos boca abajo!

La esencia de esta saga es el uso de la gravedad como fuente de poder. En este caso encontramos notables mejoras con respecto a la primera entrega, y no hablamos solo de los ya consabidos tres tipos de gravedad. Es más sencillo y rápido encontrarle el truco a un mundo patas arriba cuando te encuentras en el aire. El Gravity Rush original presentaba mayor dificultad para adherirse completamente a un sistema de juego muy diferente a aquellos a los que el público medio está acostumbrado.

No solo es más sencillo: también se juega mejor. Es más versátil, sutil y ligero. La sensación de inmersión cuando Kat está volando es mayor. Puede, incluso, llegar a marear a los más sensibles cuando vuela entre giros y cabriolas. En combate podemos realizar combos entre una y otra forma de gravedad, dando lugar a acciones increíbles. El apartado gráfico conjuga bien con esta dinámica de juego, aportando movimientos fluidos y constantes, nada de caos ni faltos de realidad. Y, por el momento, 1080p y 60 fps.

9_z2sy-640

Gráficos: lo mejor de los 70

Nuevamente veremos el estilo icónico del Gravity Rush en su entrega original. Un mundo pintado en estilo de anime japonés, con intercalaciones estilo cómic occidental que harán las delicias de aquellos que disfruten no solo de unos buenos gráficos en combate si no de una historia bien narrada a nivel artístico. Como ya fue dicho en la premiere, Gravity Rush 2 cuenta con un estilo de cómic muy concreto, que puede recordarnos, como lo más conocido, a Tintín. El germen es franco-belga, el desarrollo ha sido japonés y el resultado, francamente bonito. No es exagerado, le aporta un carácter especial y propio y deja que los ojos del jugador no acaben suplicando por algo de descanso después de unas buenas horas en compañía de Kat.

29118975281_8f747bd329_o

Sonido: oh, sí, sí, sí

La banda sonora ha sido una elección impecable. Conjugada de tal manera que acompaña prácticamente cada paso de Kat de manera exacta, realza la inmersión en el juego y acompaña las emociones de aquel que está delante de la pantalla, disfrutando de su magnificencia. No es estruendosa ni se desequilibra. Es envolvente, cauta, y parece profundamente ligada al estilo gráfico. Cubre asi el pequeño resbalón que tuvo el original en sus entregas de PS Vita y PlayStation 4.

gravity-rush-2-screen-04-ps4-us-14jun16

Duración: cuando piensas que termina… y no

De media, entre la historia principal, los desafíos y las misiones paralelas, podemos disfrutar de unas 40 horas de juego sin necesidad de dejarnos la piel en exprimir el título para compensar su compra, algo que parece que es la mayor preocupación de muchos jugadores en los últimos tiempos. Tranquilos: la historia no decepciona, la duración es plausible y adecuada y no vais a sentir que habéis tirado el dinero.

Palabrita.

bannergravity-rush-2

Este análisis se ha realizado con un código de descarga que ha facilitado PlayStation España a VidaoPantalla.


Compartir