Portada » General » Análisis » [Análisis] Child of Light

[Análisis] Child of Light

Compartir

 "Arrópate, cariño. Te contaré la historia de una niña destinada a la gloria, del reino perdido de Lemuria" Así comienza Child of Light, con su narrativa en verso, contándonos los antecedentes a la historia que nos concierne durante el juego, con una serie de imágenes con estilo de vidriera que se…

Child of Light

Historia - 7
Jugabilidad - 8.5
Sonido - 10
Duración - 8
Gráficos - 9

8.5

sobre 10

Ubisoft Montreal nos brindó allá por el 2014 con este juego multiplataforma que nos lleva, de la mano de su joven protagonista Aurora, por las tierras de Lemuria en una aventura que se caracteriza por su narrativa en verso y que destaca en su apartado artístico.

User Rating: 3.63 ( 5 votes)

 «Arrópate, cariño.

Te contaré la historia

de una niña destinada a la gloria,

del reino perdido de Lemuria»

Así comienza Child of Light, con su narrativa en verso, contándonos los antecedentes a la historia que nos concierne durante el juego, con una serie de imágenes con estilo de vidriera que se acompasan perfectamente con lo que se cuenta en el momento.

Una historia mejorable

Este puede ser perfectamente el apartado mas flojo de la obra. En este juego nos metemos en la piel de Aurora, hija de duques de Austria, que sin explicación aparente, aparece en el altar de un bosque. Ella creyendo que es un sueño, sigue andando y llamando a su padre, hasta que nos encontramos con una extraña criatura, una luciérnaga llamada Ignículus que nos conduce hacia un templo en el que la Dama del Bosque nos cuenta que la Reina de la Oscuridad, Umbra, ha robado la luz, la luna y las estrellas, y por supuesto, nuestra protagonista Aurora debe recuperarlas. Además de esto, la dama le cuenta que no es un sueño, que ella se encuentra en el reino de Lemuria y que podrá volver a su mundo a través de un vínculo mágico en el trono que usurpó Umbra.

La historia se nos cuenta completamente en verso, que al principio puede atraer, pero a la larga se puede ver lo pobre que es debido al uso constante de las mismas rimas fáciles y a lo pesada que se hace debido a que es una rima muy forzada que solucionan de una forma muy fácil; rimando en consonante o invirtiendo el orden de las palabras. La rima de este juego podría dar mucho mas de si ya que te acabas cansando del ritmo tan lento y pesado, que en ocasiones invita a no querer hablar con los personajes o a omitir diálogos importantes de la historia.

dialogo

 

Pese a la aburrida y fatigosa narrativa, al fin y al cabo la historia se puede entender bien, pero ésta peca de sencilla.

Además, a lo largo del juego encontrarás personajes que, a parte de ser jugables y tener un papel en la trama aunque mínima, añaden pequeñas historias al juego que sirven para conocer más acerca de estos personajes.

Una jugabilidad notable

El apartado en el que prácticamente se sostiene Child of Light, y que es bastante notable, es su jugabilidad.

Estamos ante un juego que se basa en una mezcla de plataformas en 2D y de RPG por turnos con un sistema de combates en tiempo continuo, que básicamente trata de una barra en el que aparecerán los personajes con los que estamos jugando en el momento y los enemigos. Estos irán avanzando en esta barra, que cuando llega al final te da la posibilidad de realizar una acción.

entorno2d

Ignículus, nuestro acompañante, juega un papel bastante importante en los combates ya que podremos moverlo y ponerlo sobre los enemigos para hacer que avancen mas lento en la barra de tiempo o colocarlo sobre nuestros personajes para curarlos progresivamente. Pero el realizar una acción con nuestra luciérnaga no nos saldrá barato precisamente, ya que, nuestro acompañante principal cuenta con un medidor de energía que, aún que en pleno combate podamos recargar, se vaciará con gran facilidad.

combate child of light

Contamos con un elenco de 9 personajes, incluyendo a la protagonista Aurora que es a la que manejaremos fuera de combate.

Al principio del juego podremos sortear los diferentes obstáculos que se nos presentan en el escenario saltando, pero al poco tiempo nos darán la capacidad de volar,  que romperán por completo esta jugabilidad. A partir de aquí, no podremos saltar, podremos volar , cosa que acrecenta el gran factor de exploración que tiene este juego, pero… ¿de verdad hacía falta añadir unas alas?, y ya no es el simple hecho de añadir las alas, si no el hecho de que se consiguiesen al comienzo del juego. Aun así, ¿por qué hacer un escaso principio en el que jugar sin alas? ¿por qué no desde el principio? Se podría haber desarrollado una mejor jugabilidad y una diferente exploración, que es el único apartado por el que las alas pueden tienen un sentido.

En todo el mapeado podremos encontrar varias ciudades o pueblos, e incluso casas en medio de paisajes deshabitados, con personajes que nos pueden ofrecer misiones secundarias, que aunque escasean, son bastante entretenidas ya que una sola misión te llevar a realizar varias tareas con las que expandir un poco más la duración del juego.

Por último, contamos un sistema de personalización bastante simple que se basa en dos apartados: un sistema de leveo de habilidades y el oculi, un sistema de equipamiento. El sistema de leveo de habilidades es muy simple, es un mapa con distintas habilidades que se van desbloqueando progresivamente con puntos de habilidad que ganas al alcanzar un nuevo nivel. Con estas habilidades desbloquearás atributos como la magia, fuerza, vida… hasta conseguir nuevos ataques o hechizos.

El oculi es un sistema de equipamiento de gemas que se basa en, primero crear estas gemas a partir de piedras preciosas que iras encontrando a lo largo del juego, y segundo equipar como armas. Hay tres ranuras en cada personaje: espada, escudo y anillo.

Asombroso acompañamiento musical

La banda sonora tanto en un juego, película o serie es un apartado del que no se puede prescindir. Una buena banda sonora te permite recordar momentos que has vivido en el juego, sentir a que te enfrentas, la importancia de algún suceso, e incluso, comprender como se sienten los personajes. Todo esto y más hacen que un juego sea bien reconocido y por lo tanto, es un apartado sumamente importante del que Child of Light no se olvida en absoluto.

La banda sonora que se nos presenta en este juego está compuesta e interpretada por Cœur de Pirate, con un total de 18 canciones interpretadas la mayoría a piano acompañado de una orquesta que llena de sentimiento las canciones que componen esta banda sonora.

La presencia del piano está dada mayoritariamente en la música de los escenarios, aunque no en su totalidad. Los temas que nos encontramos en ciudades o villas nos hacen darnos cuenta del buen aire que se respira por el lugar, como podemos observar en el tema «Bolmus Populi». Por supuesto, no olvidarnos del gran tema principal del juego: «Aurora’s Theme», una canción preciosa que por muchas veces que oigamos a lo largo del juego, no nos cansaremos. ¡Es simplemente estupenda!

Y finalmente, llegamos a la mejor parte que tiene esta banda sonora, las canciones de batalla. Para un juego de esta duración, nos encontramos con una variedad de canciones tanto en batallas normales, destacando por encima de todas la primera que nos encontramos: «Dark Creatures», un tema de batalla que va a hacer que quieras meterte en combates debido al gancho que tiene, junto con la gran variedad de instrumentos que presenta, destacando sobre todo los de cuerda y viento que hacen de esta pieza de lo mejor que puedes escuchar hoy en día en un tema de batalla RPG.

Pero no debemos olvidar otros temas de batalla que nos encontraremos a lo largo del juego. También debemos destacar temas de enfrentamiento con jefes, haciendo especial mención el tema: «Jupiter’s Lightning» con ese aura que desprende de total epicidad.

Con todo esto y sin olvidarnos del tema final del juego en los créditos «Off to Sleep» ,único tema del juego con voz, sin duda el apartado sonoro de Child of Light no puede dejar indiferente a nadie. Estamos ante el apartado más brillante del juego.

Una duración acorde a su precio

Cuando adquieres un producto, quieres sacar la mayor rentabilidad de él.

La duración del juego no deja nada que desear, es perfecta. ¿Por qué? Por su precio, que es de unos 15 euros por un juego de una duración de 10 horas de historia y que puede llegar a las 15 si lo exprimes al máximo para completarlo al 100%. Un título de esta calidad por ese precio es imprescindible.

Sobresaliente apartado visual

Más que gráficos, el apartado visual de este juego es arte. Realizado con el motor UbiArt Framework, lo más llamativo de este juego es su apartado artístico.

Todo parece un cuadro dibujado a mano, con unos escenarios representados a la perfección y una gran importancia en su iluminación.

Es un mundo de cuento mágico que a todos nos hubiese gustado imaginar. Querrás ir explorando los escenarios, y te sorprenderás de la cantidad de detalles que estos muestran. Desde un vasto y frondoso bosque hasta a un mar, pasando por un acantilado con un gigante de roca y todo detallado a la perfección. Es puro arte que te dejará prendado desde sus inicios y te invitará a seguir explorando más y más.

child_of_light_screenshot_cave_127132

En resumen, el apartado artístico de este juego es sumamente importante y decisivo a la hora de hacerse con este título. Pero la magia no termina ahí, podemos disfrutarlo a una resolución 1080p y 60 frames por segundo. Una joya.

 

En total, tenemos un juego con una banda sonora perfecta, un apartado artístico que te mantendrá pegado todo el rato y un sistema de combates clásico con añadidos que hacen que sea entretenido y eficiente. Nos encontramos con una historia narrada en verso que podría tener muchas mejoras y con una historia simple, pero que cumple su cometido. Con todo esto, tenemos Child of Light, un título multiplataforma que, junto a su precio enlazado a su duración, y su gran calidad, lo hacen merecedor de al menos probarlo. Os aseguramos que os encantará.


Compartir