Dom. Nov 27th, 2022
Compartir

Watch Dogs: Legion es un juego inmenso y así lo hemos visto en El Mundo de WD: Legion y en el análisis completo del videojuego pero ese no era el final de nuestra charla sobre Watch Dogs: Legion en la Watch Dogs: Week de Ubiverse Worlds el final… era su contenido adicional. Y es que durante meses y meses Watch Dogs: Legion ha recibido un montón de actualizaciones gratuitas pero junto a ellas iban llegando sus DLCs, 3 DLCs para ser exactos. Hoy analizamos todo el contenido adicional del juego y especialmente Watch Dogs: Bloodline, su expansión de pago:

El primer DLC fue Mina, el personaje venía como personaje independiente ya que su historia fue contada en un corto animado y en la Tactical Ops gratuita de Watch Dogs Legion, el personaje en si es bastante impresionante, su ropa especial es luminiscente, tiene movimientos únicos y la voz está genialmente grabada como los otros DLCs pero lo más especial de esta chica es que sus poderes especiales son poder hacer explosiones de energia que aturda a toda persona a tu alrededor o una muchísima mejor… poder controlar a cualquier NPC del alrededor, permitiendonos por ejemplo controlar a alguien de dentro de una zona cerrada y hacer que nos habra la puerta o crear un conflicto entre los enemigos. Es un personaje curioso pero te deja con ganas de más.

Antes de hablar del segundo DLC hablemos del tercero y es que este fue el gran crossover con Assassin’s Creed y este es mucho más completo que el anterior. Estamos en Londres, Zero Day ha destruido media ciudad y el gobierno, Albion, los Kelly y el SIRS han tomado el control de las calles, al mismo tiempo los templarios dentro de esas organizaciones han ordenado a todos los Assassins a irse de Londres o los matarán uno a uno como los terroristas hicieron con DecSec.

Lucas Clarkson, el descendiente de Jacob y Evie Frye, no ha querido irse y ha querido hacer lo mismo que sus antepasados, por ello un agente del SIRS y templario en control, Graham Westerly, ha ordenado capturarle para descubrir la localización de la tumba de los 3 asesinos británicos: Edward Kenway, Jacob y Evie Frye en donde se encuentra un artefacto de la Primera Civilización.

Al mismo tiempo Darcy Clarkson, Assassin y hermana del capturarlo y DecSec lo descubren y se alían para ir a por ellos, la batalla entre Assassins y Templarios ha arrastrado a DecSec a ella, es hora de luchar junto a Darcy en el lado de la libertad.

Las historia de este DLC es bastante intensa e impresionante, tiene acción, puzles estilo Assassin’s Creed y giros argumentales, además de muchas conexiones con Assassin’s Creed. También incluye un mapa totalmente nuevo que es una cripta de la Primera Civilización que es en donde pasa todo el arco final, está diseñada de una forma perfecta y se nota que parte del equipo de Assassin’s Creed ha ayudado para ello por que la calidad y veracidad es impresionante, por eso duele cuando solo la usan en el arco final del DLC y después no te dejan ni volver a ella, es el mayor error de un DLC maravilloso.

Fuera de la maravillosa historia y la cripta, Darcy como personaje es bastante increíble y trae todo lo que es Assassin’s Creed a Watch Dogs, pistolas con balas, pistolas de dardos, hoja oculta y capa de sigilo, además de que la ropa es impresionante y una versión moderna de los trajes de los primeros Assassins, recuerda mucho al traje de Altair. No solo las misiones de la historia o la cripta son brutales, sino que Darcy en si es increíble, casi jugaríamos una expansión completa de este crossover.

Y ahora viene el plato principal, el segundo DLC, Watch Dogs: Bloodline, la expansión DLC completa de Watch Dogs: Legion. Para esto haremos un mini-análisis estilo juego completo, por que lo merece, así que empecemos:

La historia nos deja un mes después de Zero Day (del que podéis descubrir más aquí), Aiden Pearce sigue en Chicago, descansando y pensando en su familia, cuando Jordi Chin, nuestro viejo y mafioso amigo, le llama para coger un nuevo encargo, el único problema es que este encargo es en una Londres controlada por Albion pero viendo que es su única oportunidad para ver a Jackson Pearce, su sobrino, de nuevo, este acepta.

Aiden llega a Londres y se lanza a su encargo en donde simplemente tendremos que robar un aparato a Skye Larsen en Brocha Tech pero todo se va a la mierda cuando Wrench va en busca del mismo dispositivo ¿para destruirlo? Aiden y Wrench pelean en una batalla digna de Watch Dogs VS Watch Dogs 2, pero Aiden pierde debido a su avanzada edad y una metralla de una granada de Wrench entra en su sistema, siendo capturado por Alb… ¿no? ¿como que no es Albion? ¡Rempart Automated Defense Systems SA ha capturado a Aiden Pearce!

Thomas Rempart cree que Aiden y Wrench trabajan juntos y el también necesita el dispositivo de Brocha Tech, el Brocabridge así que amenaza a Jackson para que Aiden haga algo. En ese momento Aiden no duda en ir a por Jackson y es ahí donde vemos como su relación ha evolucionado desde el primer Watch Dogs, Jackson odia a Aiden por todo lo que le hizo, por la muerte de su hermana, por su secuestro y por dejar tirados a su madre y a el pero intentará ayudar con todo lo que pueda ya que se ha convertido en un activista.

Aiden y Jackson gracias a Connie y otros aliados del juego principal y nuevos descubren donde Wrench tiene su guarida y allí veremos como Wrench ha evolucionado, quitándose la mascara cuando va en serio y yendo por su nombre original de Reggie y veremos el cansancio de Aiden hacía los tiranos después de pasarse toda su vida yendo contra ellos.

Ahí es cuando empieza el acto final del primer arco argumental, el de Aiden Pearce, ya que la expansión se divide en 2 arcos argumentales, la primera parte argumental va sobre Aiden y Jackson y todos los traumas familiares que nunca han procesado, es un arco perfecto y increíblemente digno para la saga, con un acto final estilo terror que nos dejará cagados y una de las mejores historias pero el segundo arco completa este que es la historia de Wrench contra Rempart, básicamente su mayor villano y el que robo el trabajo de su vida para forrarse y destruir el mundo. Las dos historias son básicamente el epitome de la historia de la saga, cierran el arco de Aiden Pearce de Watch Dogs de una forma impresionante y le dan una profundidad mucho mayor que nunca han tenido, plantean a Jackson Pearce como un personaje impresionante que podría ser el próximo protagonista de la saga y siguen a Wrench no como «Wrench el destructor» de Watch Dogs 2 sino como Reggie, una persona humana a la que han hecho mucho daño y solo quiere venganza.

Para hablar de la jugabilidad tenemos que hablar de Aiden Pearce y Wrench, Aiden tiene un arsenal de armas especiales, una recarga de balas de fuego, el apagón del primer juego y una araña robot que además volará y tiene un shock incluido, además de eso Aiden trae su ropa exclusiva. Por otro lado Wrench trae un arsenal de armas totalmente personalizadas con un set de armas eléctricas que causan caos a su alrededor, además de eso Wrench tiene un martillo eléctrico gigante que también hackea todo a su alrededor con un shock eléctrico y un dron de carga totalmente personalizado, el doble de veloz que los originales y con granadas especiales, además de su icónica ropa exclusiva. Son los mejores personajes controlables de todo el juego y los que más cantidad de tipos de armas y poderes tienen, dándonos mucho poder y modos de acercarnos a los enemigos.

Además de todo eso las habilidades especiales de Aiden y Wrench son desbloqueables gracias a las misiones secundarias de 6 aliados diferentes, 4 por cada uno de ellos y todas del diferente estilo pegando con la personalidad de quien te las está entregando, el sistema de misiones secundarias también es perfecto.

Los gráficos diríamos que son básicamente los mismos pero se nota que las cinemáticas de Watch Dogs: Bloodline están más curradas al no necesitar del modo «juega con quien quieras». El soundtrack se expande con nuevas canciones muy intensas y que traen trazos de las anteriores entregas, cosa que sorprende.

En definitiva, Watch Dogs: Bloodline es un regalo envuelto en oro para cualquier fan de cualquiera de los 3 juegos y cualquier amante de la saga, es el episodio final de Aiden Pearce, el primer episodio de Jackson Pierce y una historia personal de Reggie/Wrench que trae de vuelta todo lo que ha hecho grande a la saga con elementos del 1, Bad Blood, 2 y Legion, tanto en historia como jugables y los une con la historia de Watch Dogs: Legion que la hace incluso más potente, Aiden y Wrench son básicamente maravillas controlables, los personajes y misiones secundarias tienen potencia dentro de la historia y los gráficos y soundtrack han sido perfeccionados del juego base. Es la secuela perfecta que Watch Dogs 1 nunca tuvo y un añadido increíble al 2 y Legion.

No dudéis en comprar el Season Pass.

 


Compartir

Por Drako1909

Gamer, Nintendero, Musical Freak, Superhero Freak, Blogger, YouTuber, lo tengo todo pero lo que más amo es mi mundo de los videojuegos, desde Super Mario hasta Assassin's Creed, Nintendo es mi vida, Xbox mi amor y las series, películas y cómics que me gustan mi ancla. Escribiendo de todo un poco y con muchas opiniones poco oídas :D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *