//[Critica] Julie & The Phantoms, la serie que no esperabas amar pero con la que te obsesionaste

[Critica] Julie & The Phantoms, la serie que no esperabas amar pero con la que te obsesionaste

Compartir

[Critica] Julie & The Phantoms, la serie que no esperabas amar pero con la que te obsesionaste

Durante el pasado mes de septiembre Netflix publico una nueva serie llamada Julie & The Phantoms que coge su licencia de una serie que se lanzó originalmente en Brasil por Nickelodeon en 2011 que se llamo originalmente Julie & Los Fantasmas. La serie está producida por Kenny Ortega a quien conoceréis como director y coreógrafo de las sagas High School Musical y la más reciente Descendants de Disney Channel aunque tiene otros muchos proyectos musicales pasados que conoceréis como ser el director y coreógrafo de Hocus Pocus o el remake de Rocky Horror Picture Show de 2016, además de que coreografió clásicos como Dirty Dancing, The Cheetah Girls 2, The Boy From Oz o Michael Jackson’s This is it, entre muchos otros. A Kenny se le unen la familia Cross de Hoge Cross Productions como productores y escritores que ya habían ayudado en traer a la vida varias series de Disney Channel y Nickelodeon como Par de Reyes, The Thundermans o la más reciente Coop & Cami: Ask the World.

En el cast tenemos a Madison Reyes debutando en el mundo de la actuación a loas 16 años como Julie, a Charlie Gillespie como Luke que habréis visto en el reboot de Charmed de The CW, a Owen Joyner como Alex que habréis visto en 100 Things to Do Before High School como Crispo o en la más reciente Knight Squad como Arc, los dos protagónicos en Nickelodeon y Jeremy Shada como Reggie al que podréis haber oido como Finn The Human en Adventure Time, entre muchos otros papeles de actor de doblaje que ha tenido. Como recurrentes tenemos a varios actores de Descendants 3 de vuelta: Jadah Marie como Flynn, la mejor amiga de Julie; Booboo Stewart como Willie, el interés romántico de Alex y Cheyenne Jackson como Caleb, el carismático villano. Además de esos tenemos a Savannah Lee May que también estuvo en Knight Squad con Owen haciendo de la rica Carrie y finalmente a Sacha Carlson prácticamente debutando como actor como Nick. Le completan la familia de Julie con Carlos Ponce como el padre (Ray), Sonny Bustamante como el hermano (Carlos) y Alison Araya como la tía (Victoria).

Dejándonos de casts empecemos a hablar un poco de la serie en si, aunque Julie & The Phantoms se base en Julie & Los Fantasmas de Nickelodeon no coge mucho de dicha serie más que el concepto y alguna referencia como que la directora del colegio de Julie se llama igual que la protagonista original.  Al principio de la serie Sunset Curve, el grupo de Luke, Reggie, Alex y Bobby van a actuar en el Orpheum de L.A. en 1995, cumpliendo su sueño, pero todos excepto Bobby mueren antes de ello. 20 años después Julie lidiando con la muerte de su madre encuentra un disco de Sunset Curve y lo pone, trayendo a los 3 chicos como fantasmas al 2020 y ahora teniendo que lidiar con 3 fantasmas que ella solo puede ver además de con la muerte de su madre. A los chicos no les verá nadie excepto cuando actúan con Julie, cosa con la que tendrán que lidiar.

Lo gracioso de la serie es que aunque va dirigida para personas en su adolescencia ha enamorado muchísimo más a personas de 20 -25 hacía arriba que a los adolescentes y os lo digo por experiencia (llevo obsesionado con la serie unos días así que he podido ver y hablar con diferentes fans de todo el mundo) y os preguntaréis ¿por que es eso? ¿qué es exactamente lo que Netflix no vio al poner la edad de la serie? Os lo contamos.

Julie & The Phanthoms al contrario que series de Disney Channel y Nickelodeon que intentan ir directamente hacía gente de 10-20 años más o menos intentando gustar a todo su publico aunque sean mayor de esas edades no tiene miedo a hacer cosa nuevas, no tiene miedo a contar verdades y no tiene miedo de ser adulta cuando debe serlo, en definitiva es una serie que no tiene miedo de nada. Para empezar ya empezamos la serie con una tragedia y es que Luke, Alex y Reggie mueren en 1995 de una forma divertida pero trágica y posteriormente en 2020 la madre de Julie acaba de morir en 2019 y ella aún está procesando sus emociones sobre ello y teniendo problemas en clase y la música por ello, la serie se basa muchísimo en perdida y como recuperarse de ella desde el capitulo 1 hasta el 9 de la primera temporada y es que aunque en el momento que Luke, Alex y Reggie aparecen delante de Julie como fantasmas la serie se vuelve rara y obviamente menos realista pero eso es parte de su encanto por que aún así los chicos no solo tienen que procesar su muerte sino las relaciones que tenían en 1995 y como han evolucionado en 25 años y lo podemos ver en varios momentos como en la ansiedad de Alex y como lidia con ser un fantasma por no entender nada o en el momento de Luke con sus padres que no os voy a spoilear pero recordar el nombre Emily en vuestra cabeza mientras veáis la serie por que la lagrima se os va a caer igual.

La serie también trata levemente con las riñas familiares como que la tia Victoria, hermana de la madre muerta de Julie, está encima del ahora viudo Ray todo el rato diciéndole como cuidar de sus dos hijos o que los tres chicos estaban peleados con sus familias cuando murieron cada uno por una cosa diferente, cosa que también aparece en el momento Luke-Emily. También nos dejan saber que Carrie fue amiga de Julie pero al momento de morir la madre de Julie se distanciaron por que Carrie se enfado por el comportamiento depresivo de dicho momento de Julie y por eso se creo la rivalidad y mal rollo que vemos en la serie.

¿Os he contado que Alex es gay? Si no os lo hubiera dicho no lo habríais supuesto y es que es lo que intentaban Kenny y compañía al hacer al personaje y es que al contrario que otras series que hacen un gran tema sobre ello los productores y escritores sintieron que hoy en día cualquier persona puede ser gay, bisexual y demás sin hacer gran tema de ello y está bastante más aceptado que en un pasado. Un movimiento honorable por parte del equipo. Además se dejan pistas de que Luke y Alex habrían salido en un pasado o que Reggie es bisexual de forma totalmente natural aunque no se han explorado mucho más. Además Willie se hace amigo de Alex de forma muy natural y se va formando una relación poco a poco, no se enamoran y empiezan a salir rápidamente como en otras series.

Los «villanos», hablemos de ellos y es que Caleb aparece muy pocas veces durante la temporada y es un mago fantasma que tiene un club en donde se reúnen vivos y muertos para varias actuaciones y este hombre coge una obsesión en la banda y sabiendo lo que necesitan en dicho momento, que es tener más poder para vengarse de Bobby, el 4 miembro de Sunset Curve y padre de Carrie que fue el único que no murió, por robarles su legado les manipula para que toquen en su club o simplemente mueran para siempre. Es un villano carismático y del que está claro que no hemos visto su máximo potencial ni historia.

Hablemos un poco de personajes que quedan más en segundo plano. Flynn está siempre ahí para Julie y aunque no destaca mucho por si sola si que la apoya en todo lo que hace y con la muerte de su madre, por otro lado Carlos es el único además de Julie que descubre lo de los fantasmas de Sunset Curve y es que es junto a los chicos fantasmas uno de los mayores puntos de comedia y humor durante la serie aunque con un final de temporada muy emocional para el. Por otro lado vemos como Ray, el padre, lidia con superar la muerte de su mujer y apoyar a sus hijos en ella al mismo tiempo, intentando mantener su familia unida en todo momento y siendo uno de los mejores padres de la TV. Nick es un personaje que queda muy en segundo plano con el resto y es que aunque sea el interés amoroso de Julie comparándolo con los demás no tiene mucho especial y es eclipsado por Carrie o Luke cuando aparece.

Finalmente hablemos de algo de lo más importante de la serie: La música. El soundtrack está formado por 15 canciones (16 si cuentas el reprise de Other Side of Hollywood como separado) que suman 50 minutos de música siendo 2 de Sunset Curve, 5 de Julie & The Phantoms, 2 de Dirty Candy, 2 solos de Julie, 1 solo de Luke, un dueto entre Julie y Luke (que fue escrito por los propios Madison y Charlie) y 2 solos de Caleb (3 si cuentas el Reprise). Lo he dividido por personajes por que cada uno tiene su estilo de música: Sunset Curve es más rock, Julie & The Phantoms es más pop-rock con letra más representativa, Dirty Candy tiene un estilo Katy Perry juntado con bailes de K-Pop, los solos y duetos de Julie y Luke son más emocionales excepto el de I Got the Music que parodia mucho al trabajo anterior de Kenny Ortega en High School Musical incluso teniendo el equipo de la escuela siendo llamado Bobcats, una parodia de los Wildcats y finalmente Caleb tiene un estilo más Broadway que el resto.

La serie incluye muy buenas coreografiás no solo gracias a Kenny Ortega sino que tiene otro gran coreógrafo ayudándole: Paul Becker, coreógrafo de muchas otras series y películas como la propia saga Descendants o incluso las pequeñas coreografiás musicales Crepusculo y Deadpool y también coreógrafo de Lady Gaga, Katy Perry y otros artistas internacionales, aquí abajo tenéis 2 de los ensayos que ha subido el a YouTube.  La variedad musical y de baile está asegurada y en muchísima calidad con canciones con letras que representan diferentes emociones y mensajes, además Kenny Ortega tiene planeado llevar al cast de gira en un futuro cuando tengan más canciones en el soundtrack por lo que es posible que les veamos en un escenario real.

En definitiva y ya para terminar, Julie & The Phanthoms es una serie divertida y humorística que no duda de ser oscura y desenfrenada cuando lo necesita que te sacará las emociones no solo con sus diferentes storylines sino con sus diferentes tomas en la familia, la amistad, la muerte y la música. La calidad musical es muy superior, lo que hará que te saque muchas emociones y juntar a 2 de los mejores coreógrafos de la industria como Kenny Ortega y Paul Becker hace que las coreografiás sean no magníficas, lo siguienteLo único malo de la serie es que tiene 9 episodios y deja muchas storylines abiertas para una segunda temporada que aún no está confirmada por Netflix pero que podemos asumir que la renovarán debido a su contrato de exclusividad con Kenny Ortega, lo único que le pedimos a S2 es más solos y storylines de personajes que no los han tenido como Reggie, Carrie o Flynn y 15-16 episodios en vez de 9 que nos permitan explorar mejor a los personajes y la música. 

Os avisamos que si empezáis a ver esta serie no podréis dejar de oir sus canciones, ver entrevistas del cast o ver de nuevo la propia serie durante mínimo 1 semana, es lo que pasa cuando juntas a un gran cast con increíbles escritores, grandes productores con ideas frescas, impresionantes compositores y 2 de los mejores coreógrafos de la industria. Recordamos que la serie ya se encuentra disponible mundialmente en Netflix.

 


Compartir