//[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

Compartir

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

Tales of Crestoria ya está aquí. Tras el lanzamiento de Tales of Berseria como última entrega principal de la saga en 2017, el remaster del querido Tales of Vesperia de 2008, y el anuncio el pasado año de la nueva entrega de la saga principal Tales of Arise, los fans estaban esperando algo nuevo y fresco para amenizar la espera. Dos años después de su anuncio, ya podemos disfrutar en dispositivos Android y iOS de Tales of Crestoria.

Se trata de un JRPG free-to-play con sistema de combate por turnos y oleadas en el que deberemos conseguir personajes para crear nuestro equipo mediante gemas o microtransacciones. Este estilo de juego se conoce como ‘gacha’ (got you), un estilo muy popular en este tipo de juegos para móviles ya que nos permiten jugar sin gastar ni un solo céntimo obligatoria para avanzar.

Existen muchas polémicas con este género, pero no es de ello de lo que vamos a hablar hoy, sino de cómo es Tales of Crestoria, cómo funciona y sobretodo si merece la pena tener un espacio en nuestros móviles dedicado al juego. Antes de empezar os informamos que hemos jugado la versión de Android desde un Xiaomi Redmi 9.

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

Aunque ya hablamos en su momento sobre lo que sabíamos del juego, no está mal hacer un recordatorio. En cuanto a la historia se mantiene fiel a las que quieren contar los Tales of, y es que en esta ocasión seremos Kanata y Misella, quiénes tienen que huir de su pueblo natal tras cometer un crimen.

Una fatídica noche la tragedia recae sobre Misella, y Kanata debe cometer un grave crimen con el objetivo de salvarla. Intentando proteger a Kanata de las consecuencias, Misella acaba con sangre en sus propias manos. Atrapados en el acto por sus visions orbs, ambos son juzgados como ‘transgressors’ por sus ciudadanos, y los ‘enforcers’ son enviados para castigarlos.

Huyendo por sus vidas conocen a Vicious, un hombre conocido en el mundo entero como ‘The Great Transgressor’. Les da a elegir: “posee tu pecado, o deja a tu pecado poseerte a ti’. Kanata y Misella deciden enfrentarse a lo que han hecho, y luchan por sus vidas mientras cargan con el peso de su crimen. 

Ahora son capaces de usar un poder conocido como ‘blood sins’, y ambos acompañados por Vicious viajarán en una misión para encontrar un respiro por un mundo que quiere eliminarlos.

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

Con esa premisa principal comienza Tales of Crestoria, que nos presenta en esta ocasión un sistema de combate por turnos que le viene de perlas especialmente por el tema gráficos del que hablaremos más adelante. Deberemos tener hasta cuatro personajes en combate, siendo uno de ellos un posible ayudante que vendrá de los perfiles de otros jugadores.

A la par podremos tener dos de reserva por si uno de nuestros personajes pierde toda la vida. En cuanto a los ataques tenemos tres, que pueden ser de varios tipos, y un arte mística. Por una parte tenemos el ataque normal que podremos usar en cada turno, luego un ataque medio fuerte que necesitará dos turnos para volver a usarse y uno fuerte que necesitará 5.

Estos ataques pueden no ser solamente físicos, sino que también puede ser hechizos y conjuros, así como ataques de soporte para mejorar nuestras estadísticas o curarnos. Algunos personajes, los SSR, podrán utilizar un arte mística, que tras atacar varias veces y rellenar una barra de energía, podrán desencadenarla.

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

En general, así es la jugabilidad de Tales of Crestoria, aunque no es lo único que nos queda por contar. Los gremios nos permite crear o unirnos a un gremio para trabajar junto a otros jugadores en todo tipo de misiones. Incluso se pueden hacer donaciones para que todo el equipo pueda verse beneficiado.

Es una función que está bastante bien en especial cuando os juntáis un grupo de amigos/as, ya que os sentís más dentro del videojuego. Después tendríamos las Raids, que son batallas en las que varios jugadores deben unirse para derrotar a poderosos enemigos, así como con su correspondiente nivel de dificultad. Hasta 20 personas se pueden unir a las Raids.

Es un modo muy interesante en especial si vais con vuestro gremio, ya que hace que Tales of Crestoria sea un videojuego más social y más entretenido, dándole muchas horas de juego.

[Análisis] Tales of Crestoria. Vive, incluso si es un pecado

En la Arena podremos usar nuestro equipo para ponerlo a prueba en combates contra otros héroes de Tales of. Cuanto más ganemos, más prestigio tendremos, y podremos salir en el TOP online del juego. Al principio los combates son bastante simples, pero poco a poco se van complicando cada vez más.

En cuanto a las invocaciones podremos usar las gemas que obtengamos para conseguir personajes aleatorios. Estos pueden ser normales, que servirán como “beneficio” para las estadísticas de los jugables, que son los SR y los SSR. La diferencia está en que los SSR pueden usar artes místicas y los SR no.

Realmente no hay más qué decir, si habéis jugado a cualquier juego gacha ya sabéis a lo que os enfrentaréis. Como últimos datos de este apartado, desde el menú podremos ver nuestros objetos, cambiar el perfil, ver los amigos, los records, las opciones… Pero lo más interesante de todo quizá sea el Tales of History.

Desde aquí podréis conocer mejor a la saga y sus personajes, teniendo una cronología de lanzamientos, una sinopsis de cada uno de los juegos, los animes que tienen… Una biblioteca que los fans sin duda (y los usuarios con dudas, claro) disfrutarán. También en el menú, en el apartado de Codex, podremos ver todos los objetos, enemigos, accesorios y detalles que obtengamos, así como las cinemáticas de la campaña.

Musicalmente el juego tiene un estilo centrado especialmente en las cuerdas de la guitarra, siendo temas frenéticos, relajados, tranquilos… Todo un deleite para nuestros oídos, a continuación os dejamos un par de muestras. Y el juego por supuesto viene doblado al japonés, y hay que decir que han sabido elegir muy bien las voces para los nuevos personajes, lo cual es de agradecer.

 

Y en cuanto a temas gráficos debemos dejar claras varias cosas. Como os hemos comentado al principio, lo hemos jugado desde la versión de Android con un Xiaomi Redmi 9, y desde este dispositivo no hemos tenido problemas graves ni serios. El juego está muy bien optimizado para este smartphone, pero no podemos asegurar lo mismo para otros modelos. Lo mejor en este caso es descargarlo y probarlo para ver si te es compatible o no.

Luego, nos gustaría hacer una serie de diferencias a la hora de tratar este tema. La primera es que en cuanto a ilustraciones y dibujos se nota que Tales of Crestoria ha tenido una parte del presupuesto más elevada, al igual que en las artes místicas. Esto se debe a que por una parte los dibujos están muy bien detallados y a los fans desde luego les saldrán chiribitas de los ojos, y las artes místicas se mueven correctamente sin apenas problemas.

No obstante, a la hora de combatir el tema puede ser diferente. Ya que incluso en el teléfono móvil que hemos jugado hemos tenido algún pequeño problema y los personajes se movían a 20-25 fotogramas por segundo en alguna ocasión (no generalmente). Sin embargo, y como hemos mencionado antes, que el juego sea por turnos le viene de perlas.

Los juegos de móviles presentan un problema principal, y es que no todos los móviles pueden mover dichos juegos, a veces no es el juego en sí, sino el smartphone. Entonces, ¿qué ha hecho Bandai Namco? Camuflarlo. Al ser por turnos y no por acción en tiempo real, no te tienes que preocupar de que los fps te jueguen una mala pasada, por lo que, al final, da igual si no llega a los 30fps, porque funcionar acaba funcionando.

Incluso igual venís del futuro y estos problemas se han solucionado con un parche, por lo que realmente, aunque sí es un detalle importante a mencionar, al final no acaba molestando ni fastidiando a la experiencia de juego (aunque esto ya depende de cada jugador/a, claro).

En conclusión, ¿merece la pena Tales of Crestoria? Al ser un juego gratuito desde luego no podemos decir que no la merezca, pero sí podemos decir que si eres un fan de la saga desde luego te gustará, o por lo menos querrás tenerlo para los ratos muertos en los que no tengas nada que hacer en el bus o el metro.

Pero si no eres fan de la saga… Si me permitís ser más subjetivo para responder, no estaría del todo seguro. Te puede gustar el estilo de juego, las animaciones e ilustraciones, pero tal vez no esté hecho para ti. La respuesta solo la tienes , por lo que permíteme animarte a descargar el juego, probarlo, y que juzgues por tu propia cuenta.

Porque al final Tales of Crestoria no viene para enseñar nada ni para ser un aspirante al GOTY de los juegos de móviles ni nada. Crestoria viene para ser un juego más del estilo para satisfacer a sus fans e intentar buscar algunos nuevos. No es una maravilla de juego, pero tampoco es un mal juego.

Es un juego normal tirando a bueno, al notable diría yo.

Vive, incluso si es un pecado.

Descarga Tales of Crestoria en Android.

Descarga Tales of Crestoria en iOS.


Compartir