[Análisis] The Walking Dead: La temporada final (EP 1)

(BETA) Accesibilidad Web: VidaoPantalla pone a tu disposición un reproductor para escuchar esta noticia.

[Análisis] The Walking Dead: La temporada final (EP 1)

Tras casi dos años del lanzamiento de la tercera entrega, The Walking Dead llega a su fin con la última temporada de Telltale Games. Recientemente la compañía ha confirmado las fechas en las que saldrán los próximos capítulos, siendo respectivamente el 25 de septiembre, 6 de noviembre y 18 de diciembre.

Esta forma de entregar los capítulos por una parte mantiene vivo al videojuego, ya que pueden animar a los jugadores a descubrir todos los posibles caminos, encontrar zonas u objetos que en la primera rondo no lo consiguiesen… Pero al mismo tiempo puede llegar a poner nervioso a más de uno.

Sea como sea, desde el próximo 18 de diciembre ya estará disponible por completo el videojuego en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC, versión que analizaremos. Para quienes no conozcan la adaptación de Telltale y Skybound, se trata de una aventura gráfica de cuatro entregas en las cuales tendremos que sobrevivir a un apocalipsis zombi de los muertos vivientes… Y de los vivos. En esta entrega controlamos a la querida por la comunidad Clementine, la cual tiene como objetivo sobrevivir junto con AJ, el hijo de Alvin y Rebecca que pudimos ver en la segunda y tercera temporada. En esta temporada nos rescantarán los niños del Internado Ericson de un accidente de tráfico y, por el momento, deberemos aprender a vivir con ellos.

El juego está disponible en subtítulos en castellano y doblaje tanto en inglés como en español, estando el español como predeterminado. Tiene una traducción bastante decente, aunque hay momentos en los que puede llegar a chocar alguna palabra a la hora de referirse a una decisión u objeto (hay que tener en cuenta de que se trata de una traducción latinoamericana, por lo que no es una mala traducción, sino una adaptación al español latino).

Cuenta con cuatro capítulos que estarán disponibles a lo largo del año y que, por lo que se puede ver en el primero, tendrán una duración superior a las dos horas (en nuestro caso han sido necesarias dos horas y media para terminar el capítulo). Se puede llegar a apreciar una ligera dificultad en las escenas de acción en contraste con anteriores entregas, llegando a perder en más de una ocasión alguna vida si no medimos bien nuestros actos.

Al ser el primer capítulo es normal que el principio sea bastante lento y poco interesante, pero os podemos asegurar que la cosa termina mejorando bastante, dejando con ansías el segundo capítulo. Pasando a hablar de las decisiones, estas llegan a ser algo más personales, en las que realmente tienes que darle al botón de pausa y pararte a pensar en qué quieres decir o hacer para “describir” tu personalidad.

Estas además afectarán a AJ, que dependiendo de lo que le enseñemos se formará como adulto de una forma u otra. Musicalmente el juego no defrauda, ofreciendo unos sonidos bastante fieles a la situación y una música ambiental que podrá relajarnos, ponernos nerviosos, despejarnos la cabeza… Y gráficamente el juego luce espectacular en ese cell shading estilo cómic.

Ya no solo por lo bien que adapta el estilo comic al videojuego, haciendo referencia a la obra original de Robert Kirkman, sino que además en el tema de la iluminación el juego explota al máximo su estilo artístico, dejándonos con la boca abierta lo bien que se ha trabajado el juego de luces y sombras.

Y pasamos ya al apartado que probablemente más estáis esperando, la jugabilidad. En este caso han querido aparcar ese plano fijo de los primeros juegos y su mezcla con la tercera persona en A new frontier, dejando únicamente la tercera persona y, sinceramente, les ha salido la jugada redonda. Queda de lujo esta nueva posición, ofreciendo una jugabilidad que no defrauda, ofreciendo en este caso una serie de coleccionables para añadir a nuestra habitación en el Internado, potenciando así la investigación y la exploración de las zonas. A la hora de jugar tendremos que resolver una serie de puzles sencillos, hablar con los diferentes personajes e incluso matar zombis.

Como hemos comentado, el juego está lleno de decisiones que pueden cambiar tanto la personalidad de AJ como lo que opinen de Clementine los demás. Esto, junto con los tiempos de estreno de los capítulos, nos permite revivir tantas veces como queramos el episodio para descubrir todos los posibles caminos y encontrar aquellos objetos que no encontrásemos en nuestra primera partida.

En general decir que la jugabilidad de The Walking Dead: La temporada final está perfectamente pulida respecto a anteriores entregas, y mantiene los Quick Time Events aunque en menor medida. Como único problema, al menos en la versión de PC, algunos tiempos de carga entre pantalla y pantalla son bastante largos, aunque no ocurre con mucha frecuencia.

Esta última temporada supone mucho para los fans. Han sido más de 6 años creciendo con Clementine, ¿dejará Telltale un final feliz con Clem y AJ viviendo felices, o tal vez necesitaremos una caja de pañuelos en diciembre? Sea como sea, todavía queda mucho por saber de lo que veremos en esta temporada. Tenéis el título en consolas de sobremesa y ordenador.

[Análisis] The Walking Dead: La temporada final (ep1)

Este análisis se ha realizado desde la versión de Steam con un código de descarga que ha facilitado Cosmocover a VidaoPantalla.

Shergiock

Shergiock Autor

Jefe de marketing. Fan de Resident Evil y de Nintendo, pero abierto a todo videojuego. Estudio Comunicación Audiovisual, y todo lo que tenga que ver con la TV o los videojuegos me chifla. Soy ese que piensa que la música y el sonido son apartados extremadamente importantes en un videojuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *