Nuestro Equipo Opina: Compañeros de viaje, ¿si o no?

(BETA) Accesibilidad Web: VidaoPantalla pone a tu disposición un reproductor para escuchar esta noticia.

Nuestro Equipo Opina: Compañeros de viaje, ¿si o no?

La variedad de personajes en un videojuego y la de formas que existen para jugar con ellos es intapable, en algunos solo podemos jugar con el protagonista, en otros vamos intercambiando a los compañeros a nuestro gusto como por ejemplo Assassin’s Creed Syndicate o en momentos puntuales como Ratchet & Clank, luego otros donde el protagonista va acompañado de otro y, aunque no podamos casi controlar al segundo, nos puede servir de mucha ayuda en combates como Elizabeth en Bioshock Infinite o Ellie en The Last of Us.

Claro está que no todo es de color de rosa y a veces este segundo personaje nos pone en más problemas en vez de ayudarnos, es por eso que hoy en Nuestro Equipo Opina os traemos esta pregunta: Compañeros de viaje, ¿si o no? ¿Es mejor viajar solo o con alguien al lado? ¡Esto opinamos!

 

  Ralencoman, Redacción.

Con la salida del nuevo God of War y viendo el buen tándem que hacen Kratos y su hijo, es un buen momento para preguntarse si queremos llevar en los videojuegos que disfrutamos un acompañante o nos bastamos con el prota. En algunos juegos, llevar un acompañante puede resultar en nuestro beneficio, y en otros simplemente hacen un papel testimonial, acompañándonos sin aportar nada a nuestro avance dentro del juego.

El debate sobre si nos gusta o no la compañía para nuestro protagonista principal, radica en cómo es ese personaje y qué nos aporta. Voy a empezar con un juego muy conocido, como es el querido Resident Evil 4, el primero en marcar un nuevo rumbo para la saga. Junto a Leon S. Kennedy, en buena parte del juego llevamos de acompañante a Ashley Graham, la hija del presidente de los EE.UU a la que nos toca rescatar. Este es el mejor ejemplo de “acompañante paquete”, es decir, prácticamente no ayuda en nada, y a parte, tenemos que ir cuidando de ella y evitar que sufra daños. Cuántas veces habré deseado que me echase un cable en los momentos más interesantes del juego, pero nada…

Pero por suerte, no todos los acompañantes son un florero y sí nos ayudan a avanzar. Un buen ejemplo de ello son los Uncharted, ya que en todas las entregas llevamos a uno o varios compañeros, depende del juego y el momento. Sully, Elena Fisher o Chloe Frazer son algunos de los personajes que nos acompañan a lo largo de las entregas, y a parte de ayudarnos con los enemigos, acaban siendo claves en la trama, hecho que se agradece mucho y se disfruta bastante.
Y el dúo que posiblemente os venga primero a la cabeza: Joel y Ellie en The Last of Us. Si, hasta ahora este es mi dúo favorito y desde luego merecen ese puesto. Ellie, lejos de ser una espectadora, toma un papel activo en el juego y nos va ayudando a avanzar, luchando contra seres humanos o infectados (sin mencionar la genial parte en que tomamos el control de Ellie).

Para resumir: ¿Me gusta llevar acompañante? Por supuesto que sí, aunque prefiero a alguien que participe en la historia y me ayude (por poco que sea) y no tenerle que sacar las castañas del fuego a cada momento, porque avanzar en una historia en compañía siempre será mejor que hacerlo solo.

 

  Mónica, Redacción.

Son muchos los títulos que nos ofrecen la capacidad de vivir una aventura acompañados por un personaje secundario. Muchos de estos NPC terminan convirtiéndose en una parte fundamental del corazón del videojuego.

Y no hay que irse muy lejos para buscar un ejemplo claro, ya que muchos de los grandes títulos y las sagas infinitas consiguen en ese efecto con cada uno de sus personajes secundarios. Kingdom Hearts es un buen título para abordar este tema, ya que en cada mundo podemos ir acompañados de esos personajes característicos de Disney, además de tener como coprotagonistas a, ese pato estúpido y ese torpe perro que malgastan tu última poción para autocurarse cuando estás apunto de ser abatido.

¿Y qué me decís de los juegos de terror? Esos sustos que te llevas gracias al compañero que pasa de sala en sala como por arte de magia y aparece justo delante de ti aun habiendo cruzado la puerta con un paso por detrás. Silent Hill, esa saga que nos hace cogerle tanto cariño a nuestros NPC para luego verles morir de la forma más cruel que os podáis imaginar. Técnica que está muy bien utilizada para que el jugador se meta de lleno en la historia, pero que termina por desquiciarnos en muchas ocasiones. Ellie en The last of Us por su parte, siempre se tira hacía los enemigos, aun cuando el pobre Joel está intentando pillar a alguien por detrás en modo sigilo. Pero le da un toque de acción y diversión a la historia.

No sé si conocéis este título de Ps2 pero Rule of Rose es en mi opinión el mejor juego con NPC que pueda existir. Tu compañero es un perro labrador llamado Brown. Si, como leéis, un perro. Desde el principio de la historia te acompaña y te ayuda a buscar todo tipo de provisiones con su olfato supersónico, e incluso muerde a los enemigos para que no se acerquen a ti. (ATENCIÓN SPOILER) ¿Todo esto para qué? Pues os lo diré, el perro es el causante de toda la historia, es el auténtico protagonista que lleva a nuestra querida Jessica al delirio. El introducir NPC para el tipo de historias de miedo puede conseguir un efecto absorbente, haciendo que te centres en ese personaje que te acompaña y que te olvides de todo lo demás para que luego puedas llevarte el gran susto.

En conclusión, me parece un buen recurso que hace la historia más entretenida, aunque a veces puede llegar a ser desesperante. Además creo que el hecho de tener un acompañante puede rebajar la dificultad del juego con el fin de que disfrutes al 100% de la historia.

 

 DJCloud, Redacción.

Bajo mi punto de vista los compañeros de viaje en los videojuegos son necesarios pero siempre y cuando se haga bien. No hay cosa que me dé más coraje que un npc que, cual muro de hormigón, me impide el movimiento y hace que los enemigos me maten o simplemente entorpece mi camino.

Los compañeros de viaje pueden ofrecer no solo apoyo táctico en el combate (como distracción o marcando enemigos por ejemplo), sino que también pueden hacer al personaje principal evolucionar a lo largo de la historia. Este segundo punto creo que es el más importante a la hora de tener un compañero que camine a tu lado durante todo tu periplo, la evolución de ambos viviendo experiencias juntos y sobretodo la fuerza que gana el vínculo que forman ambos hacen que la experiencia de juego sea más real, más tangible y empiezas a sentir mucha más empatía hacia los personajes.

En temas de gameplay como bien expongo antes, creo que los compañeros deben ser un apoyo y no un estorbo. Cada vez que un compañero me fastidia por tener cero inteligencia artificial o, hablando vulgarmente, por “estar gordos” (por tener la hitbox mal estructurada) me dejan atascado entre una pared y ellos, hace que me saque completamente de la acción y la historia impidiéndome disfrutar al 100% de la experiencia del videojuego que tengo entre manos.

En conclusión, creo que si se hace bien el tener compañeros puede mejorar la experiencia de juego muchísimo porque ofrece mecánicas nuevas y mejora, en la mayoría de los casos, la historia que viven los protagonistas.

 

  Drako1909, Redacción.

La verdad es que durante mucho tiempo se ha debatido si los acompañantes de los videojuegos son necesarios, ya que hay veces que lo único que hacen es molestar a los jugadores. En mi opinión estos son muy necesarios por que hay jugadores que necesitan ayuda para pasarse el juego y la mayoría de los compañeros suelen dar consejos para pasarse la fase de turno, como Navi en The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Después están los compañeros de historia que esos si que deberían ser eliminados en algunas ocasiones si no tienen peso para la historia como algunos acompañantes de las sagas Call of Duty o Assassins Creed.

 

 Txustra, Redacción.
El asunto de los “personajes acompañantes” en los videojuegos es un tema que me causa sentimientos enfrentados. Me explico. Si bien es cierto que nunca está de más tener un buen acompañante que te sirva de ayuda y te facilite ciertas tareas en determinados momentos, también es cierto que, a veces, estos compañeros pueden requerir demasiada atención por tu parte, teniendo que mantener al jugador pendiente de todos sus actos para “salvarle el culo” si se descuida o motiva demasiado.

 

Ahora mismo se me vienen casos como, por ejemplo, Resident Evil 4, que si bien durante más de la mitad del juego no te acompaña nadie, las situaciones en las que tienes que estar pendiente de que no se lleven a Ashley pueden suponer un extra de desesperación en el jugador que bien podría ser innecesaria. Luego tenemos juegos como ICO o The Last Guardian que, debido a su tosco manejo y jugabilidad, requiere que nuestras acciones sean lo más precisas posibles para de nuevo evitar males mayores, creando una vez más esa sensacion de angustia o desesperación. Por último, nos encontramos con casos como el del The Last of Us, donde el compañerismo es altamente decente y evita que nos preocupemos en exceso, ya que son personajes que pueden valerse por sí solos (o, al menos, eso parece). Como podéis ver, no conozco muchos juegos en los que tener compañeros sea algo obligatorio, pues seguro que hay muchísimos más, pero esto es lo que me lleva a lo que yo considero un problema.

Este “problema” es que los desarrolladores son conscientes de la facilidad con la que estos casos crean en el jugador afecto y cariño, a la par que un fortísimo vínculo con estos compañeros, mientras se desarrolla la historia. Este vínculo va “in crescendo” a medida que avanzamos, por lo que lo considero como un método demasiado fácil para sensibilizar al jugador por todo lo que implica que alguien nos acompañe durante toda una aventura, y vayamos temiendo un final u otro dependiendo de las situaciones dadas, asustar al jugador, ponerlo en vilo, crear incertidumbre, temer por su vida, preocuparnos en exceso… En general, una facilidad asombrosa para jugar con nuestras emociones y hacer así historias más impactantes a costa de ello. Y eso, lamentablemente, no me gusta nada. No me gusta nada porque lo considero un recurso fácil y ruin para impactar al jugador.

 

Y hasta aquí el Nuestro Equipo Opina de hoy. Parece que la mayoría coinciden con lo mismo: Compañeros si, pero que sirvan de ayuda y no que sean un estorbo. ¿Vosotros qué opináis? ¡Dejadnos vuestra opinión en los comentarios!

Susanapz

Susanapz Autor

Soy de las que nacieron con una PSX bajo el brazo hace 21 años, hermana de Crash Bandicoot y elegida por la Keyblade. De día, junto a mi guardián Auron, intento salvar Spira y de noche soy una assassin en busca de la libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *